Menu

Mutek-01

Mutek – Nitsa Nocturne

07-08/03/2014, Nitsa, Barcelona

 

Half Nelson

Fotos Organización

 

Viernes, 7 de marzo

Noches como esta son las que consolidan a un festival entre los mejores del mundo: incluso cuando los artistas no están tan acertados como su fama promete el nivel sigue siendo alto y los aficionados abandonan la sala exhaustos pero satisfechos. El experimento de Deadbeat + Tikiman no acabó de cuajar, en primer lugar por un sonido demasiado saturado en el micro del mítico MC jamaicano y también porque los temas de “The infinity dub sessions” (BLKRTZ, 2014) no pueden compararse con los de Rhythm & Sound. Lo de Deadbeat (el canadiense Scott Monteith, un habitual del Mutek) por la carrera de Von Oswald y Ernestus sólo puede calificarse como obsesión y el hecho de grabar precisamente con Paul St. Hilaire (verdadero nombre de Tikiman) no hace más que confirmarlo. En todo caso, en directo los mejores momentos fueron los temas con ritmos quebrados, no tanto los que remitían directamente al techno-dub iniciático del dúo alemán. 6,5

 

Tras un abrupto final –no quedó claro si fue avería o corte por parte del regidor al haber excedido su tiempo– Andy Stott tomó el control. El de Manchester se enfrentó al clásico dilema del productor electrónico: ser fiel a sus últimos trabajos (recordemos el magistral “Luxury problems”, Modern Love, 2012) o dejarse llevar por la hora y el lugar (las tres de la mañana de un club del renombre del Nitsa-Apolo). Optó por un camino intermedio que no me convenció. Tomó algunas bases del citado disco (mantuvo la de “Lost and found” durante unos diez minutos que se nos hicieron eternos), las aceleró y eliminó los pasajes vocales de Alison Skidmore para ofrecer una versión insulsa de su propia música a la que, ya totalmente perdido, añadió dos latigazos de hardcore rave (en la línea del tema “Up the box” en “Luxury…”) que animaron la pista, pero aniquilaron cualquier atisbo de coherencia. 6,1

 

mutek-02

 

Menos mal que Marcel Dettmann lleva la coherencia en el ADN. Le costó apenas dos tracks hacerse con la pista pinchando vinilos y CDs con pasmosa tranquilidad y exactitud (daba gloria verle cuadrar el tema en apenas unos segundos) mientras se servía copas de cava. Recetó el Berghain techno que todo el mundo esperaba y sin desviarse ni un ápice de su propuesta fue incrementando el ritmo y la intensidad (con algún que otro chorretón ácido) hasta volver loca a toda la platea acabando con su propia remezcla del “Bad kingdom” de Moderat. Un fiera. 9,5

 

Sábado, 8 de marzo

 

Las palabras se quedan cortas para describir lo que tuvimos la oportunidad de vivir la noche del 8 de marzo en la sala grande del Apolo. Desde una Laurel Halo sencillamente imperial hasta un redimido Scratcha DVA pocas veces habíamos tenido la oportunidad de asistir a tres pases tan profundos, intensos, diversos y, al mismo, tiempo divertidos, euforizantes y coherentes con el espíritu de la música electrónica como eterna persecución de la vanguardia. Así, la celebración en el ámbito del Festival Mutek del 10º aniversario del sello británico Hyperdub se saldó con un éxito sin paliativos.

 

mutek-03

 

Tras Headbirds, Laurel Halo presentó los temas de su último trabajo para Hyperdub “Chance of rain” (2013) y, a diferencia de Andy Stott la noche anterior, lo hizo sin concesiones, sin miedo a la platea ni a su propia obra. Tan concentrada que, al inicio no fue consciente del exceso de volumen de su master, al escucharse a si misma a través de la pre-escucha. Las diferentes capas, los ritmos quebradizos y los decaídos estados de ánimo de “Chance of rain” se sucedieron sin atender a las peticiones de bombo que le llegaban de las primeras filas: Halo se mantuvo fría, distante, autista, pero absolutamente relajada y gozando del momento. Impresionante. 9,2

 

mutek-04

 

Tras ella, Kode 9 puso la guinda. Después de hermanarlo con el 2step, Steve Goodman dio toda una lección de cómo se pincha dubstep: jugó con el drop y con todos los presentes, incorporó samples de funk y soul (tremendo el “Put it on the line” de Lyn Collins), repasó clásicos del sello (sin pinchar Burial en ningún momento, ¿qué habría pasado si hubiera parado la sesión para pinchar “Archangel” o “Etched Headplate”?) y fue rizando el rizo para acercarse al juke y dejar que Scratcha DVA nos diera la estocada definitiva a base de hip hop y footwork. Me dicen que Scratcha cerró con ¡¡¡¡¡¡“Strings of Life”!!!!!!, pero para entonces yo ya estaba en el metro, escuchando “In McDonalds”. 9,1

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com