×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 974
Menu
Chance The Rapper Coloring Book  

Chance The Rapper

Coloring Book

Mixtape

8,5

Rap Cristiano

Half Nelson 

 

En su tercera mixtape tras “10 Day (2012) y “Acid Rap” (2013) y, sobre todo, tras su colaboración en el tema “Ultralight Beam” del “The Life of Pablo” (GOOD / Def Jam  / Roc-A-Fella, 2016) de Kanye West, el rapper de Chicago demuestra que su travesía del desierto ha acabado y está más que preparado para deambular por la tierra prometida del rap.

 

Las referencias bíblicas vienen a cuento por el contenido de este juguetón “Coloring Book” (disponible únicamente en Apple Music desde el 12 de mayo y en el resto de plataformas a partir de hoy) que significa el renacimiento como cristiano limpio y responsable del rapero suspendido diez días en el instituto (y finalmente expulsado), de ahí lo de “10 Day”, que explicaba orgulloso sus devaneos con la maría. La paternidad parece que le ha hecho madurar precipitadamente (cumplió veintitrés años en abril) y, sobre todo, aferrarse al Cristianismo como tabla de sanación y salvación (“We don’t do the same drugs anymore” afirma en “Same Drugs”). Dejando de lado la cantidad de veces que nombra a Jesús y al mismísimo Dios (“I talk to His Daddy” dice en “Blessings”), este disco es un verdadero monumento al rap. Chance the Rapper, Chancelor Bennett en su tarjeta de la Seguridad Social, abandona la ortodoxia del hip-hop no sólo en cuanto a temática sino también al optar por un estilo compositivo abigarrado, mayoritariamente orgánico y con profusión de instrumentos de viento y voces.

 

 

Así, la muy kanyewestiana (no en vano también colabora West) “All We Got”, donde rapea, canta y autotunea sobre un tempestad de instrumentos de viento, es la perfecta introducción a todo un catálogo de habilidades con la libreta y el micrófono. La pegadiza (primer single) “No Problem” (“At the school of hard knocks / I took night classes”) va a ser todo un hit, pero Chance sabe que no puede seguir a ese ritmo todo el disco: hay que frenar. La parte central, reflexiva y llena de góspel, soul y jazz, muestra el espíritu del “nuevo” Chance. En “Summer Friends”, usa un registro íntimo para tomar nota de la violencia callejera a medida que sus amigos van desapareciendo (es uno de los impulsores del movimiento #SaveChicago) mientras Jeremih pone su falsete de fondo como lo hacía Justin Vernon para Kanye. “Blessings” (“I don’t make songs for free / I make songs for freedom”) y “Same Drugs” son de lo mejor. De apariencia modesta, con piano jazzístico y voces de aire clásico que le arropan cuando muestra todo su torrente al micrófono: empieza cantando en un registro casual y poco afectado, pero paulatinamente el verso se acelera, pero sin perder la contención y la cercanía.

 

 

La segunda parte del álbum combina aires caribeños (“Angels”), baladas forzadas más cerca del R&B (“Juke Jam” con Justin Bieber y Towkio), el trallazo bailable “All Night” producido por Kaytranada que contrasta demasiado con el tono del resto del LP. El gospel majestuoso de “How Great” vuelve a elevar el nivel con un impresionante freestyle creciente que le enfrenta a Jay Electronica con ocurrentes frases como “the kind of worship that make Jesus came a day earlier” o “I was lost in the jungle like Simba after the death of Mufasa”. Para finalizar, la extensa “Finish Line / Drown” (en realidad, son dos canciones en una) es uno de esos temas en que por un lado abusa de los coros y de un R&B algo anticuado y, porque no decirlo, conservador con un cierto aire a sintonía de sitcom y por otro apetece verlo acompañado por The Roots, por la riqueza de los arreglos orgánicos y el espíritu saltarín y dinámico de sus rimas.

 

Sin duda, “Coloring Book” es un gran disco que va a convertir a Chance en toda una estrella, pero después de esta exhibición, en sentido literal y figurado, es posible que ya haya jugado todas sus cartas tanto en el terreno lírico (¿estamos preparados para otro disco que nos pregunte casi literalmente si tenemos un minuto para hablar de Jesús?) como en el compositivo. Después de este órdago, ¿podrá Chance The Rapper seguir creciendo como compositor?

 

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com