Menu

Standstill Rosario López

Standstill, último concierto

02/10/15, Apolo, Barcelona

9,2

 

Texto y Fotos Rosario López

 

“Standstill se separan”. La noticia la conocimos hace ya unos meses, pero no fue hasta el jueves pasado, en el primer concierto de despedida, cuando nos dimos cuenta del verdadero alcance de esta afirmación. La Sala Apolo estaba a rebosar, allí estábamos todos: los que les seguíamos desde su “vida anterior”, la de desgañitarse coreando su post-hardcore en inglés, los que les descubrieron con el cambio de idioma y estilístico, y los que cayeron en sus brazos con el gran tirón de “Vivalaguerra” y “Adelante, Bonaparte”.

 

Standstill Rosario López

 

Con la solemnidad inicial de las grandes ocasiones y unos nervios más que justificados, Standstill supieron estar a la altura: nos regalaron una de sus interpretaciones más sentidas hasta la fecha, con un setlist generoso y lleno de guiños, sorpresas y bises en el que repasaron a conciencia sus casi 20 años de carrera en apenas dos horas.  Y como era inevitable, las lágrimas acabaron por escaparse a ambos lados del borde del escenario, igual que los silencios llenos de significado al oír por última vez ciertas letras que se revelaban de pronto premonitarias “¿Salimos o no? ¿Seguimos o no?", “Canción sin fin”, “Que nunca acabe el día”, “¿Y ahora qué se supone que hemos de hacer?”.

 

 

Si se suele decir que hay que dejarlo cuando uno está en lo más alto, a juzgar por la emoción que nos llevó por delante a todos el jueves, Standstill lo han conseguido. A partir de ahora habrá que hacerse a la idea de que no volveremos a vivir noches como esta y refugiarnos en esas canciones cálidas y personales en las que te quedarías a vivir. Hasta siempre.

 

Standstill Rosario López

Rosario López

Autodidacta, su pasión por la música y la fotografía desde que tiene uso de razón ha desembocado en su especialización como fotógrafa de conciertos. Lleva desde 2008 inmortalizando momentos decisivos desde el foso para publicaciones online como Alterna2, Binaural, o Flashes And Sounds, así como para revistas musicales internacionales. Ha sido fotógrafa oficial del festival BAM y también escribe crónicas y fotografía shows de burlesque. Cree en las fotos que se pueden escuchar.