Menu
fort-romeau  

Fort Romeau

Insides

Ghostly

8,5

House

Vidal Romero

 

En los últimos años, muchos de los productores que se dedican a la música de baile han decidido dejar atrás las heladas (y cada vez menos inspiradas) superficies del minimal techno para dejarse seducir por un house musculoso y exuberante, en el que tienen tanta importancia la robustez de las estructuras como el cuidado del detalle melódico. Los motivos por los que se ha producido este giro son muy variados, pero entre todos ellos destaca el deseo de devolver a la música electrónica ese aire romántico que poseía a principios de los noventa (una época, por cierto, que muchos de estos productores ni siquiera llegaron a vivir), cuando aún no estaba contaminada por DJs reconvertidos en estrellas mediáticas, clubes transformados en franquicias millonarias y géneros como la EDM, prefabricados para el consumo masivo.

 

El inglés Michael Greene, aka Fort Romeau, es un perfecto representante de esta manera de entender la música. De hecho, él mismo define lo que hace como “slow listening”, una particular etiqueta que no tiene tanto que ver con la falta de velocidad (como buen obrero del house casi todos sus temas se mueven entre los 115 y los 120 BPMs) como con la cantidad de capas y detalles que pueden encontrarse en sus producciones, que obligan a escucharlas con detenimiento, si es que el oyente quiere descubrir todo el potencial que esconden. Capas que además no se limitan a superponerse, sino que avanzan en paralelo, construyendo progresiones de acordes y desarrollos melódicos que van produciendo chispazos al chocar entre sí; una estrategia que dota a su escueta discografía –hasta la fecha un mini-álbum y cuatro EPs, incluyendo “Her dream” (14), segundo mejor maxi de 2014 para esta santa casa- de una efectiva tensión interna y de una sensación de movimiento perpetuo.

 

 

Insides”, su nuevo disco largo y su obra más lograda hasta la fecha, insiste en esa misma estrategia, pero además amplía la paleta de sonidos para incorporar recursos propios del krautrock y de la música disco. Lo primero, con la clara intención de potenciar los aspectos atmosféricos y añadir una mayor profundidad de campo; es algo que se nota desde el principio, tanto en los sintetizadores y las florituras melódicas (muy Manuel Göttsching, por cierto) que dan forma al plano de fondo en “New wave”, como en los arpegios infinitos que giran alrededor de un ritmo metronómico en “Folle”. Y en cuanto a lo segundo, sirve claramente para dar una mayor pátina de calidez al disco, ya sea mediante la inclusión de voces vocoderizadas en la estupenda “Not a Word”, o a través de las cascadas melódicas que atraviesan “Cloche”, el corte que sirve para cerrar el viaje. Y eso sí, son los temas en los que Greene se suelta la melena y deja que la tensión vaya creciendo al ralentí, en busca de un clímax que nunca llega a estallar del todo (porque para nuestro hombre, ya lo habrán adivinado, es más importante el viaje en sí mismo), cuando “Insides” demuestra todo su potencial. En temas como “All I want”, que crece alrededor de un sample vocal recortado a lo John Talabot y una línea de bajo que se clava en el estómago, o como el espléndido “Lately”, que arranca anclado a un ritmo en cuatro por cuatro para luego disolverse en un remolino gaseoso, de una luminosidad cegadora. Pura felicidad sintética.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com