Menu
almagardel1  

El alma de Gardel

Mario Levrero

DeBolsillo

8,2

128 págs.

9,95 €.

Milo J. Krmpotic’

 

Podría uno decir, sin faltar en absoluto a la verdad, que este libro cuenta un episodio más del enfrentamiento entre dos conciencias cósmicas y extraterrestres, una conquistadora de civilizaciones y benefactora la otra, capaz de transformar sus ansias de redención interplanetaria en algunas de las más notables interpretaciones que la historia del tango haya conocido.

 

Podría uno afirmar, no obstante, y tampoco incurriría en mentira alguna, que este libro trata los recovecos de la memoria y las trampas de la imaginación; las dificultades, especialmente llegada cierta edad, para distinguir entre recuerdo y probabilidad y fantasía, simbolizado todo ello por un paraguas rojo de nebuloso origen y por una galería de interludios eróticos-festivos, acontecidos o no.

 

Como podría sostener uno también, de nuevo mostrándose del todo fiel a esa convención conocida como realidad, que este libro transita marcada pero no gratuitamente los caminos de la metaliteratura, esa manía escritora por retratar el acto mismo de escribir, espejo enfrentado a otro espejo que aquí multiplica hasta el infinito (pero no hasta la extenuación) las posibilidades narrativas de eso que hemos dado en llamar vida.

 

Con apenas 128 páginas de extensión y una tipografía de cuerpo generoso, presentada en España por la colección de bolsillo de Penguin Random House –y además tardíamente: es de 1996–, dueña de un McGuffin delirante, desarrollada en un contexto tirando a prosaico y devota de una temática que Levrero mismo exploró a lo grande en “La novela luminosa”, “El alma de Gardel” tiene todos los números para ser considerada, cuando menos a priori, una obra menor dentro de la bibliografía del escritor montevideano.

 

almagardel2

 

Y, sin embargo, a la que uno se moja algo más que el dedo gordo del pie derecho, cuando se adentra al otro lado del capítulo primero y se deja arrastrar por su juego de remolinos, por el encaje imposible del que comienzan a presumir sus piezas, tanto estructural como argumentalmente; una vez sucede todo eso el proceso de seducción se torna ya irreversible, “El alma de Gardel” prende y fascina, sorprende –especialmente– por la economía de medios que sustenta su representación mayúscula de la vida y el acto creativo que la mimetiza... ¿o acaso la está acompañando, quizá incluso la moldea?

 

“El alma de Gardel”, a fin de cuentas, no trasluce otra cosa que el alma literaria de Mario Levrero, a quien bien podríamos catalogar como “el Aira uruguayo” si no hubiera nacido nueve años antes que este, si no hubiera comenzado a publicar siete años antes que este, si no hubiera sacrificado la compulsión en aras de una mayor redondez en el acabado del común de sus obras. Pero la fama alcanzada de un tiempo a esta parte por el autor “Las noches de Flores” sigue invitando a considerarlo como referente, sí, tal y como podríamos hablar en términos de un David Lynch menos críptico o apuntar hacia la gran tradición europea del realismo fantástico, valga tan kafkiano oxímoron.

 

La extrañeza de lo cotidiano y lo cotidiano de la extrañeza, el mundo de la narrativa y la narrativa como mundo, los intersticios que revela el tapiz de lo común y corriente a poco que uno le busque las cosquillas a sus costuras, por más que lo haga desde los manuales de la novela de género... En todos esos apartados fue Levrero un maestro y, por ello, cabe seguir reivindicándolo, celebrándolo; por encima de todo, leyéndolo y disfrutándolo: raro será que algún día lleguemos a quedar mano a mano.

 

Comentarios
Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com

Artículos relacionados (por etiqueta)