Menu
 

Raime

Tooth

Blackest Ever Black

8,8

Noir Post-Industrial

Manu González

 

Entre 2010 y 2012 esperábamos muchas cosas, pero, sobre todo, queríamos tener en las manos el primer álbum de Joe Andrews y Tom Halstead, quienes grababan como Raime para el sello londinense Blackest Ever Black, casa de Vatican Shadow, Tropic of Cancer o Dalhous. Tras “Raime EP” (2010), “If Anywhere Was Here He Would Know Where We Are” (2010) y “Hennail” (2011), el dúo londinense se habían convertido en el proyecto electrónico más oscuro y post-industrial de Europa, unos creadores de ambientes sórdidos y deprimentes a la altura de Demdike Stare o The Haxan Cloak, todos británicos, por supuesto, y todos herederos de esa mixtura de sonidos oscuros callejeros que Andrew Weatherall popuralizó en proyectos como The Sabres of Paradise, Two Lone Swordmen o sus discos post-punk y psicodélicos bajo su propio nombre o como The Asphodells. En Londres llueve, sí, pero llueve ácido de batería. Al final, Raime publicaron su LP, que no duraba más de 45 minutos. “Quarter Turns Over A Living Line” (2012), con una portada en blanco y negro muy Andy Stott, se llevó lo que quedaba de nuestra infancia con sus dosis de oscuridad post-industrial y una colección de temas bastante desesperantes. En España los tuvimos tocando en el Sónar y en el L.E.V. y si te he visto no me acuerdo.

 

 

Han tenido que pasar cuatro años para que Andrews y Halstead vuelvan con Raime otra vez y con un nuevo trabajo de título “Tooth”. La primera vez que le das al play, aquellas similitudes con Weatherall que se intuían en “Quarter Turns Over A Living Line” estallan de golpe en “Coax”, “Dead Heat” y “Hold Your Line”. “Tooth” es como la versión depresiva, minimalista y muy 2016 de aquel fantástico “Haunted Dancehall” (Warp, 1994) de The Sabres Of Paradise que tantas alegrías nos ha dado en 26 años de existencia. Dub, IDM, ambiente noir, pero mucho más sintético y acústico que el trabajo de Warp. Como vimos en Madrid en el Electrónica en el Conde Duque, Raime ahora son un trío con guitarra y batería, algo que, francamente, le va muy bien a su nuevo sonido de noir post-industrial. La otra gran influencia este lavado de cara de Raime es, por supuesto, John Carpenter. Escuchando “Tooth” en todo su conjunto uno tiene la sensación de estar en aquel “Asalto a la Comisaría 13” (1976) pero como si musicalmente hubieran transcurrido cuarenta años. Raime han firmado uno de los discos del año: oscuro, hermético, deprimente y, sobre todo, muy noir y cinemático. Una joya negra en un mar de plástico.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com