Menu

Jimi Tenor

Jimi Tenor

Investigador Privado

 

Half Nelson

 

Pasan los años y no hay manera de pillar a Jimi Tenor. Si empleara en las entrevistas una pequeñísima parte de la misma energía que precisa para desplegar cualquiera de sus enésimos proyectos simultáneos (de la electrónica al jazz pasando por el soul, el ambient o el afrobeat) sería un conversador sencillamente arrollador. No es que sea desagradable, al contrario, pero llega un momento en que hasta el entrevistador más tenaz se cansa de tener que arrancarle las palabras. En todo caso, este extraño disco de jazz cinematográfico es un nuevo ejemplo de sus diferentes intereses y de su capacidad para integrar elementos dispares en una carrera que ha sabido hacer de la dispersión una virtud.

 

Durante la pasada edición del Festival Sónar quedamos con Jimi Tenor en la zona de prensa del recinto de día justo después de presentar “Nuntius”, su proyecto de banda sonora en directo junto al también finlandés Jori Hulkkonen. Digo “proyecto de banda sonora en directo” porque “Nuntius” no va a publicarse nunca en vinilo, CD o DVD ya que es un proyecto esencialmente ligado al directo. “La película es una historia expresionista muy libre y abstracta. Jori y yo tocamos siempre en directo mientras se proyectan las imágenes, pero la película todavía no está acabada, vamos añadiendo escenas según tenemos dinero e inspiración, así que si quieres ver el progreso tienes que volver a venir a vernos (risas). Así, ¿crees que Sónar os volverá a llamar el año que viene? “No, no lo creo”.

 

Jimi Tenor

 

Pero no queremos hablar con él sólo de “Nuntius”. El motivo principal es “Mysterium Magnum” (Herakles, 2015) LP publicado finalmente en septiembre a su nombre junto a UMO –es decir "Uuden Musiikin Orkesteri" (Orquesta de Música Moderna, en finés)– una big band pública dependiente de la Radiotelevisión finlandesa, el Ministerio de Educación y Cultura y la ciudad de Helsinki. “Son una institución pública que lleva funcionando como treinta o cuarenta años. Están abiertos a tocar y colaborar con todo tipo de artistas. Son grandes músicos y tienen unas instalaciones increíbles, pero después no te los puedes llevar de gira porque tienen muchos compromisos y son terriblemente caros, hemos podido trabajar con ellos porque no nos costaban nada, su sueldo lo paga el Estado”. Lejos de los excesos que hemos visto protagonizar al propio Jimi, el tono de la big band es siempre profesional y comedido, como si Tenor se hubiera empeñado en controlar la potencia de la orquesta como instrumento. “Trabajar con un grupo tan profesional te da un poder increíble porque ellos van a ser capaces de interpretar cualquier cosa que seas capaz de escribir. En un ensemble más pequeño, puedes dar algo de libertad a cada uno, pero con dieciséis músicos de gran nivel, tienes que dar unas pautas muy claras para evitar el caos”. Jimi Tenor, siempre caminando sobre el filo de la navaja del underground, pero también siempre dispuesto a componer, tocar y grabar incansablemente, con multitud de proyectos simultáneos. “Algunas de las canciones fueron escritas para Tony Allen –con quien publicó “Information Inspiration” (Strut, 2009)– y llegamos a tocar algunas en varios conciertos, pero cuando llego la hora de grabar no estaba disponible y tuvimos que buscar otro batería. El disco lo saca Herakles que es la discográfica “familiar” que llevamos Nicole (Willis) y yo (risas). También he participado en el último disco de Nicole “Happiness in Every Style” (Timmion, 2015) haciendo arreglos, tocando y también con la fotografía; y seguimos teniendo el proyecto de Kabukabu y también Cola & Jimmu, mi proyecto electrónico con Nicole”.

 

Jimi Tenor

 

Al no estar presente Allen, ese replanteamiento ha llevado “Mysterium Magnum” a sonar a jazz noir por los cuatro costados, a banda sonora de detectives de Serie B. “Lo llamamos pulp jazz. Sí que tiene cierto aire cinematográfico, pero no hay una historia coherente, no son escenas de una película, aunque sí que es cierto que cada una de las canciones tiene una cierta personalidad narrativa que podríamos denominar cinematográfica”. Hasta tiene su secuencia de persecución, la nerviosa “Kratera”. ¿Qué significa? “No, lo sé, no lo recuerdo… suena como si fuera un monstruo marino (quizás una especie de dragón con cuernos que ilustra los créditos del CD), pero no sé de dónde lo saqué. Creo que busque nombres extraños en Google (risas). Aunque Jimi no ayude demasiado, al profundizar en el disco se ve que tiene que haber algo más. En primer lugar, no es muy habitual encontrar una película de detectives con el título en latín. “Bueno, al final resulta que el disco no es tan cinematográfico como parece en un principio. Hay varias referencias que… en fin, es que queríamos generar algo más de confusión… las cosas no suelen ser tan sencillas…”. Tenor se resiste a ser más explícito y es una pena porque creo que sería enriquecedor para el oyente (y para el potencial comprador) algo más de información acerca de las referencias ocultistas que se desprenden de la imagen gráfica del disco (sobre todo de la contraportada y de la galleta del CD). Mientras intento arrancarle algo más de información me pasa por la mente que simplemente se ha reciclado un diseño que estaba preparado para otro proyecto, pero siempre nos quedaremos con las ganas de saberlo.

 

Jimi Tenor

 

Otra de las estrellas del disco es el sintetizador soviético Ritm-2 cuyos extraños sonidos contaminan todo el disco. “Es una maravilla. Me encanta el hecho de que sea imposible predecir cómo va a sonar. Un día lo programas y suena perfecto, tal como tú has imaginado. Al día siguiente, repites todos los pasos y suena completamente diferente… incluso el teclado creo que no acababa de funcionar del todo correctamente. Para mi no es problema porque esas cosas me encantan, pero a veces es un poco complicado cuando estás en el estudio con veinticinco personas pendientes de ti y no eres capaz de hacer sonar tu instrumento como estaba previsto (risas). Aparte de eso, es un instrumento maravilloso”.

 

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Heliogàbal XX Aniversario Inspira »