Menu
MAcho  

Macho

Aturuxo Vudú

Bankrobber

7,6

Rock/Garaje

Lidia Noguerol

 

Con tantos varones con las cejas excesivamente perfiladas, patillas demasiado finas, depilaciones extremas, camisetas demasiado escotadas y peinados que parecen lametones de vaca, es una suerte contar con Macho, la banda, no el hombre, para contrarestar tanto los excesos decimonónicos de los hipsters como la estética que nace en la hierba de los campos de fútbol y que arrasa en los polígonos.  

 

Macho vuelven reconvertidos en un trio formado por Ramon Faura (voz, guitarra) Israel Ortega (batería) y Xavi Mir (bajo) y con disco nuevo, el flamante, “Aturuxo Vudú”. Su segundo trabajo  conserva el sonido garañón, la temática sicalíptica y la crítica social de su primer disco, “Macho”, un explosivo combinado de rock negroide, psychobilly grasiento, garaje primitivo, aullidos y letras procaces cantadas en castellano con un mechero en la boca, que recordaba a bandas como John Spencer Blues Explosion, Heavy Trash, The Dirtbombs o Billy Childish.

 

Si su demoledor debut se incrustaba en el lóbulo frontal como una bala disparada a bocajarro e invocaba el lado más primitivo de nuestro ser, al baile de oscuras danzas rituales y a revolcarse por el suelo,  “Aturuxo Vudú” tiene más matices y no es tan sucio. Es más garajero y lisérgico  y menos punk,  pero es igual de bailable que el primero. Sus ritmos trotones, a ratos funkoides, su rock de alto voltaje, los teclados –una novedad– y los bongos invitan al hedonismo, al voyeurismo, al contoneo vacilón, a las contorsiones sensuales, al frufrú y a cierta nostalgia de tiempos más auténticos.

 

Con “Aturuxo Vudú”, Macho trasladanel rock pantanoso del delta a las rías gallegas y mezclan el garaje primitivo, con la psicodelia, el rock ibérico y el ye-yé, mientras guiñan un ojo a Screamin’ Jay Hawkins, Los Rolling Stones, los Beatles o Los Brincos pero sin sonar retro y esperando arrancar con su inflamable directo, ese grito agudo, prolongado, festivo y gallego que da nombre a su nuevo trabajo: ¡¡Aaaatuuuruuuxooo!!

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.