Menu

LCD Soundsystem © Rosario López

Primavera Sound 2016 Jueves

02/06/2016, Fòrum, Barcelona

 

Textos Javier Burgueño, Albert FernándezHalf NelsonRosario LópezVictor Cañameras y Marc Ferreiro.

Fotos Rosario López y Ferran Martínez

 

TODD TERJE

Se me ocurren pocas maneras de empezar mejor musicalmente un festival que Todd Terje. El noruego con su house-disco reposado 100% friendly se antojaba perfecto a esa calurosa hora bajo la súper-publicitada carpa del espacio “Beach Club” y el público lo demostró llenando el espacio hasta los topes. Como era de esperar se dedicó a presentar varias de las novedades que nos tiene preparadas para este verano como ese Ep de versiones del que sonó, por ejemplo, ese “Baby Do You Wanna Bump” de Boney M o esa readaptación de un clásico oscuro de la música de su país como es el “Dra te Hælvete”, en detrimento de un “It’s album time” del que sonaron únicamente un par de edits, “Inspector Norse” mediante, terminando para gozo del público con su ya clásico remix de “Are you ready for love” de Elton John. La próxima vez que sea con la familia, Todd. VC

7,6

 

Alberto Montero © Rosario López

 

ALBERTO MONTERO

Fue un placer ver de nuevo al valenciano Alberto Montero, esta vez con banda completa para desplegar aún mejor las canciones del precioso “Arco Mediterráneo” (B-Core, 2015) (y también alguna antigua como “En la ciudad de la luz”), un cancionero que sabe combinar intimidad con un cierta expansión psicodélica y unas melodías prodigiosas. Las canciones de Montero con habituales parones y cambios de ritmo, despistaron un poco al público, que sin embargo acabó celebrando el despliegue melódico y la frescura y también los chistes, como presentar “Madera Muerta” como una versión del “Smooth Operator” con la que guarda alguna ligera semejanza melódica. HN

8,2

 

Algiers © Rosario López

 

MUERAN HUMANOS

La música del dúo argentino afincado en Berlín se aviene más con un club mal iluminado y lleno de humo que con un escenario como el Primavera a pleno sol a las cinco y media de la tarde. Con solo un par de sintetizadores analógicos y una guitarra su post-punk seco y farragoso deviene tensión y mal rollo hasta el punto que se podrían mascar, del tipo que veríamos más tarde en las proyecciones que acompañaban a John Carpenter, especialmente en temas como “Un lugar ideal” o “El círculo”. Igual me dirán que fue un espejismo, pero diría que durante su actuación la oscuridad se cernió por momentos sobre el escenario Primavera. JB

7

 

Cass McCombs © Rosario López

 

CASS MCCOMBS

Es un auténtico gozo que el californiano Cass McCombs se haya convertido en un habitual de nuestros escenarios. Sin aportar grandes novedades en relación a sus últimos pases, la solidez de su cancionero le ha convertido en una apuesta segura para los programadores y en un placer para los aficionados. Pese al calor reinante y a un sonido algo frágil, su folk-rock de aires country y melodías infalibles nos brindó unos minutos de paz en medio del bullicio generalizado. Porque “Big Wheel”“Name Written In Water”“Love Thine Enemy” o la ya mítica “Dream Come True Girl” fueron revisitadas con elegante parsimonia, añadiendo giros y solos que parecían trasladarnos al caluroso Sur de los Estados Unidos. Extrañamente, apenas tocó un par de canciones del inminente (12 de agosto) “Mangy Love” su debut en el sello ANTI, de las que destacó el primer single, la jazzística “Opposite House”. HN

8,5

 

Car Seat Headrest © Rosario López

 

CAR SEAT HEADREST

Apunten el nombre de este Will Toledo porque con sus Car Seat Headrest a buen seguro lo veremos varias veces copando los lugares altos de carteles de todo el país en años venideros. Con su desacomplejada estética nerd y sus más de diez trabajos publicados únicamente en formato digital al norteamericano se la ve curtido en mil batallas y lo demuestra sin reparos empezando en solitario con un tema de diez minutos, al que se acoplaría el resto de la formación en su parte acelerada, como cuando empieza los primeros acordes de su hit “Drunk Drivers/Killer Whales” sosteniendo el tema a base de estudiados golpes al mástil de su guitarra como cualquier estrella del noise noventero haría. Habida cuenta de la duración habitual de sus canciones en apenas una hora apenas cupieron media docena de temas ejecutados con brío y entusiasmo de ese próximo y excelente “Teens of Denial”, dejando espacio también para un algún que otro rescate de su etapa de autoedición, e incluyendo un innecesario y extenso fragmento de “Paranoid Android” de Radiohead en la final “Vincent”. VC

7,8

 

Beak> © Rosario López

 

