Menu

01

Basia Bulat

Magia y pérdida

 

Half Nelson

Fotos Jordi Vidal

 

Ya empieza a convertirse en un hermoso ritual: la canadiense de origen polaco Basia Bulat publica un LP y su presentación en Barcelona es una auténtica epifanía para el público. Muy por encima como intérprete de sus propias canciones, la rubia Bulat deja siempre a los oyentes la sensación de haber presenciado un acontecimiento único, una performance de extraordinaria dificultad ejecutada con la precisión y (aparente) simplicidad de un perfecto ejercicio gimnástico. Recordamos que Basia Bulat todavía está de gira por España con las fechas 4 (Fun Club, Sevilla), 6 (Café & Pop Torgal, Ourense), 7 (Porta Caeli, Valladolid) y 8 de febrero (Auditorio Nova Galicia Banco, Vigo).

 

Después de una divertida sesión fotográfica en los alrededores del Apolo barcelonés y en el interior de la Apolo Store (a quienes agradecemos su amabilidad) nos refugiamos en el camerino de La 2 para interrogar a Basia Bulat acerca de “Tall tall shadow” (Rough Trade, 2013) apenas unos pocos minutos antes de que salga a escena. “Me concentro muy rápidamente” me dice.

 

Acabas de publicar tu tercer LP y es la segunda vez que actúas en Barcelona, las dos veces en la misma (pequeña) sala. ¿Es eso un problema para ti? ¿Eres de las que pretende actuar en una sala mayor cada vez que vuelve a una ciudad?

No, en absoluto, eso no va conmigo (risas). Intento centrarme en las cosas que puedo controlar como escribir canciones y así…, pero no vale la pena preocuparse por cómo la gente va a recibir el disco o si lo va a escuchar más o menos gente...

 

Pero sí que puedes controlar quién va a producir el disco y este tercer LP es muy diferente a los anteriores…

La verdad es que escoger a Mark (Lawson, productor para Akron/Family, Colin Stetson o Arcade Fire) y a Tim (Kingsbury, de Arcade Fire) fue de lo más natural, hace muchos años que nos conocemos. Ya habían trabajado conmigo en “Heart of my own” (Rough Trade, 2010) y siempre habíamos hablado de hacer algo más juntos. También fue muy natural el hecho de probar cosas nuevas: hicimos maquetas de todas las canciones en una casa en el campo con Tim, Mark y mi hermano (el percusionista Bobby Bulat) y al escucharlas en el coche de vuelta a casa vimos que algunas canciones pedían arreglos diferentes.

 

¿Y no es eso un intento de ganar audiencia?

Hhhhmm, no. Nunca entendí el interés de algunos artistas en tratar de controlar cómo la gente va a reaccionar a cada uno de tus movimientos…

 

02

 

Pero algunos artistas “creen” saber lo que el público quiere…

Quizás, pero desde luego yo no soy de esos (risas)… Para mi ya es bastante difícil hacer música, así que no puedo pensar en hacerla de una manera determinada para que le guste a la gente. Mi primer disco ni siquiera se pensó para ser publicado.

 

¿Cuál es tu proceso de escritura? ¿Estás continuamente escribiendo o sólo cuando quieres sacar un disco?

Siempre tengo un montón de canciones a medio escribir o recién acabadas. Una gran amiga mía murió y, de pronto, muchas de esas canciones me parecieron desconectadas de lo que sentía en ese momento. Volví a empezar una buena parte proceso, sin saber muy bien a dónde me iba a llevar. Poco a poco me fui dando cuenta de que muchas canciones hablaban de perder a alguien a quien amas, así que me tomé el tiempo suficiente para llegar a un punto en que todas las canciones encajaban con mi estado de ánimo.

 

Entonces, las canciones del disco están conectadas de alguna manera…

Sí, sí, totalmente. Volviendo un poco a tus preguntas anteriores, creo que hay muchas razones para escribir y tocar música y todas ellas son válidas, pero para mi… (duda) las cosas de las que acabo hablando son las únicas de las que podía haber hablado en ese momento. No hay otra manera de explicarlo… Mi primer disco estaba relacionado con los recuerdos, era como un documento de lo que hacía con mis amigos en aquel momento, en el bachillerato. Usé el préstamo que me dieron para ir a la Universidad para grabar en cinta un disco muy inmediato, porque eran sensaciones que no quería que se perdieran… Pero alguien lo escuchó, le gustó y se acabó lanzando al mundo. En mi segundo disco, quería formar parte de una tradición folk. Estaba en el norte de Canadá, donde ese sonido es muy importante y quería hacer algo que conectara con mi entorno, con toda esa tradición que se respira allí. Para este tercero, tan sólo quería ser lo más honesta posible, reflejar cómo me encontraba en cada momento. Tim y Mark estaban al tanto de lo que me pasaba, así que conocían de lo que hablaban las canciones, era como explicárselas a un par de buenos amigos… También estaba mi hermano… No quiero decir que no quería que el disco se escuchara en todo el mundo (risas), pero ese es un momento posterior, cuando ya te has separado de las canciones. En el momento de la creación sí que era un acto íntimo, personal, que tan sólo tenía sentido para mi.

