Menu
 

Pumuky

Justicia poética

Jabalina

7,7

Pop noise

Javier Burgueño

 

La justicia poética es, según la Wikipedia: “un tópico literario en el cual la bondad y la virtud son finalmente premiados y la maldad castigada”. Algo que no parece adaptarse demasiado a la realidad (ojeen si no los titulares de un diario cualquiera unos cuantos días seguidos) pero que describe perfectamente la idea que da forma a la última entrega de la banda tinerfeña Pumuky, y no solo describe el título o la delicada ilustración de la portada del artista Xavier Jalón sino que recorre las letras del álbum, mostrando la luz al final del túnel a seres que apartados del regazo de Pumuky serían perdedores en potencia “Si te sirve para algo decidí estar siempre a tu lado. Seré tu soldado kamikaze” canta Jair Ramírez en “La venganza de Rubik”, “Antes de que me hunda con él todo este lastre soltaré” afirma en “La culpa y el librepensador”.

 

Además de la justicia poética también existe el amor, otra de las tablas de salvación ante la deshumanización imperante en nuestra sociedad, llegando hasta él de las formas más insospechadas, ya sea vía las matemáticas (“Taniyama-Shimura”, la conjetura que dio pie a resolver el último teorema de Fermat, descifra esta vez el significado de una mirada; “Reducción al absurdo”, un tipo de demostración que partiendo de la negación de la proposición conduce a una contradicción, deja claro el por qué de seguir juntos) o la física (la preciosa “Teoría de cuerdas”).

 

Sustituyendo baterías por cajas de ritmos, jugando con sintetizadores y guitarras, desvelando nuevos detalles en cada escucha, Pumuky siguen avanzando con cada disco en la buena dirección.

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño pasó su juventud en el Vallés Oriental (Barcelona) donde se inició en esto de la crítica presentando y coordinando un programa musical de la televisión de su pueblo durante la bendita locura analógica de las televisiones locales de principios de los 90 (asegura que ya no quedan copias de los programas, se encargó personalmente de ello una noche de verano). El experimento fue divertido y dejó un poso latente que volvió a aflorar con el cambio de siglo cuando empezó a colaborar asiduamente con la web del programa de radio madrileño “El otro lado del telescopio” y más tarde con www.pinypondjs.com. Ha sido colaborador de Go Mag desde el 2007 hasta su desaparición de los quioscos el pasado junio de 2013.

 

javier@blisstopic.com