Menu
Esperit  

Esperit!

La lluminosa

Bankrobber

7,2

Psicodelia

Lidia Noguerol

 

Continua habiendo folk en el último trabajo de Esperit!, pero ahora comparte protagonismo con los otros mucho estilos que componen el cajón de sastre que es “La lluminosa”. Mau Boada ya dejó claro en su anterior largo “Endavant continu” y en sus numerosos directos, que podía tocar muchos instrumentos por separado y a la vez. Y ahora demuestra que también maneja con solvencia diferentes géneros musicales. Algunos de ellos ya los había abordado en su primer trabajo el EP “Elèctric Mustela”.

 

“La lluminosa” es un conseguido tapiz de patchwork hecho con retazos de rock ácido, country, krautrock, afrobeat, dub, blues sui generis (del desierto y del delta), folk triposo y ecos laietanos, hilvanado con psicodelia, ya sea planeadora y cósmica (“Kaisser”), humeante (“Ran Jah”) o groovy e hipnótica (“Funk Daga”). Si se sigue el rastro lisérgico que impregna y hace brillar a “La lluminosa”, se encontrará el hilo conductor de un álbum que por la cantidad de géneros que abarca, no cae en la dispersión ni resulta díficil de escuchar por poco fluido, aunque a veces hay alguna pieza que chirrie un poco (“Bottle D”) o que queda poco favorecida por el orden (“Dollars Bill”).   

 

Además de composiciones nuevas, Mau Boada ha rescatado canciones de sus trabajos anteriores. De su primer disco ha recuperado la progresiva “Elèctric mustela”, a la que ha dado un acelerón, mientras que el dub cósmico de “SMKMNTN” proviene de su etapa en The Cheese, que compartió con Arnau Sala, que también participa en “La lluminosa”. Otros músicos que han colaborado en el último largo de Mau Boada son Raül Fernández de Refree, Joan Colomo con quién tocó en Zeidun y  Fernando Junquera de Negro.  La “Formación del espíritu nacional” de este último tiene similitudes con lo que hace Mau Boada en Esperit! y vale la pena escucharlo. “La lluminosa” no se apaga con la última de sus catorce canciones, todas instrumentales excepto alguna que tiene cuatro palabras, porqué forma parte de un díptico musical que se completará en el futuro con “Hom”

 

 

Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.