Menu

revenants-resurrection-1

 

Les Revenants vs. Resurrection

Pero… ¿tú no estabas muerto?

 

Sandra S. Lopera

 

Hay (no) vida más allá de “The Walking Dead”. Y es que, en los últimos años, el tema de los no muertos parece haberse puesto de moda en televisión, ya sea en forma de zombi, de vampiro o de fantasma. A medio camino entre los dos primeros se sitúa “Les Revenants”, producción francesa que ha inspirado la americana “Resurrection”, anunciada hasta la saciedad por la tele con una cancioncita que taladra el cerebro con su estribillo de “I’m Coming Home”. Porque sí, de eso va la cosa. Tanto en la serie francesa como en la norteamericana, los protagonistas reciben la visita de sus seres queridos… muertos, que ahora vuelven a casa.

 

“Les Revenants” ha sido toda una revelación. Esta sencilla y sorprendente serie francesa se sitúa en un pequeño pueblo al que regresan dos niños y un par de adultos que murieron años atrás. Sus personajes se presentan envueltos en misterio, y cada uno de ellos tiene especial relevancia en un capítulo diferente, enlazando tanto sus vidas como sus muertes, su regreso y las consecuencias de ello. La serie consigue así conectar pasado y presente sin dar demasiadas pistas sobre por qué están aquí. A su favor juega la impecable atmósfera en la que se mueve toda la historia, la forma en que evoluciona, totalmente imprevisible, y la habilidad para hacer que la serie pase del drama de sus primeros capítulos a un tenso suspense, casi terrorífico, en su cierre. Las preguntas han quedado abiertas para una segunda temporada que esperamos impacientes.

 

revenants-resurrection-2

 

Cuenta, además, con un tipo de realización poco habitual en esta temática. Más cercana al desarrollo dramático que a los momentos de terror. El miedo se va introduciendo de forma sutil, enmarcado en un contexto casi idílico, pacífico y bello donde la amenaza late bajo la superficie. El crescendo de la tensión se refleja hasta en el tono de su fotografía, que se va tornando gris y fría, como si predijera que algo va a suceder. Narrada sin precipitaciones y construida a base de flashbacks y pistas que sólo nos dejan intuir la verdad, “Les Revenants” es una muestra ejemplar de cómo una buena realización basta para meternos el miedo en el cuerpo sin necesidad de enseñar monstruos.

 

revenants-resurrection-3

 

“Resurrection” toma un punto de partida muy similar, pero se centra más en un personaje principal, haciendo que las historias que se cruzan no sean tan sólidas como las de la producción francesa. Además, como suele pasar en los remakes facturados en Estados Unidos (aunque, que quede claro, no se trata de un remake directo), los responsables parecen tener miedo a dejar demasiados cabos sueltos (no vaya a ser que el espectador piense y se atreva a deducir por sí solito) y no se la juegan combinando demasiados personajes con un pasado interesante. Como pista de una de las grandes diferencias entre ambas series, podemos detenernos en sus protagonistas. Mientras en la francesa se alterna el protagonismo de varios grupos de personajes (un matrimonio con una hija mayor que ven cómo regresa de entre los muertos su otra hija, una joven que acoge en su casa a un niño desconocido, una maestra con una hija cuyo prometido vuelve también, y un hombre que recibe a su hermano muerto y que esconde un oscuro secreto), en la versión americana se opta por un desarrollo mucho más lineal, conducido en su mayoría por un agente que se encarga de llevar a un niño ante sus padres y descubre que éste había muerto 32 años atrás. Las primeras horas de la serie se centran en su viaje, la reacción de los padres, su reencuentro con quien fue su mejor amigo en la infancia y que ahora es cura, una visita al hospital… Una introducción mucho más plana que la que presentaba la versión europea.

 

La forma en que está dirigida “Resurrection” es también más típica, rompe el halo de misterio de “Les Revenants” y pierde así el poder de crear el miedo desde el drama. Aun así, la serie plantea los mismos enigmas que tratan de resolver los habitantes del pueblecito francés, y se desenvuelve bastante bien a la hora de lanzar ganchos para convencer al espectador. ¿Funciona? A ratos. La verdad es que, vista “Les Revenants”, me quedo con la elegancia y el misterio de esta producción francesa, menos ambiciosa y, sin embargo, mucho más efectiva. “Resurrection” tiene sus puntos buenos y puede resultar interesante, pero no tiene nada especial. En Estados Unidos su audiencia ha sido brutal, pero es una serie que presenta un fuerte efecto llamada (muchos se enganchan a los primeros capítulos) y pierde fuelle en pocos episodios, en parte debido a su falta de perspectiva. “Les Revenants” evoluciona, empieza como drama, va cambiando, sus historias van creciendo, alimentadas por el misterio, mientras que “Resurrection” se queda estancada y sólo deja evolucionar la trama, sin tener muy claro cómo debe tratarse en su realización.

 

 

Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Fargo 1x06 Fargo 1x07 »