Menu

GA01

Glass Animals

La isla misteriosa

 

Sergio del Amo 

 

Como si te perdieras en la inmensidad de una selva mientras una tribu te recibe (no sabemos si con buenas intenciones) con una sensual sinfonía tribal. La música de los británicos Glass Animals es igual de misteriosa que cinética, y ellos bien lo saben. Sin ningún bagaje musical previo, los de Oxford acaban de presentar una esperada puesta de largo, “ZABA”, que justifica los elogios que a lo largo de estos dos últimos años la prensa especializada inglesa le ha dedicado a este cuarteto que, ni en sus mejores sueños, se imaginaba que acabaría dedicándose a la música. Glass Animals serán cabeza de cartel del Festival Santander Music que se celebrará el 31 de julio y el 1-2 de agosto.

 

Sin ir más lejos, la vida de su líder, Dave Bayley, iba encaminada a la neurociencia. Pero su destino dio un giro de ciento ochenta grados cuando aprovechó sus brotes de insomnio para componer unas demos que poco después mostraría a sus amigos, quienes acabarían uniéndose a él sin ninguna pretensión más que disfrutar del momento. La cosa poco a poco fue más en serio, y en su camino se cruzó el productor Paul Epworth no sólo para echarles un cable en la producción del álbum que nos ocupa, sino también para convertirles en la primera referencia de Wolf Tone, su propio sello.

 

De todo ello y mucho más hemos hablado durante unos minutos con su batería, Joe Seaward, aprovechando un descanso de su primera gran gira internacional. Esto es lo que dio de sí la conversación.

 

Ya hace un mes desde que vuestro álbum de debut aterrizó en las tiendas. ¿Creéis que está gustando? ¿Qué feedback os ha llegado?

La reacción de los fans y nuestros amigos ha sido muy positiva. En realidad es la única opinión que nos interesa porque nunca hemos estado acostumbrados, ni creemos que lo estaremos, a conocer por ejemplo la opinión de los periodistas. Por lo que nos han dicho nuestros allegados no cambiarían muchas cosas del disco, lo cual es más que bueno.

 

La banda se formó sin pretenderlo. Si no estoy equivocado, Dave Bayley (la voz cantante) aprovechó sus brotes de insomnio para componer unos temas y, cuando él quiso, os los enseñó y os propuso uniros a su causa. ¿Fue así como nació Glass Animals?

Totalmente. Trabajó unas demos con su Garage Band, nos mostró los resultados y nos preguntó si queríamos formar parte de aquello. Todos dijimos que sí al instante, pero sinceramente no lo veíamos muy claro al principio. Ya sabes, a un buen amigo siempre le dices que sí a todo aunque no estés cien por cien convencido.

 

¿Cómo os conocisteis?

Con la tontería ya hace 12 años, media vida por decirlo de alguna manera. Desde que coincidimos en la misma escuela nos hicimos inseparables.

 

GA02

 

Esta es vuestra primera aventura musical, ¿verdad? Imagino que estaríais algo acojonados cuando os disteis cuenta de que esto iba en serio.

Sí, esta es nuestra primera incursión musical. Al principio debo confesarte que estaba aterrado y todo me parecía igual de extraño que estresante, por ello tuvimos que creérnoslo ensayando como locos para ganar en seguridad. Como en casi todo, poniendo uno de su parte, las cosas acaban llegando a buen puerto. Estamos tremendamente satisfechos del trabajo duro y las horas y horas que hemos estado luchando por ofrecer algo que fuese lo más óptimo posible. Esos miedos del principio al poco tiempo dieron lugar a un auténtico gozo. A día de hoy no cambio lo bien que me siento sobre el escenario por prácticamente nada.

 

Todo empezó hace dos años con “Black Mambo”, el primer tema que conocimos de vosotros y que, a su vez, provocó que el productor Paul Epworth os fichara para su sello. ¿Recuerdas cómo fue ese primer encuentro con Epworth?

