Menu
 

Garbage

Strange Little Birds

Stvnvolume

7,6

Rock

Pau Navarro 

 

“Strange Little Birds” rompe el silencio en el que nos habían sumido los americanos Garbage tras su retorno inesperado en 2012. Tras una temporada en la sombra, vuelven a la carga con su sexto álbum de estudio con la intención de recuperar el esplendor dorado que vivieron a finales de los 90.

 

“Sometimes”, tema inaugural del disco, es un lobo vestido de cordero, puro engaño. Con inicios de balada, muy al estilo del “Not Your Kind Of People” (2012), muta para adoptar progresivamente un aire electrónico, oscuro y denso. De buen principio, no nos encontramos un hitazo sino una pieza introductoria ambiental e industrial. Empezamos con el listón bajo.

 

Le siguen “Empty” y “Blackout”, vista atrás hacía el hard-rock la primera, y vista adelante hacía la electrónica la segunda, para dar inicio a un juego de perseguir sombras que se alarga a lo largo y ancho de todo el disco. El cuarteto parece divertirse escondiendo y mostrando, avanzando y retrocediendo entro lo que fueron y lo que pretenden ser ahora. “Try not to think, be cool, be calm, be fake” es el verso que sin duda mejor lo ejemplifica. Oscuridad al estilo Failure, sin preocupaciones y sonando naturales, sacando la cabeza desde el sótano de Butch Vig.

 

 

“If I Lost You” y “Even Though Our Love Is Doomed” rezuman a Thom Yorke y sus Radiohead, pero adoptando la delicadez intimista que aporta la voz de Shirley Manson. Los sintetizadores y la distorsión, que rellenan todos y cada uno de los huecos posibles, nos hacen creer que el rock alternativo de los noventa, aquel que coqueteaba con las vanguardias electrónicas, ha vuelto. Dos aciertos con mayúsculas.

 

Tras la calma, sin dejar de jugar con los cambios de velocidad y tempo, llegan temas como “We Never Tell” para meterse en nuestra cabezas y, así, acompañarnos en esas fiestas del viernes noche. Bases rítmicas sencillas y pegadizas, respaldadas por medidas capas de guitarras, que nos permiten imaginar a la PJ Harvey más festivalera participando en este “Strange Little Birds”.

 

El cierre lo pone “Amends”, un corte de rock épico imprescindible que llega demasiado tarde como para que aquellos oyentes más impacientes sigan por aquí. Ésta es la expulsión visceral de una banda que había perdido el ritmo en la última década, que no acababa de sentirse bien pues nunca había podido vuelto a igualar el “Versión 2.0” (1998) pero que ahora quiere recuperar el tiempo y terreno perdidos. De menos a más, terminando muy arriba.

 

Pau Navarro

Publicitario en despegue, educador entre la mañana y la tarde, comunicador musical y social donde y cuando me dejan, empecinado en el éxito de The Stagpies y Lost Art Of Murder. Se suma a Blisstopic para aportar 6 años de experiencia en conversaciones de bar sobre el sector musical. 

Más en esta categoría: « Deerhoof "The Magic" Lone "Levitate" »