Menu

Venetian Snares en Barcelona

13/04/2016, Razzmatazz 2, Barcelona

7

 

Texto Marc Ferreiro

Fotos Ferran Martínez

 

Las dos caras de la moneda ayer en la sala 2 de Razzmatazz. La cara, Raül Peix, conocido como RALP, que ejercía de telonero y encendió a los asistentes con un set altamente percusivo, magmático, y con unas visuales en blanco y negro que se ajustaban como un guante a los ritmos cada vez más espasmódicos que lanzaba desde sus equipos. A su izquierda, un modular al que se agarraba con ambas manos para manipular las frecuencias y forzar nuestros tímpanos con precisión de bisturí.

 

 

La cruz vino con Venetian Snares. El canadiense se presentó con una propuesta sin concesiones, abstracta, alejada de algunos de los ritmos breakbeats a que nos tiene acostumbrados. Envuelto en visuales 3D que reproducían círculos tubulares en movimiento (repartieron gafas bicolor, a la manera de Kraftwerk), Aaron Funk, el hombre tras el apodo, parecía el capitán de una nave a la que conducía por rutas desconocidas, despreciando las hojas de navegación y ajeno a las deserciones que la exigencia de su propuesta deparó entre un público que esperaba ritmo y diversión y se encontró con parajes no excesivamente distantes de las propuestas de Tim Hecker.  

 

 

Y esto nos lleva a la reflexión sobre si el binomio electrónica-baile es indisoluble, si el género tiene que permanecer atado a ritmos para la satisfacción inmediata, si la aspiración de ofrecer propuestas un poco más elaboradas sólo pueden tener cabida en ciclos, como el DNIT, celebrados en entornos que ya ofrecen esa imagen de propuesta artística que aspira a algo más que a hacer mover los pies.       

 

 

 

 

Marc Ferreiro

Proveniente del extrarradio de Barcelona, Marc Ferreiro siempre ha querido dinamitar las limitaciones culturales y del entorno. Apasionado por la música, el cine, la narrativa, el teatro y, en definitiva, cualquier manifestación creativa, considera el periodismo como una forma de compartir experiencias. Tras formar parte de publicaciones pioneras como aB (anteriormente, aBarna), ha seguido colaborando en numerosas revistas y webs culturales. Actualmente prepara un libro que recopile sus entrevistas.