Menu
navegantesdeltiempo1  

Navegantes del tiempo

Sjón

Nórdica

6,9

152 págs.

16,50 €.

David Aliaga

 

Cuando abro un libro de un autor que ha encabezado un movimiento poético neo-surrealista no espero encontrarme una prosa que tenga más de novela del XIX que de escritura automática. Pero así sucede con “Navegantes del tiempo” del islandés Sjón. Pese a haber compuesto canciones para autores a menudo tan poco accesibles como Björk o el cineasta Lars von Trier, y pese a sus inicios como poeta surrealista, la obra traída al español por Nórdica se lee y se comprende sin dificultades, al menos en su estrato más superficial.

 

La premisa que da lugar a la acción tampoco podría considerarse surrealista, aunque sí bastante pintoresca. El narrador es un hombre nórdico convencido de la superioridad racial de los escandinavos, fundamentada en un mayor consumo de pescado que en el resto del mundo. Esa defensa a ultranza del consumo de pescado en una revista que autoedita le valdrá una invitación a navegar a bordo de un buque mercante trasunto del Argo, en que navegaron los míticos Jasón y Céseo. He de admitir que, así escrito, pueda llegar a sonar gracioso, pero quizá no justifique leer las 140 páginas que siguen.

 

Con todo, desde el arranque, el estilo moderado de Sjón y su capacidad para convertir al narrador en un personaje carismático –ridículo cuando pretende ser solemne, capaz de hacer pasar lo terrorífico por cómico– invitan a no abandonar la lectura. Así, “Navegantes del tiempo” arranca con una forma narrativa convencional, formal, un argumento en el que se mezclan un viejo racista nórdico que rinde culto al pescado, el mito de los argonautas y la duda de si el autor va a saber conducir el texto con acierto entre lo cómico y lo épico.

 

navegantesdeltiempo2

 

Lo cierto es que, a mi juicio, el experimento sale regular. La destreza narrativa de Sjón es excelente y viste algunas de las carencias compositivas de la novela. Las transiciones de los camarotes del buque a las peripecias de los argonautas resultan a veces algo aleatorias y dificultan, pese a la homogeneidad del escenario marítimo y la fluidez del texto, terminar de entrar en el universo de una obra que se mueve del tiempo contemporáneo al de la épica griega.

 

Las escenas contemporáneas, narradas por el pescadófilo nórdico, sin embargo, son divertidas y exhiben un gran manejo de la ironía, que se contrapone a la tibieza que a menudo impregna la narración alternativa de Céseo, que por momentos parece no llevar a ninguna parte. Pronto, por su forma de actuar, de pensar y de expresarse, el personaje se me convirtió en una suerte de Ignatius Reilly (“La conjura de los necios”) a la escandinava. Es decir, más educado y discreto, pero igual de firme en sus peregrinas convicciones y arrogante en su visión del mundo. Un Quijote de la desfachatez. La construcción de este personaje quizá sea, considerando el buen pulso y la calidad narrativa como una exigencia sine qua non para cualquier novelista, el mayor acierto de Sjón.

 

En definitiva, “Navegantes del tiempo” es una novela irregular que combina notables aciertos y discretas carencias y que, en consecuencia, se disfruta con distinta intensidad durante su lectura.

 

Comentarios
David Aliaga

David Aliaga es escritor y periodista especializado en literatura contemporánea. Ha publicado la novela breve Hielo (Paralelo Sur, 2014) y el libro de relatos "Inercia gris" (Base, 2013), algunos de cuyos cuentos han sido incluidos en las antologías "Cuentos engranados" (TransBooks, 2013) y "Madrid, Nebraska" (Bartleby, 2014). En su faceta académica destaca el ensayo "Los fantasmas de Dickens" (Base, 2012), un estudio sobre lo sobrenatural en la obra del inglés. Ha traducido al catalán a Dickens y Wilde. Es colaborador habitual de Quimera, Qué leer y Blisstopic.