Estábamos tocando en Londres en uno de nuestros primeros conciertos. Paul andaba por ahí y cuando acabamos le gustó tanto lo que vio y escuchó que se acercó a nuestro camerino. Aquella noche nos dijo poco más de que le encantaría colaborar con nosotros. Pasaron unos pocos días hasta que quedamos con él en su estudio y decidiéramos que era nuestro hombre. Vive por y para la música, la ama. Y encima es la persona más creativa que jamás he conocido. Es un gustazo estar cerca de alguien tan sabio como él.

 

¿Qué papel ejerció Epworth en el estudio? ¿Os dejó ir por libre o el peso de sus decisiones marcó la dinámica del disco?

Teníamos un sinfín de ideas y necesitábamos a alguien que, sobre todo, nos guiará y nos diera los mejores consejos posibles. Más que un productor, Paul fue un consejero. Él no imponía nada en el estudio. Simplemente se limitaba a mostrarnos ideas que se le ocurrían para que después nosotros decidiéramos qué hacer en realidad.

 

Reina una buena democracia en la banda por lo que me dices.

Sin duda, ante todo somos buenos amigos abiertos a las ideas. Trabajamos y discutimos las propuestas juntos. Existe una gran sintonía.

 

El álbum resulta igual de sexy que misterioso y cinético. De ser una película, ¿cuál sería?

Probablemente, un filme de aventuras que acontece en un lugar salvaje y muy, muy extraño. A Dave desde pequeño siempre le han encantado este tipo de historias. La fascinan por completo novelas como las de “La Selva Zabajaba” de William Steig o “La Isla del Dr. Moreau” de H. G. Wells; relatos repletos de personajes extraños y sobrenaturales que viven en recónditos parajes tropicales. Si “ZABA” fuese una película sería algo así, sin duda.

 

GA03

 

¿Cómo definirías el álbum a alguien que aún no ha tenido la oportunidad de escucharos?

Esta pregunta es complicadísima. Me es difícil de contestar porque es como si me preguntaras por qué creo en esto y no en aquello otro. En realidad no deja de ser una fusión de la música que siempre hemos escuchado. Hay alguna influencia del hip hop en los ritmos, psicodelia, bass music… ¡así somos!

 

No sé si es la primera vez que te lo comentan, pero cuando me pongo cualquiera de vuestras canciones siempre me viene a la cabeza Wild Beasts.

Resulta extraño porque nunca me he sentado a escucharles con atención, pero no eres el primero que me lo dice. Es un cumplido maravilloso porque ellos son una banda de éxito, aunque para nada son un referente de nuestra música. Tendré que investigar algo más porque a lo mejor tenéis razón.

 

¿Cuándo podremos veros por nuestras tierras?

Aún no se ha anunciado, pero en breve vendremos a España (poco después de terminar la entrevista se anunció que formarán parte del Santander Music a finales de agosto). Me muero de ganas por volver. Cuando estábamos empezando tocamos en el Primavera Club de Barcelona en 2012 y fue maravilloso.

 

¿Qué podemos esperar de uno de vuestros directos? ¿Las canciones suenan fieles a las originales o las reinterpretáis a vuestro antojo sobre el escenario?

Tratamos de darles un toque algo diferente sin perder su esencia. Cuando voy a un concierto no me gusta nada escuchar lo mismo que en el disco, así que no somos de esos. En directo me siento muy inspirado y me gusta dejarme llevar para ofrecer otra cara a nuestro público.

 

¿Qué esperas de este año tanto musical pero personalmente?

Toda la diversión posible y tener la oportunidad de poder tocar en sitios maravillosos. De momento, estaremos en algunos festivales e iremos a tocar a Estados Unidos, por lo que se presentan unos meses muy interesantes en el horizonte.

 

 

Sergio del Amo

Nacido en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en 1986, Sergio del Amo es una de las últimas firmas que se ha unido a la familia Blisstopic. Apasionado de la cultura pop, la televisión más basurera y los marujeos del papel couché, una vez licenciado en Periodismo ha dejado su firma en medios como Mondo Sonoro, Neo2, H Magazine, el suplemento cultural ‘Tendències’ del diario El Mundo de Catalunya y PlayGround. Hasta que no le hagan una buena oferta en Telecinco seguirá dando guerra en la prensa musical. 

Más en esta categoría: « Katy B Miquel Vilella »