Menu
Jim O'Rourke Simple Songs  

Jim O'Rourke

Simple Songs

Drag City

8,7

Pop

Lidia Noguerol

 

Ya me lo dijo Don Manu González: “¡Al loro que es discazo!” ¿Qué por qué? Pues porqué aunque ya sabíamos de su versatilidad y de su afición a picotear de estilos diferentes, el nuevo disco de Jim O'Rourke sorprende por como combina y trata en una producción muy equilibrada, estilos a los que ya nos tenía acostumbrados como el jazz, el noise, el rock, la música experimental y la acústica para hacer un disco de pop orquestral de melodías bonitas y letras ácidas. O'Rourke no ha perdido su humor peculiar y a veces negro sentido del humor. Empieza cantando al amor y a la estrofa siguiente ya ha renegado o se ha reído de él. 

 

Jim O'Rourke

 

Después de tropecientos discos experimentales y otras muchas colaboraciones con artistas de diferente pelaje como Superchunk, Beth Orton, Smog, Oren Ambarchi o Keiji Hara, ya añorabamos un trabajo más “accesible”, más en la línia de “Insignificance” de O’Rourke. Pero ojo que “accesible” no quiere decir facilón. Y que tampoco nos engañe el título del disco, “Simple Songs”, que tanto puede ser una muestra más del sentido del humor de O'Rourke o una comparación con otros trabajos suyos más experimentales.

 

“Simple Songs” entra a la primera por sus melodías bonitas y a cada nueva escucha descubrimos detalles nuevos. Las estructuras de sus canciones sorprenden y destacan los brillantes pasajes instrumentales que parece que tengan diferentes movimientos, bien equilibrados con las partes vocales, donde todos los instrumentos se oyen y ninguno queda sepultado. También mezcla muy bien los momentos acústicos con los momentos eléctricos. La guitarra y el piano llevan la voz cantante y se les van uniendo violines, mandolinas, una pedal steel y vientos de metal y madera. También estan muy conseguidas las dinámicas entre instrumentos, que progresan sin llegar nunca a estallar. Y es que “Simple Songs” es un disco de ritmos sostenidos, algunas veces repetitivos y de cambios sorprendentes. Una delicia.

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.