Menu

K01-copia

Katy B

¿Lo hacemos rápido o lento? 

 

Sergio del Amo y Albert Fernández

 

Mucho han cambiado las tornas en estos tres años en los que Katy B ha estado más silenciosa de la cuenta. En 2011, en plena efervescencia del UK funky, la pelirroja editó un exitoso “On A Mission” (Rinse Recordings) que la alzó como una de las voces más cotizadas de las pistas de baile en las islas británicas. No obstante, tras aquel triunfo, los clubs progresivamente se abrieron de brazos al dubstep y esa EDM que ha capitalizado los clubs de medio mundo. Es por ello que nuestra protagonista, lejos de calcar la fórmula que la dio a conocer, en su último “Little Red” (también editado por Rinse Recordings), le da una continuación consecuente, abrazándose a sonoridades houseras, y nos muestra que también se puede poner más tierna de lo habitual con medios tiempos que se ajustan a la perfección a sus sensuales cuerdas vocales. Ya sea a base de electro-baladas acompasadas, o de house trotón, Katy B siempre sabe como hacernos mover. Um.

 

Katy B actúa en el FIB el Sábado 19 de Julio en el Escenario Maravillas.

 

Este fin de semana Katy B visita España, para actuar dentro del marco del FIB, por lo que no dudamos en llamarla para que nos confiese cómo le están yendo las cosas en estos momentos. Pasa que en el momento de nuestra charla los cables telefónicos británicos se enredan y retuercen en terrible conjura, y por momentos se pierde el sonido de su voz, o, peor aún, afloran grandes ruidos de fondo, estertores fantásticos venidos de las tripas del Doctor Who, y la cosa queda interrumpida mucho antes de lo que quisiéramos. Este es el resultado hasta el momento, mientras suspiramos esperando que Katy nos escriba algún día. Katy, teníamos tanto que darte, tú tantas cosas que contarnos...

 

Tras el éxito de tu primer disco hace tres años, “On A Mission”, no sé cuál fue el punto de partida del que partiste para “Little Red”. ¿Te sentiste de algún modo algo presionada, se trataba de igualar el éxito de tus primeras canciones?

Creo que de alguna manera trataba de enviar el mismo tipo de mensaje, y la misma clase de esfuerzo, en realidad. Mis experiencias, la inspiración y las influencias son similares a las de canciones como “Keeping it quiet”, por ejemplo, y aquí se sigue dando una representación biográfica del siguiente capítulo de mi vida. De alguna manera, es como una segunda parte de “On A Mission”.

 

K02

 

Echando la vista atrás, ¿cómo crees que has progresado como artista a lo largo de estos últimos años, ves una línea evolutiva o todavía no sabrías distinguirla?

Sí, desde luego. Diría que esa es mi principal intención, mi aspiración como artista. Trato de evolucionar, empujar las cosas hacia delante. Me encanta probar con sonidos y ruidos extraños, añadir capas y elementos que aporten un aire futuro a mi música.

 

En tres años han cambiado mucho las cosas en la esfera de la electrónica underground británica. No tenemos ninguna noticia de Magnetic Man, los productores de UK funky se han pasado al deep house (el caso de Skream, por ejemplo) y la EDM se ha convertido en el último gran fenómeno de las pistas de bailes. ¿Qué papel ocupa “Little Red” en este periodo de cambios? 

Sí, por supuesto el disco está muy inmerso en lo que está sucediendo ahora mismo. He contado con productores que están en contacto pleno con la escena, aunque el disco tendría ese pulso actual, no importa qué productores fueran. También en “On A Mission” poseía ese tipo de inervación. De hecho, me gustan todo tipo de músicas, aunque es cierto que para mí el dubstep es lo mejor. 

 

 

En esta ocasión te has decantado por trabajar de cerca con un mayor número de productores. De The Invisible Man pasando por Sampha, Geeneus, George FitzGerald, Joker, o un veterano como MJ Cole. ¿El objetivo era explorar otros sonidos?

Trabajar con MJ Cole fue muy emocionante. Siempre me ha gustado lo    que hace con las voces. George FitzGerald fue una inspiración increíble. Gee es como si fuera de la familia, siempre me hace sentir cómoda en el estudio, y adoro lo que logra a nivel de producción. Siempre es más difícil si trabajas con alguien a quien no conoces. Desde el instituto, he estado siempre rodeada de gente que hacía música, siempre he estado en banda, conociendo a gente cuyas ideas respeto. Así que es genial seguirme rodeando de esa gente, y de la que ido conociendo en el camino.

 

Tu nuevo single, “Crying For No Reason”, va más allá del marcado carácter house del disco, y muestra una cara mucho más baladista y alejada de las pistas de baile. ¿En un futuro quizás podríamos tener un disco de Katy B exclusivo de baladas? ¿Te gusta la idea?

¡Sí! (risas) ¿Me estás preguntando si me gustaría convertirme en Celine Dion? (risas). En mi primer disco había una canción que se llamaba…vaya, no me acuerdo como se llamaba. El caso es que era una melodía que se prestaba mucho a que la interpretara en acústico, eso me gustaba. En el momento en el que todo fluía de cara a este segundo disco, emergió esa idea, esa manera de hacer, y yo disfrutaba mucho interpretándola así: ése podría ser el inicio. Incluso cuando toco con la banda, o cuando pincho en clubs, toco o pongo esa canción. Para mí representa una especie de segundo nacimiento, algo que se liberó y explotó.

 

¿Cómo  surgió la idea de homenajear junto a Jeesie Ware a “Aalijah” en el tema del mismo título? ¿Fue una artista que os marcó a las dos de pequeñas?

En realidad, todo tiene que ver con mi novio, que es Dj. Es como una historia de una chica en un club, la idea de tocar, hacer sonar música, sólo para verla bailar. De ahí es de donde surge todo:  un club de Brixton, tacones en la pista, tensión sexual… Esa chica sobre la que escribí tenía una aura similar a la de Aalijah. Le pregunté a Jessie si quería colaborar en la canción, y ella se plantó aquí y lo hizo. 

 

Sergio del Amo

Nacido en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en 1986, Sergio del Amo es una de las últimas firmas que se ha unido a la familia Blisstopic. Apasionado de la cultura pop, la televisión más basurera y los marujeos del papel couché, una vez licenciado en Periodismo ha dejado su firma en medios como Mondo Sonoro, Neo2, H Magazine, el suplemento cultural ‘Tendències’ del diario El Mundo de Catalunya y PlayGround. Hasta que no le hagan una buena oferta en Telecinco seguirá dando guerra en la prensa musical. 

Más en esta categoría: « El Último Vecino Glass Animals »