Menu

Royal-Blood

Royal Blood en Barcelona

31/03/2015, Apolo, Barcelona

5,5

 

Anabel Vélez

Fotos Rosario López

 

Tras un intento fallido por enfermedad, por fin Royal Blood llegaban a Barcelona y lo hacían con el cartel de entradas agotadas colgado. La sensación inglesa crea gran expectación y el público responde. Muchos éramos los que queríamos descubrir por qué ellos sí pero otras bandas no. ¿Qué es lo que tiene Royal Blood? ¿Qué es lo que inclina la balanza? ¿Sería esta la noche en la que lo descubriríamos?

 

Los ingleses venían acompañados de los jóvenes Bad Breeding de teloneros. Curiosa elección. Nada más alejado del sonido de Royal Blood que la banda que abrió la noche, con una actitud bastante punk descargaron durante a penas media hora. Jóvenes y sobradamente preparados, aún están un poco verdes pero apuntan maneras.

 

Acto seguido subían al escenario Mike Kerr y Ben Thatcher. Los recibía un Apolo hasta la bandera. La cola de público era de lo más diversa. Contrariamente a otros conciertos, la media de edad había bajado enteros. ¿De dónde sale toda esta gente joven? ¿por qué no van a otros conciertos? Pero cuando le molas a Dave Grohl y teloneas a Foo Fighters o Artic Monkeys tienes tu recompensa, y nosotros nuestra respuesta. Parece que Royal Blood han descubierto la gallina de los huevos de oro, como si nunca hubiéramos visto una banda formada únicamente por un bajo y un batería. Hay infinidad de bandas con sólo dos miembros y sin guitarra, muchas más a parte de The Black Keys o The White Stripes. ¿Qué tienen Royal Blood de especial? Nada. En directo les falta actitud, no tienen temas aunque sonaran varios de sus hits esa noche, sus canciones se parecen demasiado unas a otras y el concierto, aunque tuvo un buen comienzo y remontó hacia el final, resultó demasiado lineal. Fue uno de esos conciertos en los que pasas un buen rato pero no se convierten en algo memorable. ¿Dónde está esa sensación que arrasa allá por dónde va?

 

Tocaron apenas una hora y se marcharon dejando el escenario del Apolo cargado de un juego de luces que prácticamente no dejaba espacio para más, digno de un mini Sant Jordi. ¿Hacia falta? Supongo que de alguna manera quieren compensar que sólo son dos. No hace falta. Estás haciendo hard rock, para eso casi mejor usar guitarras. Una lástima, prometía más. 

 

Anabel Vélez

La música, el cine y los libros son sus tres grandes pasiones así que dirigió sus pasos como periodista hacia ese camino. Hace más de diez años que escribe, disfruta y vive la cultura. Por eso habrás leído sus artículos en revistas musicales como Ruta 66 y Ritmos del Mundo o cinematográficas como Cineasia. También la habrás escuchado en Ràdio Gramenet haciendo programas de cine y música en el pasado, ahora lo puedes hacer como colaboradora del programa musical El Click de Ràdio Montornès. Colabora habitualmente en páginas web como Sonicwave Magazine o Culturaca y siempre, siempre escucha música.