Menu

Skaters-shane-mccauley

Skaters

Así suena Manhattan

 

Alicia Rodríguez

Fotos Shane McCauley

 

Desde New York llegan este cuarteto de jovenzuelos que han invertido su tiempo y talento en revisar la historia de la música pop-rock de los 60 a los 90, de los Strokes a The Clash, del garage al punk y al brit pop para llevarlo a su propio terreno, pasando de convencionalismos. Voces laxas, percusiones inusuales, guitarras con reverb, bastante oficio y mucha calle. Las de "Manhattan" (Warner, 2014), protagonistas de las historias del disco.

 

Puede chocar a muchos lo que estos chicos se traen entre manos. Y es que Skaters (que de hiphoperos tienen poco, pese al nombre) no representan la esencia de banda afincada en Nueva York que suele venirnos a la cabeza. Hay un poco de eso (como en los dos primeros cortes del disco), pero no sólo, y ahí radica la gracia. Han facturado un disco de esos que consiguen que te tires de los pelos para definirlo (señal de personalidad, van a su bola), y que no debería pasar inadvertido a cualquier aficionado al pop y el rock de los 60 a la fecha (aquí hay un poco de todo lo acontecido) y mucho menos al hipster de turno obsesionado en conocer las novedades del ‘the next big thing’ yanqui. Porque lo son, porque más allá de esas texturas lo-fi amagan una segunda piel repleta de groove y melodías para la pista. "Schemers" o el ya hit "I Wanna Dance (But I Don’t Know How)" serían buenos ejemplos de ello. Por si fuera poco, aquí se marcan también un buen reggae-dub-rock ("Band Breaker" o la sombra de The Clash sigue siendo alargada) y hasta cortes de hardcore urgente ("Nice Hat").

 

Skaters-02-shane-mccauley

 

Estas eran, según su cantante, Michael Ian Cummings –al otro lado de un teléfono repleto de interferencias– sus pretensiones: “Queríamos que el disco fuera un compendio de todas las vibraciones de cada uno, no que sonara uniforme, sino que tuviera las influencias y background de cada uno de nosotros”. La historia de la banda parte de una fiesta definida en su biografía como ‘bastante alocada’. Allí, en el transcurso de esas 24 horas de un verano del 2011, coincidiría Cummings con el británico Josh Hubbard (también miembro de The Paddingtons y guitarrista de Dirty Pretty Things, la ex banda del ex Libertine y fan declarado de Skaters Carl Barât). “No, no fue una fiesta tan loca, igual habían 20 personas. Fue en las colinas de Hollywood, en una casa muy bonita donde ya hablamos de crear el disco. Todo empezó allí, en este sitio, exactamente”. Contrariamente a otras bandas, ellos tuvieron conciertos antes de incluso haber creado el grupo. Algo que nació cual desafío artie pero que se ha materializado en un disco. “Lo nuestro fue concebido más como un proyecto artístico, y cuando pensamos ya en el booking de los conciertos yo sólo tenía 5 canciones y algunas versiones. Al día siguiente de llegar Josh a Nueva York ya pillamos el hábito diario de vernos para cerrar bolos y tocar, así que no fue tampoco tan inmediato, estuvimos preparándolo un tiempo”. Una ciudad de evidente efervescencia musical. “En Nueva York hay actualmente bastante dispersión, mucha gente haciendo cosas distintas y sonidos diferentes. No hay un sonido específico en la ciudad, por mucho que la gente piense que sí”.

 

Sorprende pese a su juventud el espíritu despreocupado y poco temeroso que demuestran estos jovenzuelos. Un carácter que les define a ellos y a su música. “Sí, esa sería definitivamente la actitud que nos caracteriza. No queríamos ser lo mismo que todo el mundo”. Urgencia que también desprenden en su producción: “queríamos sonar exactamente así, directos”. Imprevisibles como pocos, tienen claro qué otras bandas con esa misma filosofía reposan en su altar más venerado. “MGMT son también muy impredecibles. Cuando lanzaron este último disco la gente se esperaba algo como el primero y no tiene nada que ver. También Radiohead, aunque eso sea algo obvio”. Aparte de ser capaces de volver a poner de moda las guitarras dentro de la escena independiente, Skaters han cuidado mucho su base rítmica para este disco. Al loro pues con su batería, Noah Rubin, responsable de esas estructuras tan sorprendentes. “Sí, es un batería muy creativo, es capaz de hacer todo lo que pienses. Gracias a él cambiamos la estructura de muchas canciones, que sonaron al final diferentes a cómo las habíamos planteado”.

 

SkatersManhattanCoverLayered

 

"Manhattan" hace guiños a la técnica del cut and paste, dotando de identidad real a sus canciones gracias a la incorporación de voces de niños y gente hablando por la calle o en el metro. Una buena manera de captar la esencia de la urbe. "sí, esos audios forman una parte real e imprescindible del disco. Creo que es algo que ya hicieron los Beastie Boys en sus primeros trabajos, y nos gusta", me dice. Por si no tuvieran bastante con la música, también son responsables de un fanzine, "Yonks", del que "la semana pasada hicimos el tercer número, está funcionando muy bien. Se puede encontrar en nuestros shows, tarda mucho tiempo en hacerse, aunque nos sale de forma muy natural, es bastante old school". Para acabar, un intento de romper con el tópico neoyorquino, de cuyo chiquillaje hipster ya hacen referencia en la irónica "To be young in NYC" ("A generation of  jerks / Directionless on our feet", dicen). “Todo el mundo tiene esa idea romántica sobre New York extraída de las pelis, pero aun estando enamorado de la ciudad debo admitir que en esta ciudad existen también todas esas personas que tristemente se creen que están viviendo en una película"

 

 

Alicia Rodríguez

Periodista con postgrado en crítica de música y cine. Ex-directora de la Guía del Ocio Bcn y exsocia de la agencia Musa Comunica, ahora conocida como Alicia Música (www.aliciaweb.es). Ha trabajado en promoción discográfica (Houston Party Records, Naïve Records) y colaborado como redactora en revistas musicales (Ruta 66, Mondosonoro, AB, Go Mag, Popular 1, World Music), suplementos de diarios (Rock n’sound), periódicos (El Periódico de Catalunya), revistas técnicas de ocio (Showpress) y generalistas (Playboy). También en producción y comunicación para festivales musicales (Isladencanta, Primavera Sound, Sónar, SOS Festival). Como periodista, ha aportado su experiencia en la locución y redacción para diferentes emisoras (Ràdio 4, Radio Gràcia, Gramanet Radio), así como siendo responsable de documentación de invitados (entrevistas) en El Terrat (programa ‘Buenafuente’ de Antena 3TV). En el área de internet, trabajó para las divisiones de world music y pop rock (Doctor Music Networks) y ha colaborado en el departamento documental de la radiotelevisión noruega NRK-Aktivum.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Jose Domingo Aries »