Menu

Paus

Paus + IEPI

19/02/14, Sidecar, Barcelona

8,8

 

Texto y fotos Rosario López

 

Cartel jugosísimo para los amantes de los sonidos rockeros instrumentales el que se nos presentaba la noche del miércoles en la Sala Sidecar. Dieron el pistoletazo de salida uno de los grupos más potentes del catálogo de Aloud Music, IEPI: el trío, procedente de Banyoles, volvía a tocar aquí tras su reciente gira por el Reino Unido. Su math-rock se muestra desafiante en directo, en ocasiones al borde de un caos incontrolable. Y es ahí donde reside precisamente su atractivo: en ese tira y afloja de frenéticos ritmos, de tensiones y fuerzas invisibles como las que se esconden tras piezas como “Veronica Torr”, que esta noche suena especialmente explosiva. En esta ocasión el setlist, salvo un par de excepciones, estuvo dominado por temas nuevos, que a primera escucha nos parecieron más experimentales y jazzies que el material de su disco de debut.

 

La sala presentaba ya una buena entrada cuando salieron a la palestra los portugueses Paus, que venían a presentar su última referencia “Clarão”, editado el año pasado. Todo en su propuesta es diferente y refrescante en directo, empezando por la manera en que disponen sus instrumentos sobre el escenario. La batería “siamesa” (con dos sets de timbales y platos y un solo bombo compartido por sus dos bateristas) gobierna la escena, en el centro, como corazón encargado de bombear la sangre a su máquina infalible de math-rock. Una vez más, su directo nos deja claro que los ritmos contagiosos, con toques africanos y tropicales, son quizá el rasgo más distintivo de su sonido, y junto a su sabio uso de la electrónica (los teclados y sintetizadores casi destierran, por una vez en el género, a la guitarra) hacen que resulte prácticamente imposible verles en acción sin echarse a bailar. A destacar el buen rollo reinante a pesar de los contratiempos logísticos puntuales que hubo con piezas de la batería: supieron hacer que el parón jugara a su favor, demostrando que a veces tener tablas es saber entretener con un improvisado reggae cantando las bondades del grupo telonero mientras acabas de asegurarte de que los platos de la batería no salen más volando. Joyitas como “Deixa-me Ser” y sobre todo, la final “Pelo Pulso”, volvieron locos al personal y nos hicieron volvernos a casa con la mejor de las sensaciones.  Así sí. 

 

Rosario López

Autodidacta, su pasión por la música y la fotografía desde que tiene uso de razón ha desembocado en su especialización como fotógrafa de conciertos. Lleva desde 2008 inmortalizando momentos decisivos desde el foso para publicaciones online como Alterna2, Binaural, o Flashes And Sounds, así como para revistas musicales internacionales. Ha sido fotógrafa oficial del festival BAM y también escribe crónicas y fotografía shows de burlesque. Cree en las fotos que se pueden escuchar.