×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 974
Menu
Guilamino  

Guillamino & The Control Z’s

Un altre jo

Bankrobber

7

Soul

Lidia Noguerol

 

Hay un color que siempre esta presente en las camaleónicas transformaciones musicales de Guillamino (Pau Guillamet), que transita con pasmosa naturalidad por géneros tan diferentes como la electrónica, la canción chilena o las sardanas: El negro.

 

Por eso tampoco sorprendre tanto, que su última reencarnación sea a ritmo de soul y funk. Guillamino, como en su día hicieron Jamie Lidell o Mayer Hawthorne, empezó trasteando con beats para acabar rebobinando hasta encontrarse con nombres ilustres del soul, como Al Green o Stevie Wonder.

 

“Un altre jo” es el testimonio de este encuentro. Un disco de inspiración setentera que podría formar parte del catálogo del sello Daptone, grabado en directo, en formato analógico y con una banda creada para la ocasión, los Control Z’s.  Como en el Empordà, lugar de origen de Guillamino, Bankrobber y los Control Z’s, los vientos soplan con fuerza seductora en “Un altre jo”. Los metales brillan y suenan igual de bien cuando sacan a Guillamino a la pista de baile, lo arropan con terciopelo en la cama o lo acompañan en los problemas y comeduras de coco de la vida cotidiana.

 

Sobre todas estas cosas canta Guillamino a lo largo de diez canciones, todas en catalán, donde encontramos ese falsete tan suyo que utiliza para terminar o empezar una frase. Desde la primera canción, es inevitable seguir el ritmo con el pie y si cuando llega “Cel tan blau”, la mejor del lote junto a “Un altre jo”, si aun no lo estas haciendo, vas a bailar. La tremenda línia de flauta, los metales (otra vez), los coros, el piano, esos breaks de batería que piden descaradamente ser sampleados, te van a obligar. Recuperarás el pulso con “Has de fer”, la más funk del álbum. Y luego, las baladas te van a sentar.  La mejor, la contenida “Quan Quan Quan”  recuerda a Lee Fields y te lleva al desnudo final de un disco bailable y sensual, que tiene el viento a favor.

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.