Menu
luke-haines-rock-and-roll-animals1  

Luke Haines

Rock and roll animals

Cherry Red / ¡Pop Stock!

7,5

Pop/Cuento

Javier Burgueño

 

Días atribulados. Vas corriendo de un lado a otro y no tienes tiempo para pararte a leer una carátula siquiera. En el coche coges un CD y lo pones en el reproductor. Comienza a cantar Luke Haines y empiezas a escuchar flautas a su alrededor. (¿Flautas? Efectivamente, entre los arreglos del primer tema aparecen flautas, y tú te dices ‘aquí hay algo raro’). Luke te empieza a hablar sobre el zorro Jimmy Pursey, sobre el tejón Nick Lowe y sobre un gato llamado Gene Vincent, animales rockanroleros (¿Y a mi que esos nombres me suenan?) que viven en el pueblo mágico, sobre el rock and roll virtuoso y sobre la lucha de los animales contra su némesis, el Ángel del Norte, un pájaro de acero y alambre (pero el que canta es Luke, y la música, aunque con momentos pastorales que recuerdan a la campiña británica, destila la delicadeza del Haines de “Showgirl” o “Chinese Bakery” por los cuatro costados, así que aquí nos falta información).  

 

¿Qué le debe haber pasado al artífice de bombas de relojería como Baader-Meinhof o de caramelos envenenados cómo Black Box Recorder? ¿Se ha tornado en tranquila y pacífica oveja? Basta fijarnos un poco para ver que la lana que lo cubre es un disfraz y que el lobo sigue debajo. Haines, y esta es la pieza que encaja el puzle, ha grabado un cuento supuestamente infantil, una historia para pequeños y no tan pequeños, en la que adopta la figura de un juglar que con sus chanzas y alabanzas al final saca los colores a sus señores. Jueguen a su juego y mientras disfrutan de las melodías, las narraciones de Julia Davis y las aventuras del peludo trío escarben en busca de los objetivos que salen malparados ante sus dardos.

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com