Menu

Panda-Bear-01-Fernanda-Pereira

Panda Bear

Sintético… A pesar de todo

 

Luis Meyer

Fotos Fernanda Pereira

 

Panda Bear lanza "Panda Bear Meet the Grim Reaper" (Domino, 2015), su disco más pop con un sonido acuoso, electrificado y contundente y un tono más expansivo que todo lo que ha hecho anteriormente. Y también más digerible. Noah Lennox, el polifacético e imprevisible músico nacido en Baltimore y residente en Lisboa pasando por Nueva York, que compagina su papel al frente de esa banda –ya de culto– llamada Animal Collective con trabajos en solitario como este, nos explica al teléfono el por qué, el cuándo y el cómo de su quinto disco.

 

Tengo entendido que se ha tomado su tiempo para este trabajo…

Bueno, sí, la verdad es que quería quedarme muy satisfecho con el resultado. Fíjate que terminé de grabar en septiembre y estuvimos mezclando de febrero a agosto.

 

¿Y qué resultado, o mejor dicho, sonido, estaba buscando? ¿Ha logrado su objetivo?

Me refiero más bien a que el resultado sea algo diferente a lo que he hecho hasta ahora, sobre todo algo con lo esté satisfecho. Cuando empecé con las bases rítmicas, las baterías me estaban quedando bastante agresivas. No era algo que tuviera pensado con anterioridad, era como me estaban saliendo, el cuerpo me pedía algo con fuerza. Y ese era un lugar que antes no había visitado, al menos en solitario. Como si fuera una habitación dentro de mi casa en la que no hubiera entrado demasiadas veces, pero que estaba ahí a la espera de ser descubierta. Esos ritmos contundentes le dieron el tono a todo lo demás.

 

¿Cómo ha sido el proceso a partir de esas bases?

Empiezo siempre con las cajas de ritmos y la batería, y a partir de ahí empieza un proceso mental. A veces, sueño con el tipo de sonido que le iría bien a esas bases, pienso en ellos a diferentes horas del día y me meto de nuevo en el estudio a probarlo… Y luego llegan las melodías que van conformando la canción. Pero cuando la tengo hecha no tengo la sensación de haber acabado, sino que sigo dándole vueltas a la canción, a cómo la voy a tocar en directo, al título que le voy a dar… Y entonces se me va perfilando en mi cabeza la idea general de cómo quiero que sea el disco, y las canciones, o ideas que ya tengo metidas en el ordenador son como piezas de lego que voy armando. Fíjate que las letras y las melodías las dejo para el final de todo este proceso, son lo último de todo. Paso tanto tiempo desarrollando la estructura de las canciones que mi cabeza no puede componer las melodías cantadas sobre la marcha.

 

Panda-Bear-02-Fernanda-Pereira

 

Aquí habla de su miedo al fondo del mar, o a la enfermedad…

Son cosas que me han sucedido o que me pasan pro la cabeza y que pueden ser adaptadas globalmente. En el anterior disco viví un proceso de introspección, mis canciones eran como si escribiera un diario, y era como si abriera ese diario y compartiera mis experiencias, y ojalá que hayan ayudado, o por lo menos aportado algo a alguien. La introspección es algo bueno en general, pero no hay que dejar que se transforme en narcisismo. No quiero sentir que solo hablo de mí, por eso ahora las letras son menos específicas, no hablan tanto de mi persona como de sentimientos. He buscado un enfoque más universal.

 

¿Ha usado nuevos aparatos para este álbum?

La mayor novedad tecnológica para mí es haber usado el ordenador para componer todo el disco. Prefiero experimentar en mi portátil en cualquier sitio, todo es inmediato, puedo probar y desechar ideas. Eso sí, una vez lo tengo claro prefiero tocar lo que suena, el resultado es mejor cuando me mancho las manos. Pero pero me gusta la flexibilidad que me da el ordenador. Componer en mi ordenador es el mayor cambio en mi proceso a la hora de hacer una canción.

 

Es un músico innovador… ¿Acepta la evolución en el cambio de paradigma de la industria musical?

