Menu

MAZONI-33920025-Blisstopic-jordi-vidal

MAZONI

21/02/2014 Palau de la Música Catalana, Barcelona

 

7,3

 

Lidia Noguerol

Fotos Jordi Vidal

 

Lo que más le costó a Mazoni el día del estreno de “Sacrifiqueu la princesa”, fue atarse el teclado en bandolera. El resto, aunque fuera el primer concierto de la gira, le salió bien y dejó claro que las siguientes actuaciones van a ir a más. Sobre el escenario le acompañaron Aleix Bou a la batería electrónica, Miquel Sospedra al bajo y Guillermo Martorell a la guitarra y a los teclados. Además de los instrumentos ya citados todos tocaron otros cachivaches electrónicos. Jaume Pla alternó el teclado con la guitarra acústica.

 

Mazoni empezó el bolo por el final de su nuevo disco, que tocó entero: Abrió con la hipnótica y lisérgica “Som la carretera” a la que siguió “Bosc cremat” y “Com he arribat aquí”, que en versión electrónica acabó siendo más onírica que la original. Otras canciones que Mazoni tocó de sus discos anteriores fueron “Caputxeta” y “Euforia”, donde destacó el bajo de Sospedra, especialmente en la segunda. También tocó “Tots Sants”, que fue la que quedó más floja en el nuevo formato. Estas canciones, junto con “Biologia” y el “Crit II”, sacaron al público del trance imbuido por las tres primeras canciones gracias a su pegada rockera, que no se ha perdido con el cambio a la electrónica. “Últim dia” acabó sumida en una nebulosa de electricidad. Lástima que le subieron demasiado la voz a Mazoni. Fueron pequeños detalles como el volumen de las voces –las segundas casi no se oían- , y algunas reverberaciones, los únicos peros que se le pueden hacer a un concierto que para la ocasión tenía técnico de luces y todo.

 

También hubo momentos para la experimentación y el ruido, con la fusión de “El crit” con “Cromosoma kamikaze”. En esta canción Guillermo Martorell tocó la guitarra con una batidora manual. Mazoni alternó las canciones más rockeras de su repertorio con las más pop y además también tocó por primera vez en directo, las canciones folk “Purgatori” y “Magranes Molt”, del Ep del mismo título. Las hizó él solo acompañado de la guitarra acústica y una pandereta, muy cerca del público y con los miembros de la banda sentados en la primera fila. Cerró el concierto con la pegadiza “La promesa”.

 

Cayeron dos bises, la acústica “Per primer cop” y después de ciertos problemas técnicos, que Jaume Pla supo sortear con humor y oficio, una versión electrónica de “No tinc temps” que más que quilla, sonó retro-futurista y pusó en pie a todo el público de la sala. En directo, Mazoni no decepciona y la gente lo sabe. Por algo estaban todas las entradas de sus cuatro primeros conciertos agotadas. 

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.