Menu

Elora

De gira hacia dentro

 

Ikram Bouloum y Albert Fernández

 

Elora es la historia de unos expertos debutantes: Marco Morgione como alma máter, guitarra y voz, junto con Daniel Setti, batería, y Daniel C. Alarcón, bajo y voz, llevan algunos años arañando sus credenciales a base de acordes y ritmos, haciendo crecer canciones mientras afloraba la personalidad definitiva de la banda. Su inercia por los sonidos dinámicos y las canciones de agresividad elegante con circulaciones enmarañadas alcanzan un punto de culminación crucial con "Tú" (Siete Señoritas Gritando, 15), su primer disco largo después de 5 EP's. Para dejar aún más marcado este gran paso adelante, la banda presentó el disco a lo grande, en una gira por Estados Unidos de 21 conciertos en 25 días, en ciudades como New York, Philadelphia o Boston. Ahora regresan a casa para presentar su nuevo arco de claroscuros rock ante los suyos. Y para meditar sobre su itinerario previo y actual respiración creativa en nuestro particular mundo aparte.

 

Elora actúan el viernes 26 de febrero en la sala Almo2bar de Barcelona y el sábado 27 en la Jazz Cava de Vic.

 

Después de casi tres años en esta aventura musical, ¿qué ha supuesto para vosotros sacar vuestro primer LP? Como se puede leer en vuestro diario de gira, lo habéis sacado en Estados Unidos. ¿Creéis que eso ha sido más positivo para vosotros?

Marco Morgione (MM): Al principio pensamos en el formato EP, porque nos permitía experimentar con mas frecuencia. Los 5 primeros Ep's nos sirvieron para abrirnos camino hacia el mercado norteamericano. El LP lo consideramos un paso hacia un sonido nuestro y más determinado, algo definitivo. Hemos hecho coincidir la salida del disco con nuestra gira norteamericana, sin duda algo positivo como experiencia, como estimulo y en parte como un gesto de promoción para luego movernos con mas facilidad. Ha sido positivo quizás por el empujón que nos ha dado a nivel de prensa.

Daniel Setti (DS): Creo que el timing ha sido bueno tanto para nosotros a nivel personal y como banda, por la inyección de adrenalina que nos significó tener el disco saliendo en mitad de una gira, aprovechando la visibilidad de la gira.

Daniel C. Alarcón (DC): Sacar un LP siempre es un punto de inflexión en tu carrera como músico. Es lo más parecido a tener un hijo. Ahora toca ese paso en el que los familiares y amigos (en este caso el público) va a verlo a casa y te comente lo guapo que está. Esperemos que luego la gente de camino a casa no diga que es el bebé más feo que ha visto en su vida. El hecho de que saliera coincidiendo con la gira nos vino de perlas. Mucha gente se interesa por el proyecto ya solo por saber que hemos estado tocando allí sin ni siquiera haber oído un solo tema. Y eso, a fin de cuentas, ayuda a que mucha gente que no esperabas te escuche. 

 

Hablando de la gira: sin duda habrá sido una experiencia  excitante e inspiradora. ¿Os ha ayudado a nivel de maduración musical? ¿Os ha dado nuevos indicios para un trabajo futuro?

MM: Considero que el trayecto de Elora tiene un antes y un después de la gira por Estados Unidos. Ha sido todo muy bestia e intenso. Una experiencia increíble que nos ha dado muchísima fuerza para luego afrontar el mercado nacional, que consideramos de proceso más largo. Sin duda, tocar 21 conciertos casi seguidos ha sido muy importante para la banda a nivel experiencial. Hemos aprendido a disfrutar aún más de nuestra propia música y de nuestra compañía, que es lo más importante, ante todo. Y nos ha sido de enorme inspiración para trabajos futuros... ¡De hecho, ya estamos en ello!

DS: Una experiencia inolvidable y eterna, para toda la vida. Nos vino muy bien para la madurez de la banda, eso de tocar cada día en un sitio diferente por un mes, y también por las influencias que fuimos incorporando de cada pueblo, cada banda con que compartimos cartel, cada freak que nos pegaba un susto.

