Menu
DJ Richard Grind  

DJ Richard

Grind

Dial

8,5

Techno

Vidal Romero

 

Cuenta Dj Richard, en las notas que acompañan a este lanzamiento, que hay en Rhode Island “un puente suspendido que cruza la bahía. Desde ese puente se puede ver Rose Island a un lado y Gould Island al otro. Dos localizaciones geográficas que la Marina de los Estados Unidos utilizó para construir bunkers e instalaciones de aprovisionamiento para submarinos en la Segunda Guerra Mundial. Ahora se han convertido en santuarios para pájaros y reposan en un continuo estado de deterioro: inaccesibles, pero centrales en todo ese área”. La parrafada viene al caso porque esa imagen de degradación y renacimiento, que refleja con precisión la manera en la que el hombre astilla el paisaje y cómo la naturaleza cierra después esas cicatrices, sirve también para describir el contenido de “Grind”.

 

DJ Richard

 

Crecido en el corazón mismo de esa estampa bucólica, Dj Richard reconoce que nunca se ha sentido cómodo en esas grandes ciudades que, en los últimos cinco años, y a cuenta de su carrera como dj y productor, ha tenido que convertir en su hogar. Primero en Nueva York y ahora en Berlín, siempre cerca de sus compañeros en el sello-colectivo White Material (Young Male, Morgan Louis, Galcher Lustwerk), nuestro hombre ha ido dando forma a un techno seco y de alto contenido experimental, pero que no hace ascos ni a las melodías preciosistas ni a las atmósferas cálidas y acogedoras. Una visión romántica y sensible de la música de club, que de algún modo rinde homenaje a los paisajes de su infancia y que explica a la perfección su fichaje por parte de Dial, el sello que estos días publica su excelente disco de debut.

 

Más apropiado para la escucha casera que para pinchar en un club –aunque pistas como “Savage coast” o “Bane” resultan perfectas para “bailar con lágrimas en los ojos”, esa expresión que tanto le gusta a nuestro Manu González-, “Grind” es un disco de ambientes turbios y ritmos contenidos, que arranca con melodías ominosas, de inspiración gótica (en la muy sombría “No balance”), y termina hipnotizado por los bombos suaves y los ruidos acuáticos de “Vampire dub”. Entre ambos extremos, Dj Richard da forma a todo un catálogo de sonidos industriales, sintetizadores oceánicos y bajos palpitantes; una paleta de tintes oscuros, entre cuyas rendijas se cuelan samples misteriosos, en los que parece resonar una naturaleza en descomposición. Ominoso y de voluntad aislacionista, “Grind” avanza con el ritmo mutante de un río, alternando momentos de calma tensa con otros en los que el tempo se acelera y fluye con rapidez, pero siempre dejando que flote una cierta tristeza otoñal en el ambiente. La misma melancolía que parece transmitir la imagen de su portada, ese puente que deja a un lado Rose Island y al otro Gould Island, y que aquí aparece fotografiado desde alguna de las dos islas, emergiendo como una presencia fantasmal por encima de los árboles.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com