Menu
John Grant Grey tickles black pressure  

John Grant

Grey tickles, black pressure

Bella Union

8

Pop-Rock

Javier Burgueño

 

Parece que a John Grant últimamente las cosas le van bien, el descubrimiento de Islandia y su traslado a la isla le ha ayudado a superar muchos de sus problemas y adicciones, sintiéndose ahora más relajado e incluso feliz, algo que se nota en su tercer álbum en solitario. En él Grant se muestra más desenfadado y juguetón que nunca, logrando una equilibrada combinación entre las baladas barrocas al estilo “Queen of Denmark” y la electrónica islandesa que aparecía en “Pale green ghost” y donde una simple lista de cosas que le agradan puede devenir un estupendo y adictivo tema disco-funk con la colaboración de Tracey Thorn (“Disappointing”).

 

 

Tampoco nos equivoquemos, por muy hedonista que nos pueda parecer su acercamiento a la edad madura (“Grey Tickles” es una traducción de un término en islandés que hace referencia a ella) muchos de sus textos siguen destilando enojo y cortando como cuchillas afiladas (la otra parte del título, “Black pressure” viene de una frase en turco que significa pesadilla), sin irnos más lejos el tema “Grey tickles black pressure” critica su autocompasión tras serle diagnosticado VIH (“There are children who have cancer, and so all bets are off , because I can’t compete with that”). De la juguetona “Voodo doll” a la deliciosa “Global warming”, del tontorrón cruce de improperios con Amanda Palmer en “You and him” a la bella delicadeza de “Magma arrivesGrant dibuja un colorido mapa de todos los territorios que había explorado hasta el momento, asomándose incluso a zonas que permanecían todavía vírgenes, dando forma a su obra más socarrona, pero sin duda tan apasionada y apasionante como las anteriores.

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com