Si te refieres a internet y a la música en ‘streaming’, yo no tengo un problema con eso. Ponerse en contra no ayuda, y hay muchas cosas que ahora podemos hacer los músicos que antes era imposible. La única cosa con la que no estoy de acuerdo es la manera en que elegimos ahora la música. O más bien, la forma de escucharla. Falta ese ánimo de explorar a un artista o un estilo determinado. Algunas canciones deben ser escuchadas diez veces para encontrarles el sentido, para que te digan o te hagan sentir algo.  Mucha gente se pierde lo emocionante que puede tener una banda, se pierde otros temas menos accesibles… Tenemos acceso a tanto que nos pierde al ansia de escuchar la siguiente canción en lugar de disfrutar la que tenemos puesta en ese momento.

 

Con su banda ha vendido muchos CD ante de que internet cambiara el modelo. Ha vivido las dos caras de la moneda.

Me siento suertudo por haber vivido los dos momentos. Es una transformación realmente apasionante y yo he vivido las dos partes. Soy un privilegiado por eso.

 

Panda-Bear-03

 

Animal Collective fue una de las primeras bandas que cambió con éxito los instrumentos analógicos por las máquinas. Ahora parece una tendencia ¿Es el fin de las bandas de guitarras?

Las cosas simplemente vienen y van. Algo tan poderoso como los instrumentos no puede simplemente morir. Son ciclos.

 

¿Se ha planteado un acústico alguna vez?

Sí, en los siete años en los que estuvimos girando sin parar con muchos instrumentos y máquinas, muchas veces fallaba algo y siempre pensé en hacer algo muy simple, pequeños conciertos en los que nada pudiera salir mal (ríe).

 

Cambió Nueva York por Lisboa. ¿Tiene que ver con su evolución musical?

No lo creo. Esta ciudad ha influido más en mi evolución vital. Mi novia es portuguesa, realmente acabé aquí por ella, pero este sitio me hace sentir sensaciones confortables, me transmite algo muy bueno que es difícil de explicar. Es como un movimiento más lento dentro del día a día que me permite sentirme como realmente soy, entenderme mejor. Nueva York es todo lo contrario, te hace sentir en el top todo el tiempo, como que tienes que seguir su ritmo infernal para seguir estando presente. Lisboa va más con mi carácter.

 

He oído que su gira pasará por España, casi con seguridad por Barcelona ¿Cómo será su set sobre el escenario?

Tocaré en principio solo, pero lanzando vídeos realizados específicamente para cada canción. Y seguramente haya puntualmente alguien más de la banda conmigo.

 

¿Echa de menos al grupo cuando tocas en solitario?

Cuando eres tú y nadie más no hay sorpresas, pero en grupo las decisiones dependen de más gente, y puedes acabar en sitios y haciendo cosas que nunca te habías planteado. Ese factor de incertidumbre, de que algo nuevo puede pasar en cada momento es el que echo de menos.

 

¿Para cuándo el regreso de Animal Collective?

No tenemos una fecha, pero ya empezamos a hablar de hacer cosas. Tenemos algunas canciones pensadas, no muy avanzadas todavía, más bien ideas. Pero aún no hemos planeado dónde nos juntaremos o cómo será el sonido. Ahora bien, que volveremos a juntarnos, eso tenlo por seguro.

 

Luis Meyer

Ha publicado en El País, Público y muchas revistas de esas que se imprimían en papel sobre temas que van del narcotráfico colombiano a los vestidos de novia de Rosa Clará, ha entrevistado a ministros, deportistas, teólogos, economistas, premios Nobel, artistas, a políticos fascistas, comunistas y socialistas… Y a Rosa Clará, por supuesto. Sólo ha mantenido una constante en su esquizofrénica carrera: la música. Go Mag acogió su dudosa prosa hace una década y eso le ha permitido acercarse a sus ídolos sin parecer el ‘groupie’ enfermizo que en realidad es: Yo La tengo, The Breeders, Stereolab, Interpol… Ha entrado en Blisstopic solo porque intuía que le íbamos a dar la entrevista a Mogwai

Más en esta categoría: « Miraflores Montgomery »