BEAK>

La unión de la modestia, el conocimiento y la inexistencia de presión produce monstruos; y si no que se lo pregunten a Billy Fuller y Geoff Barrow con su proyecto “paralelo” Beak>.  Krautrock en vena sin concesión alguna, músculo brutal y motorik a tope en temas como “Wulfstan II” o la más ¿bailable? “Yatton”.  De Can a Faust pasando por Tangerine Dream o Bauhaus, un paseo que nos lleva desde UK al corazón de Alemania a través de las entrañas de la música cósmica y la vanguardia. Aparte de realizar un gran concierto Barrow tuvo tiempo de darnos algunos consejos, así que háganle caso y vivan desenfrenadamente del festival (y ya de paso, bueno, disfruten de Radiohead). JB

8

 

Kamasi Washington © Ferran Martínez

 

KAMASI WASHINGTON

­Se esperaba mucho de la actuación de Kamasi Washington en el Auditori. Tras el monumental “The Epic”, un triple vinilo que abre la discografía a su nombre y que es una reinterpretación del legado del gran John Coltrane, no sólo en la estética sino también en la ética de su propuesta, el Auditori se antojaba como el entorno ideal para degustar ese jazz tremendamente humano y ver cómo Kamasi y sus secuaces lo propulsaban hacia el futuro.

Para resumir lo que vimos en el escenario más elitista del Forum, la plasmación de “The Epic” adoleció de una falta de cohesión interna y de concreción que, sin embargo, sí caracterizaban el disco. En formato inicial de septeto, con dos baterías, contrabajista, teclista, trombón, saxo, vocalista y con la ocasional presencia de su padre, también al saxo, Kamasi y su banda quisieron tocar demasiados palos en la hora que la organización les había reservado. Hubo tiempo para la relectura funk de “Final Thought” que hizo vibrar al numeroso público, o de emotivas interpretaciones, como la de “Malcom’s Theme”, en recuerdo de Malcom X, que cerró la actuación. Fueron destellos de genialidad dentro de un gran concierto. El único problema es que la propuesta de Kamasi Washington no puede quedarse en un notable alto, tiene que aspirar a la excelencia. MF

8

 

Destroyer © Rosario López

 

DESTROYER

El de Destroyer ha de ser, muy posiblemente, uno de los mejores conciertos de esta edición. Dan Bejar vino acompañado de una banda numerosísima y en ningún momento abandonó su eterna (y algo cansina) cara de alienado que pasaba por allí. Ese desapego bastante artificioso contrastó con la solvencia de la banda y con el propio compromiso vocal de Bejar, que se sabe en la cumbre de sus poderes. De no ser así, no se arriesgaría a iniciar el concierto con una de sus piezas icónicas (“Chinatown”) y bordarla. A partir de ahí, todo fue a mejor con un repaso completísimo a “Poison Season” (Merge, 2015), un disco que creo que está pasando injustamente desapercibido lleno de canciones mágicas, con la arrebatadora “Times Square” al frente. En todo caso, la soberbia prestación de Destroyer en este concierto, ayudado por la coincidencia con la puesta de sol y con mención especial a los arreglos de viento, siempre vitales en las canciones de Bejar, debería convencer a aquellos que todavía alberguen dudas. HN

9,5

 

JESSY LANZA 

La teníamos más que presente en nuestros planes, puesto que el miércoles no habíamos podido acudir adorarla a la sala Barts. Y, con todo, Jessy Lanza nos cogió desprevenidos de camino a un trago. Desde el diminuto escenario del Ray Ban Umplugged, en plena plaza central del Primavera Sound comenzaron a aflorar las notas de "Fuck diamond" y "Kathy Lee", y entre encuentros y saludos, la canadiense comenzó a obrar su magia. Con un talento que sobrepasa en mucho la media, la artista comenzó a lanzar sus hipnóticos halos de pop electrónico hasta congregar una pequeña multitud de bailarines cuyas cabezas hacían imposible distinguir a la cantante volcada sobre sus sintetizadores. Mientras desfilaron las gemas de su reciente "Oh no" (Hyperdub, 16) y "Pull my hair back" (Hyperdub, 13), se formó una pequeña comunidad embriagada con sus destellos rítmicos, ajena a lo que pasaba más allá de aquel pequeño lugar. Su voz brilló por encima de su arquitectura rítmica hasta alcanzar un clímax glorioso en "Keep moving". Con el último aliento de la última canción, Lanza saltó apresurada del escenario, saludó con una palma al técnico de sonido y atravesó asfixiada la marabunta hasta salir del diminuto escenario, para dar media vuelta y caminar Fòrum arriba, solitaria y pensativa, mientras el personal a su espalda, todavía extasiado, la miraba alejarse con aflicción. AF

8.7

 