DC: El hecho de convivir los tres durante un mes tocando casi todos los días nos ha ayudado a formar una piña, y a llegar a un nivel de entendimiento en directo que solo tendríamos tocando durante meses y meses. Nos ha condensado todo un poco, porque hasta la gira, tan solo habíamos ensayado los temas un par de veces. 
Lo que sí que nos ha influenciado de estar por allí y tocar con todas aquellas bandas, al menos para mí, ha sido a mejorar mucho la actitud sobre el escenario. Era inevitable contagiarse de la efusividad que tiene aquella gente cuando acude a un concierto. 

 

 

Por lo que he podido observar sois unos artistas muy prolíficos, y vuestro recorrido muestra un proceso de creación muy intimista, donde vuestra experiencia se ve reflejada. Las canciones suelen ser muy relativos a algo muy humano, con los que podemos empatizar muy fácilmente.  ¿Por qué creéis que es así?  ¿Os ayuda a conseguir un resultado más particular y propio?

MM: Cuando componemos no pensamos en que queremos conseguir, en absoluto. No es un proceso calculado. Ni tampoco nos gusta analizar mucho lo que hacemos. Es más bien algo similar a sacarse una espina. Casi cada canción viene de una vivencia y un momento concreto y no puedes cambiar lo vivido. Consideramos que la música es expresión ante todo. Intentamos ser sinceros, ser nosotros mismos, desnudarnos, encontrar nuestro propio lenguaje. Eso pasa sin duda por vivir cosas y quizás si lo transmites es inevitable que genere empatía

DS: Que bien que nuestra música genera esta empatía. ¡Significa que no estamos solos!

DC: Todo esto se debe a la manera de trabajar que tiene Marco. Cuando compone un tema, se concentra de tal manera en la idea que tiene en mente, que ya casi sin letra sabes de qué quiere hablarte. 

 

A estas alturas, ¿qué visión tenéis de vuestro proyecto como grupo?  ¿Y como creéis que está avanzando?

MM: Elora en un proyecto musical muy concreto y estamos creando una familia a su alrededor que le da mucha fuerza e inspiración. 

DC: Por ahora somos una familia de tres tipos de zonas del mundo muy alejadas entre sí que se entienden a las mil maravillas. Estamos deseando hincarle el diente a nuevo material y conforme están yendo las críticas esperamos que se transformen en invitaciones a tocar en el máximo número de sitios posible. 

 

 

Ahora, de vuelta a Barcelona y con un disco largo estrenado, ¿qué planes tenéis? ¿Hay algo concreto que os depare el futuro? ¿A nivel nacional o internacional?   

MM: Ahora queremos tocar lo mas posible aquí. Esperemos estar en muchos festivales el proximo verano. Consideramos que aquí es más complicado, la diferencia está en que en Estados Unidos la música es considerada cultura y aquí parece que se considera ocio, a veces con razón, porque parece que está dictada casi solo por las modas. Eso es una diferencia muy grande con Estados Unidos. Y es una mierda. Por eso ya estamos moviendo cables para volver a repetir ese tipo de experiencia internacional, tocar en países donde la música sea un pilar de la vida de todos, no solo por una cuestión de moda. Miramos a Brasil y Japón ahora, esperemos estar allí en 1 o 2 años. Y volver a EU. Y también hemos empezado a trabajar en nuevas canciones

DS: Queremos tocar lo máximo posible por España y, si posible, también en muchos otros países. Ojalá. Y pronto ya curraremos en nuevos temas, porque todo eso no va a parar.

DC: Estamos cerrando fechas en salas y trabajando de lleno en la promo de "Tú". La idea es no dejar de tocar nunca, no dejar de hacer ruido. Y estamos igual de abiertos a patearnos España que a coger un vuelo a donde sea. 

 

 

 

 

  

 

Ikram Bouloum

Ikram Bouloum (Vic, 1993) está acabando de estudiar Humanidades. Sus gustos e intereses se mueven entre los ámbitos de la música, el arte y la filosofía, teniendo especial importancia el contexto virtual y las últimas tendencias. Aficionada a los videoclips, cristaliza su obsesión de forma semanal, con la sección de "clips imperdibles" en el blog Gentnormal, y colabora con la revista online Blisstopic. Entretanto, para no dejar de recibir inputs y sustentarse, trabaja en l'Institut d'Humanitats de Barcelona.

Más en esta categoría: « Invisible Harvey Cala Vento »