Menu
Azealia-Banks  

Azealia Banks

Broke With Expensive Taste

Prospect Park

8,3

Pop / Hip hop

Half Nelson

 

Aunque pueda parecer increíble, “Broke with Expensive Taste” (Prospect Park, 2014) es sólo el primer LP de la neoyorquina Azealia Banks y eso que hace ya tres años que se dio a conocer con el infeccioso “212”, un hit que, todavía, es la mejor baza de este LP de debut.

 

Pero el hecho de no poder superar artísticamente su single de presentación no ha sido el principal problema de Banks a lo largo de estos tres años: la sobreexposición y, sobre todo, el haber entrado al trapo de los beefs con casi todo el mundo (Baauer, Pharrell Williams, T.I., Iggy Azalea, Paris Hilton o Disclosure han padecido sus arrebatos) han distraído a la jovencita Banks, quien ha acabado fuera de Interscope sin ni siquiera debutar y anunciando tras muchos retrasos la publicación del disco con un único tweet como estrategia promocional. Así pues, el título del LP (“Sin pasta, pero con gustos caros”) es una perfecta descripción de su situación actual.

 

 

Sin embargo, pese a que el disco empieza flojo, cojea y puede considerarse disperso (quizás dieciséis temas sean demasiados) la pequeña Azealia se las arregla para arropar más que bien sus dotes como escritora y rapera y, además, dejar unos cuantos temas de orientación pop y base electrónica (parcialmente pagadas por su anterior sello) que denotan una ambición (y un buen gusto) que la pueden llevar muy lejos. En “Desperado” rapea sobre “Bandelero Desperado” un ignoto white label de UK garage a cargo de nada menos que de MC Cole. En “Jfk” (junto a Theophilus London) la base escogida es el “Breezin” –cara B de “You Tell Me” (Nonplus. 2011)– de Boddika, con un tratamiento que el propio artista británico agradecía hace pocos días en su cuenta en FaceBook. Aunque también sabe ponerse seria entre tanta ligereza pop y rapear con convicción sobre las bases de AraabMuzik (“Ice Princess”), la parte final del álbum es descaradamente technopop con “Soda”, el futuro hit “Chasing Time” (ambas muy a lo Inner City), imitar un poco a Rihanna en “Luxury” (producida por Machinedrum) y cerrar el disco apoteósicamente con dos producciones de Lone llenas de nostalgia por los 90s: “Miss Camaraderie” y, sobre todo, la raver “Miss Amor”.

 

Half Nelson

Crítico musical que ha visto multitud de modas y estilos nacer, crecer, multiplicarse y morir desde que empezara a colaborar en Ràdio Ciutat de Badalona en 1993. Fan del jazz y del pop británico, aunque todavía impactado por el drum’n’bass, su firma se ha visto prácticamente en todas las cabeceras de prensa independiente (Mondo Sonoro, Go Mag, Rockdelux, Suite, Trax/Beat…) y radio online (ScannerFM) y por su grabadora han pasado muchos de los grandes (Costello, Lowe, Hitchcock, Mills, Craig, May, Saunderson, Gelb, Calexico, Goldie, Size, Flaming Lips, Bon Iver…). También ha contribuido con varios capítulos a “Loops” (Mondadori, 2002) y a “Teen Spirit. de viaje por el pop independiente” (Mondadori, 2004).

 

half@blisstopic.com