Menu
Cage the Elephant Tell Me I'm Pretty  

Cage the Elephant

Tell Me I'm Pretty

Sony

6,5

Rock

Lidia Noguerol

 

El cuarto disco de los americanos Cage the Elephant es un tipo de disco que hacía tiempo que no encontraba. Es un disco apto para limpiar la casa. Normalmente cuando escucho música no puedo hacer nada más –aparte de bailar si el ritmo acompaña- porqué se me van los oídos y estoy demasiado pendiente de lo que suena para reparar en otros menesteres. Pero con “Tell me I’m pretty” me ha pasado justo lo contrario, ha sido el disco el que me ha permitido dedicarme a otros asuntos mientras lo escuchaba.

 

 

A ver, no es que sea un disco aburrido o lineal. Hay muchos estilos diferentes en las diez canciones que contiene. Hay garaje impregnado de soul, psych descafeinado y otros sonidos sonidos sixties que evocan a grupos de esta época como los Yardbirds. Y también recuerdos a grupos de ahora como The Black Keys y Tame Impala. La influencia del dúo de Akron parece inevitable, ya que Dan Auerbach ha producido el último trabajo de los de Kentucky. Supongo que con la intención de aportar nuevos matices a su sonido aparte del de su propia banda.

 

Sí, Cage the Elephant suenan diferentes, pero no porqué suenen a ellos mismos, sinó porqué incorporan el sonido de otros grupos pero sin acabarlos de asimilar. Intentan crear un sonido propio intentando mezclar el sonido de Tame Impala con el de grupos sixties y se quedan a medio camino. El tipo de producción apaga la crudeza propia del garaje y les falta pegada. “Tell me I’m pretty” también tiene melodías bonitas y canciones logradas. No es un mal disco, pero se queda solo en una escucha agradable.

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.