Menu
eels  

Eels

The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett

EWorks

7,5

Pop confesional

Half Nelson

 

Después del desparrame guitarrero de “Wonderful, Glorious” (EWorks / Vagrant / Coop, 2013) y de su correspondiente tour (con unos Eels barbudos con todo el aspecto nada recomendable de dobles para escenas peligrosas de los mismísimos ZZ Top), Mark Oliver Everett presenta ahora un puñado de tristes (más que tristes, tristísimas) canciones de desamor y de eterno arrepentimiento por las decisiones sentimentales tomadas (o dejadas de tomar). Para arropar esas historias de derrota (o esa única historia, ya que el disco da pistas, aunque no concluyentes, de estar dedicado a un único episodio), E escoge unos austeros pero preciosos arreglos de viento, cuerda, arpa y piano que le dan un aire solemne y neoclásico a todo el disco, que alcanza lo ciertamente fúnebre y levemente experimental en la muy sobria y recitada “Dead Reckoning” (“I can’t change anyone”).

 

Escritas antes de “Wonderful, Glorious” pero grabadas después, estás trece canciones (la edición Deluxe incluye otras trece canciones entre inéditos y tomas en directo) son el reverso contemplativo de las píldoras hipervitaminadas de “Wonderful…”. Es obvio que el ritmo pausado y los arreglos orquestales dan un mayor protagonismo a las letras (algo que quedaba en segundo plano en “Wonderful…”) y ahí es donde Everett saca todo su talento a relucir como bien sabemos los que hemos leído su excepcional biografía “Cosas que los nietos deberían saber” (Blackie Books, 2009). Como en el libro, también aquí hay referencias a la peculiar metodología educativa de su padre, un ajetreado investigador de física cuántica con poco talento para las relaciones humanas (“Parallels”), y a las terribles muertes de todos sus seres queridos (esos “tres fantasmas” que le acompañan en “Where I’m from”), a los que añade la perfección de “Agatha Chang” como (ahora) inalcanzable objeto de deseo en torno al que parecen girar todas las canciones.

 

Disco circular y autoreferenciado, “The Cautionary…” se abre con el instrumental “Where I’m at” y se cierra con “Where I’m going” que es la versión con voz añadida de esa primera canción (en medio está “Where I’m from” para aumentar la interrogación situacional del autor). El propio E confiesa en su página web que la catarsis asociada a la honestidad brutal del disco se debe a su admiración por el “Plastic Ono Band” (Apple, 1970) de John Lennon (“mi disco favorito cuando tenía diez años” y el primer gran ejemplo de disco dolorosamente confesional) y que espera que el proceso haya valido la pena: “No ha sido fácil y no me gustaría volver a pasar por esto otra vez, pero me alegro de haberlo hecho. Soy mejor persona ahora y espero que los demás puedan ganar algo de perspectiva y quizás aplicarlo a sus propias vidas. O al menos hacerles su propio proceso más llevadero, que sepan que no están solos”.

 

Dejando aparte las letras, el disco se resiente de una excesiva uniformidad del tempo y los arreglos de todas las canciones, lo que a la larga provoca una cierta monotonía que puede asustar a los oyentes menos tenaces. Mi recomendación es insistir porque el disco tiene madera de clásico contemporáneo, aunque se agradece el arreglo más sutil de “Series of Misunderstandings” que tiene un aire a nana de nuestro Remate, mientras que “Mistakes of my youth” (“I keep defeating my own self”) es la más redonda del lote y junto a “Where I’m going” (donde E exagera la voz rascada a lo Tom Waits como en “Gentleman’s choice”) cierran el disco de manera brillante. En resumen, “The Cautionary…” se confirma como un serio rival (aunque inferior) del “Morning Phase” (Capitol / Universal, 2014) de Beck como disco de bajón del 2014.

 

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com