Menu
 

The Julie Ruin

Hit Reset

Hardly Art

8,5

Punk-Rock

Pau Navarro 

 

The Julie Ruin lanzan “Hit Reset”, su segundo larga duración, tras tres años desde su anterior trabajo. A pesar de la corta trayectoria de esta formación americana, que despegaba en 2010, hay un amplísimo recorrido en forma de otras bandas y trabajos hasta llegar a este nuevo producto. Veamos.

 

Kathleen Hanna, actualmente al frente de The Julie Ruin, ha sido una de las caras femeninas más visibles de la escena punk en los últimos años. En un mundo dominado por hombres, ella puso sus gritos al servicio de Bikini Kill durante más de una década (1990-98). Aquella ira sensual de guitarras y letras feministas, sin embargo, moriría con la entrada del nuevo milenio. Le Tigre  (1998-2011) fue la evolución natural del 90s punk que la cantante de Brooklyn había proferido hasta entonces, abrazando ahora aires electrónicos bailables, pero sin olvidar sus luchas pro-colectivos en riesgo.

 

El nacimiento de The Julie Ruin, como formación completa y tomada en serio, se produjo definitivamente con el lanzamiento de “Run Fast” (2013). En aquel primer largo nos encontramos a una Kathleen algo desubicada, con la crítica incisiva recogida de su activismo de siempre, pero habiendo perdido punch en busca de un estilo electrónico del nuevo siglo con el que no acababa de acertar. Esta vez, con “Hit Reset”, algo ha cambiado.

 

 

Arranca el disco con un tema de título homónimo a éste que nos permite disipar, en apenas cinco segundos, cualquier duda sobre el cuestionado estado de voz de Kathleen. Juntamente con “I Decide” y “Be Nice”, las pistas inmediatamente siguientes, es una demostración de furia vieja escuela. Un pequeño homenaje que el quinteto de Brookyln parece querer rendir a bandas como Huggy Bear o a las ya extintas Excuse 17. El regreso a los inicios.

 

Ahora bien, “Mr. So and So” o “Hello Trust No One, hacen mover la veleta en un nueva dirección en la que los sentimientos negativos pueden ser revertidos en diversión y melodía, a través de camuflaje de sintes y sencillos ritmos hipnóticos. "I can play electric guitar / while shaving my legs in a moving car", verso extraído de esta última, es una celebración a la manera de vivir de una mujer que es feliz y desacomplejada. Una mujer que ha superado los convencionalismos que la rodean.

 

La Kathleen Hanna más personal, a través sus propias experiencias y frustraciones, está presente en todo lo largo y ancho de este disco. Sin embargo, esta vez, ha sido capaz de enfocarlas bajo su visión de mujer adulta que está de vuelta de todo. Mucho de guitarra adolescente y fresca asoma en distintos momentos, pero nada está allí fruto de descubrimientos accidentales de juventud. Este “Hit Reset” es aquello que habíamos venido reclamando. La mejor mezcla posible de las distintas formaciones y colectivos en que ha militado a lo largo de los años. Una nueva firma que se ejemplifica a la perfección con “I'm Done”, el mejor tema del disco sin duda. Altamente recomendable.

 

Pau Navarro

Publicitario en despegue, educador entre la mañana y la tarde, comunicador musical y social donde y cuando me dejan, empecinado en el éxito de The Stagpies y Lost Art Of Murder. Se suma a Blisstopic para aportar 6 años de experiencia en conversaciones de bar sobre el sector musical.