Menu
damon-albarn  

Damon Albarn

Everyday Robots

Parlophone

7,8

Pop confesional

Manu González

 

Parece mentira, pero los cuarenta le están sentando muy bien a algunas estrellas de los noventa, pues parece que se hayan puesto de acuerdo en este 2014 para publicar sus obras más personales y confesionales. Si Half Nelson nos narró en estas mismas páginas (virtuales) las bondades de los trabajos de Beck Hansen en "Morning Phase" y Mark Oliver Everett (Eels) con "The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett", un servidor ha decidido enfrentarse al primer trabajo realmente "serio" en solitario del cantante de Blur: Damon Albarn.

 

¿Y por qué digo primer trabajo "serio" en solitario? Más que nada porque "Mali Music" (2002) era un trabajo a medias con Tony Allen y "Doctor Dee" (2011) era una opera compuesta para el Festival Internacional de Manchester (Albarn también trabajó en la BSO de "Ravenous" junto a Michael Nyman). Sí, Gorillaz y The Good, The Bad & The Queen podrían ser considerados proyectos muy personales de Albarn, pero en ellos siempre ha querido estar rodeado de personalidades tan fuertes como la suya, compartiendo responsabilidades, rimas y ritmos. Es por eso que "Everyday Robots" se me antoja como su primer proyecto personal, y más cuando escuchas la mayoría de letras de este nuevo trabajo del cantante de Blur, repletas de confesiones sobre su juventud, sus primeros amores y las drogas que consumió durante gran parte de los noventa (principalmente heroína).

 

Cuando se anunció el lanzamiento del disco y surgió el primer single, el homónimo "Everyday Robots", me imaginaba este nuevo trabajo de Albarn como una mezcla imposible entre su disco de iPad de Gorillaz, los trozos más pop de "Dortor Dee", el rollito africano de "Mali Music" y el dub de The Good, The Bad & The Queen, pero me he encontrado con un disco más melancólico y triste con solo "Mr Tembo" (dedicada a una cría de elefante, sí) como tema más alegre de un disco de doce temas que tiene la minisinfonía de amor y drogas "You & Me" (dos temas unidos en uno solo, a lo Drake y Timberlake style) como momento más álgido, una de las mejores composiciones de Damon Albarn de toda su historia.

 

"Everyday Robots" es un disco repleto de grandiosos momentos. Desde esos canciones del Albarn más melancólico como "Hostiles" o "Hollow Ponds", el trip hop subterráneo más Gorillaz de "Lonely Press Play" o esos estribillos tan puramente albarnianos en "The Selfish Giant" o "Photographs (You Are Taking Now)". Lastima que el disco patine tan estrepitosamente con ese grunge confesional de dormitorio titulado "The History Of a Cheating Heart" (¿Damon, qué haces cantando así a tu edad?), o la tibia "Heavy Seas Of Loves", que nos devuelve al Albarn más cabaretero (parece una versión adulta de "Magic America" o "Country house"). Final agridulce para tan gran ¿debut?

 

 

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com