Menu
Salvaje-Montoya  

Salvaje Montoya

Rompiendo la yuca

Bcore

7

Garage Latino

Lidia Noguerol

 

Después de su “Boda Rumana”, Salvaje Montoya continúan con “Rompiendo la yuca” de luna miel con el rock latino y el garaje sin dejar de ponerles los cuernos con el punk y el rhythm & blues. En su segundo disco, los Salvaje se mecen menos en el surf y más en la cadencia licenciosa de la cumbia y rompen la yuca hasta machacarla con un sonido que se asemeja al de una pelea en una sucia cantina, con el reverb corriéndote a chicotazos.

 

Chamanes, cuchillas, serpientes y hembras vengativas de caderas generosas acompañadas de sus madres, pueblan las canciones de Salvaje Montoya, que cubren los márgenes de lo que queda del Barrio Chino barcelonés con el polvo de la frontera mexicana. Habrá quién llamará a los Salvaje Montoya, pendejos, chingones o cabrones. Y tendrá razón. Pero la cagará si les llama pedantes o pretenciosos.

 

551a6175c1ad2

 

Están aquí para divertirse y divertirte y su disco quiere hacerte sudar y bailar. Si esperas a un atajo de llorones o una pandilla de virtuosos, te dirán que te vayas a la verga y te recordaran lo que un moribundo Jorge Negrete dijo a sus compadres, Los Panchos, conocidos por sus boleros, por su afición a la cocaína y las mujeres y por resolver a tiros cuentas pendientes con los promotores: “ Ustedes, que han sido unos bandidos en esta vida, que se han bebido todo y han hecho las barbaridades más grandes, mira lo saludables que están; y a mí, que me he abstenido de todo, viene a tocarme esta desgracia”. Mala hierba nunca muere.

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.