Menu

Ferran-Palau

Ferran Palau al Petit Palau

16/04/15, Petit Palau, Barcelona

10

 

Anabel Vélez

Fotos Javier Burgueño

 

Hay discos que te atrapan desde la primera escucha, que se te meten dentro hasta las entrañas, que te conquistan, que hacen algo tan difícil como es emocionar. “Santa Ferida” lo consigue. El segundo disco en solitario de Ferran Palau, tras su excelente “L’Aigua del Rierol”, es un trabajo perfecto. Tanto que es fácil sumergirse en un bucle incansable de escuchas.

 

En su anterior gira sólo pude verlo en formato acústico junto a Jordi Matas, así que, el aliciente esta vez era mayor. La banda que lo acompañaba era de altura. Adriano Galante de Seward recuperando el bajo, su compañero de banda Jordi Matas a la guitarra (también es el productor del disco, trabajo maravilloso por cierto) y Joan Pons de El Petit de Cal Eril a la batería.

 

Desde el primer segundo, la atmósfera que se creó en el Petit Palau fue propicia para alcanzar la perfección. Y es que Ferran consigue con sus oscuras y lacerantes letras en contraste con sus delicadas canciones, con su voz tranquila, transmitir. Consigue atraparnos en una burbuja sonora de emociones a flor de piel, de sentimientos y por qué no decirlo, de grandeza. De ese tipo de grandeza que hacen los modestos, los humildes, los que simplemente hacen lo que les gusta y les hace felices. Y si además, de camino nos hace felices a los demás, como es el caso, mucho mejor.

 

Las canciones de “Santa Ferida” son de escucha lenta y pausada, en directo, se transforman, crecen, se agigantan como un corazón latiendo con fuerza. Estaba sentada en la parte alta de la gradería, viéndolos en la distancia mientras tocaban en la platea. Pequeños a la vista, al lado sus sombras gigantescas en la pared reflejaban la verdad de lo que estaba sonando. La verdad de unas canciones que llenaban la sala pequeña del Palau de la Música, que querían escaparse de allí porque se les quedaba pequeña. Por mucho que a Ferran “El Meu Lament” no le gustara como sonó y la repitiese, por mucho que estuviera resfriado y se notase con menos energía (apenas una semana antes lo operaban de un pie), nada de esto se notó. Lo que vimos fue algo grande. Con la fortuna además, de haber encontrado una banda en la que cada miembro aporta su granito de arena, de esos que sustentan montañas. Y que tocan a gusto juntos, se compenetran a la perfección.

 

Todo esto sólo tenéis una forma de comprobarlo: escuchando el disco y yendo a ver a Ferran Palau en directo. Lo demás, son palabras que se lleva el viento. 

 

Anabel Vélez

La música, el cine y los libros son sus tres grandes pasiones así que dirigió sus pasos como periodista hacia ese camino. Hace más de diez años que escribe, disfruta y vive la cultura. Por eso habrás leído sus artículos en revistas musicales como Ruta 66 y Ritmos del Mundo o cinematográficas como Cineasia. También la habrás escuchado en Ràdio Gramenet haciendo programas de cine y música en el pasado, ahora lo puedes hacer como colaboradora del programa musical El Click de Ràdio Montornès. Colabora habitualmente en páginas web como Sonicwave Magazine o Culturaca y siempre, siempre escucha música. 

Artículos relacionados (por etiqueta)