PROTOMARTYR

Lo de Protomartyr tuvo tanto de protocolario como de poderoso y sin concesiones. La banda liderada por la imponente voz de Joe Casey se plantó sobre el escenario Pitchfork a la hora en que Tame Impala polarizaba la concurrencia del festival, y sin adornos ni apenas pausas o saludos, comenzó a destilar su avalancha de punteos de guitarra, líneas de graves y cabalgadas de batería. El repertorio de los de Detroit combinó los pasajes más rudos y los ganchos más reconocibles de "Under color of official right" (Hardly Art, 14) con los de "The agent intellect" (Hardly Art, 15), apostando por un sonido al tiempo áspero y nítido. En ocasiones sedimentó la idea de que las versiones en vivo de sus canciones ganaban en velocidad y dureza, mientras el escenario sumía a los integrantes en una oscuridad magnánima, cortada por las trayectorias nerviosas y simétricas de los focos. Si algo quedó claro desde el principio, fue que los hits más reconocibles iban a hacerse de rogar, pero con todo, el camino sonidos con aliento punk y gótico que llevó a "Scum, Rise!" y "Come and see" fue absolutamente impoluto y disfrutable. AF 

8

 

JOHN CARPENTER

A priori, la presencia del director y compositor John Carpenter parecía una oportunidad para homenajearle personalmente y agradecerle su amplia contribución artística, más que un concierto al uso. Además, corrían rumores sobre su mala salud y todo parecía apuntar a una despedida. A la vista de la vitalidad y energía de Carpenter (68 años) sobre el escenario, el supuesto homenaje se convirtió en una gloriosa celebración de su música y su cine (al fondo del escenario se proyectaban imágenes con los mejore momentos de las de las diferentes películas rememoradas) y el concierto, desde un punto de vista estrictamente musical, en uno de los mejores del festival. Secundado por una banda bastante joven, Carpenter se parapetó tras sus gafas de sol y sus teclados (que no tocó demasiado) y dirigió a la banda y al público con vigor y sentido del humor y del espectáculo repasando prácticamente toda su filmografía, que salpicó con anécdotas y comentarios. No faltó ni una de sus efectivas bandas sonoras: desde los míticos temas de “Escape from NY” (1981) y “Assault on Precinct 13” (1976) hasta el cierre apoteósico con “Christine attacks (Plymouth Fury)” de “Christine” (1983), pasando por los gloriosos temas de “Halloween” (1978) y “The Thing” (1982) (de Ennio Morricone). Todos caracterizados por gruesas capas de sintetizadores y el violento uso del bajo y la tensión, mientras que en la pantalla se sucedían los asesinatos, los desgarramientos, las explosiones y los bocados en una orgía gore que complacía al satisfecho Carpenter y a todos los que le jaleábamos. Creo que, afortunadamente, volveremos a vernos las caras muy pronto. HN

9

 

LCD SOUNDSYSTEM

Pese a un sonido flojo (aunque claro) y la manifiesta incomodidad que conllevan estos escenarios tan masivos sólo es posible hablar de triunfo en toda regla en el retorno de James Murphy y sus LCD Soundsystem a la vida después de cinco años de parón. Lo cierto es que apenas parecía que habían pasado unas pocas semanas después de la gigantesca fiesta de despedida que supuso el concierto en el Madison Square Garden el 2 de abril de 2011. La banda estaba igual (o incluso más) de cohesionada que en aquel momento, los cerebros conectados, las manos agiles, el repertorio intachable. Exactamente el mismo que en el concierto secreto del BARTS apenas dos días antes (al menos en eso ha habido equidad): desde “Us v. Them” hasta la épica “All My Friends”, pasando por brillantísimas tomas de “Daft Punk is Playing at my House” y la imponente “Losing My Edge”; una catarata de hits, casi dos horas de concierto milimétrico, sin fallos, con el regalo que supone volver a ver a uno de los mejores grupos en directo porque no está formado a imagen y semejanza y servicio de un líder (que también), sino porque está embutido por las diferentes personalidades de sus componentes, especialmente por el trabajo electrónico de Gavin Russom y Nancy Whang que dan cobertura a la limitada capacidad vocal de Murphy. Parece que habrá nuevo disco a lo largo de 2016, así que es bastante probable que vuelvan una vez más. Aquí les estaremos esperando. HN

9,5

 

Battles © Rosario López

 

BATTLES

A los amplificadores de Battles les tiene que pasar algo semejante a los de Spinal Tab y deben tener la precisión puesta en el nivel once y de ahí no hay quien los saque. Del math-rock de sus inicios hasta el infinito de la experimentación quirúrgica y más allá, ese es el camino emprendido por el trío tanto en disco como en directo, tirando de escalpelo Ian Williams y Dave Konopka diseccionan riffs y beats y los vuelve a reconstruir alrededor del esqueleto rítmico que crea John Stanier. Precisión, placer y experimentación en un solo pack. Y sí, sonó “Ice Cream”. JB

8

 

Daughter © Rosario López

 

 

 

Empress Of © Rosario López

 

Fasenuova © Rosario López

 

Tame Impala © Rosario López

 

Julien Baker © Rosario López

 

The Oh Sees © Rosario López

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com