 

Mi idea del disco era más una colección de canciones no conectadas…

Líricamente, todas las canciones están conectadas entre sí. Todas se refieren a lo mismo y unas responden las preguntas de las otras, es como un roman à clef: hay una historia real detrás de todo eso. En cuanto al sonido sí que es cierto que hay más diversidad que en los anteriores discos. Es simplemente lo que consideramos la mejor manera de explicar la historia en cada caso.

 

Pero detrás de toda esa gente que te conoce y sabe de qué van las canciones estamos miles de personas que no lo sabemos…

Exacto. Lo que pretendo es que haya el suficiente espacio en la canción para que cualquiera pueda sentirse identificado, que no sea algo absolutamente personal, que sólo me sirva a mi. Así, las reacciones son muy diferentes, hay gente que conecta con unas canciones y gente que conecta con otras, es muy curioso.

 

¿Con qué instrumento trabajas a la hora de componer?

En este disco, sobre todo con el piano y después lo transpongo a los arreglos que vayamos a usar en cada ocasión.

 

03

 

¿Y quién decide los arreglos?

Tim y Mark son muy buenos imaginando cosas y no paran de proponerme arreglos, pero también saben que yo tengo la última palabra y que no me gustan las cosas muy recargadas (risas).

 

En la tradición folk, a la que aseguras pertenecer, es habitual hacer versiones que mantienen viva esa tradición, pero tú no las haces…

¡¡Hago muchas versiones!! (risas)

 

En directo…

Sí, sobre todo en directo, aunque he grabado un par de ellas y un siete pulgadas con una versión de Sam Cooke (“Touch The Hem Of His Garment”, Rough Trade, 2008)

 

Te sientes segura y orgullosa de tus propias canciones…

Sí, sin duda. Me gustan las versiones, pero no reflejan exactamente lo que yo quiero decir… Sin duda, empecé dentro de una tradición, pero es un proceso orgánico: naces en un sitio y eres de una manera, pero creces y vas cambiando. No puedes estar haciendo versiones continuamente, alguien tiene que escribir canciones nuevas de cuando en cuando… (risas).

 

¿Cuál fue el primer momento en que viste que querías escribir, que quisiste que la música formara parte de tu vida?

Sin duda sentada al piano. Mi madre daba clases y algunos conciertos, así que a los tres años ya estaba recibiendo clases de piano clásico. Quería ser una pianista clásica, pero lamentablemente no tengo ese talento. Esa fue mi primera obsesión.

 

Volviendo a las versiones, en tu Facebook has colgado una versión de “Tu nombre me sabe a hierba” de Joan Manel Serrat para conmemorar esta gira peninsular…

La grabación es de hace un año ya…

 

04

 

¿Y cómo conociste esa canción?

En la escuela tenía muchos amigos de origen hispano, gente de Colombia y de otros países de Sudamérica. Ellos sabían que me interesaba el folk y los cantautores, así que me dejaban discos y cassettes de los artistas que ellos conocían: Serrat, Silvio Rodríguez, Violeta Parra, Víctor Jara… No soy ninguna experta, de Serrat conozco los clásicos como “Mediterráneo” y algunas más, pero resulta que tiene treinta LPs (risas). “Tu nombre…” es la primera canción que aprendí en castellano, así que hace muchos años que la conozco.

 

Acabemos hablando más en concreto del disco, ¿qué significa “Tall tall shadow”?

(Risas) Aaaaaahh, puede significar muchas cosas… (enigmática). No es algo muy profundo, por un lado me gusta la repetición de las palabras como en el góspel, la repetición da poder a las palabras y por otro, me recuerda un poco a “Long tall Sally” (la canción de Little Richard)… En cuanto al sentido, para producir una gran sombra se necesita mucha luz, así que es un título que puede funcionar en ambos sentidos…

 

Pero es un disco oscuro, ya desde la portada…

Hhhhmmm, creo que hay bastante luz en la portada… Ves, todo depende de cómo lo mires. Esa es la idea.

 

Tengo la misma confusión acerca de “Paris or Amsterdam”. En la canción pareces echar de menos a alguien, pero al mismo tiempo te alegras de que le vaya bien y esté en ciudades lejanas como París o Amsterdam…

Hhhhhmmm, desde luego no es una canción feliz. Es una canción en la que el personaje finge aceptar la pérdida…

 

Es como “Chelsea Hotel” de Leonard Cohen, el autor no quiere admitir cuánto echa de menos a la otra persona…

Sí, es algo así. Definitivamente es una canción bastante oscura. Para nosotros en Canadá esas ciudades son muy exóticas y atractivas, pero están tan lejos que es casi como si no existieran. Si alguien está allí, es como si hubiera desaparecido para siempre…

 

 

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com

Más en esta categoría: « Big Summer Slim Cessna's Auto Club »