Menu

bilbobarsa1

Athletic de Bilbao 1 -

FC Barcelona 0

Un problema como una Catedral

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) Tras el tulipanazo en Champions, se llenó la boca el oficialismo azulgrana hablando de la necesidad de reaccionar, considerando la primera visita al nuevo San Mamés como un (re)encuentro, en cuanto debía servir para retomar las supuestas virtudes de antaño. Pero el apartado de autocrítica se reveló falso desde el mismo instante en que vino acompañado de una concesión al orgullo resultadista (“Firmo una derrota cada veinte partidos”, llegó a decir el “Tata”). Y, con muchas menos armas que el Ajax, el Athletic apenas tuvo problemas para revelar los pies de barro del aún líder (por número de goles a favor, que no ya por puntos).

 

2) Cuando Guardiola decidió erigir el juego del Barça en torno a Messi, dio con una mina de oro. Pero aquella opción no selló otras vetas: en su mejor momento, el 10 era la guinda de un equipo orgánico y comprometido, tan exigente como fantasioso. Desde la salida de Pep, ninguno de los llamados planes B ha servido para anular el problema original, la previsibilidad, mientras que sí han ido dañando la columna vertebral del proyecto. Hoy día, ni siquiera Neymar puede sustituir la magia del argentino. Y, a la espalda de ambos, luce un equipo yermo de soluciones, poco generoso en el esfuerzo, que acumula victorias gracias a su innegable calidad pero cuya falta de compromiso lo expone a humillaciones como las de esta semana.

 

bilbobarsa2

 

3) Tras los diez minutos iniciales de tanteo, durante un cuarto de hora pareció que el Barça deseaba dar el do de pecho prometido. Montoya adelantó su posición y ofreció el recorrido en ataque que suele prestar Alves, Alexis funcionó como ancla a la hora de bajar balonazos y distribuir a las bandas, Busquets ejerció de metrónomo en el pase al primer toque, Iniesta volvió a mostrarse vital en la labor de superar líneas con sus caracoleos… y, entre unos y otros, trenzaron tres o cuatro jugadas que no acabaron en gol por culpa de un paradón de Iraizoz (a disparo de Neymar, tras regate-dejada de Alexis) y de la falta de costumbre ofensiva del lateral derecho.

 

4) Con eso se dieron los visitantes por satisfechos. Como si no vinieran de ofrecer su peor partido en meses, por no decir años. Como si no hubiera tres puntos en juego. Como si acabaran de establecer el 0-3 en el marcador. Y, en consecuencia, con un Xavi extraviado, un Adriano francamente desafortunado y un Cesc inofensivo, se inició una fase de película cómica, con resbalones constantes y rebotes tontos y carreras sin ton ni son. Pudo marcar Muniain en una de esas lamentables carambolas, pero se contagió de la empanada general y, con toda la portería a su favor, empujó un balón mordido a las manos de Pinto.

 

5) Únicamente tres jugadas del segundo tiempo merecen comentario. La de la polémica: Iturraspe derriba a Neymar cuando este iba disparado a portería, pero la trayectoria del brasileño es en ese momento paralela a la frontal del área y la amarilla (en vez de la roja que han reclamado los barcelonistas desde la sala de prensa) parece ser correcta. La del gol: robo de balón a Iniesta, prolongación de Ander sobre Susaeta, centro bajo y Muniain que esta vez sí acierta ante la tibia oposición de Montoya. Y la de la indignación (al menos para el seguidor azulgrana): en el minuto 92, un equipo con varios campeones del mundo y una de las mayores estrellas del planeta no encuentra la personalidad y mucho menos la salida para cruzar el medio campo y proponer una triste y postrera oportunidad de empate.

 

bilbobarsa3

 

6) Fue la del Athletic, en efecto, una victoria merecida. Por esfuerzo y ocasiones: mientras Pinto se vio exigido en dos o tres jugadas más allá del gol, Iraizoz no necesitó realizar una sola intervención en toda la segunda parte. Toquero, el tipo al que ven con cara de pasmo en la foto que preside este párrafo, generó más peligro y se empleó con mucho más coraje que toda la línea ofensiva del Barça, carente de desmarque, cada uno de ellos solicitando el balón al pie como si Messi se hallara en el campo y pudieran devolverle la pared y sentarse a mirar cómo resuelve el acertijo.

 

7) La falacia en que vive el Barça del “Tata” se ha revelado sangrante en el plazo de cinco días: resultaba imposible revertir lo de Ámsterdam sin admitir que ciertos vicios se hallan establecidos desde principios de temporada. Sin Messi y sin un entrenador capaz de sacudir el vestuario, la temporada comienza a pintar mal. Especialmente porque, si bien las dos derrotas han tenido lugar en sendos santuarios del fútbol europeo, la primera llegó por omisión propia y la segunda requirió de más entusiasmo que fútbol por parte ajena.                        

 

Athletic de Bilbao – FC Barcelona

(Muniain 70’)

San Mamés (Bilbao) 01/12/13

Público: 35.950 espectadores

Árbitro: Juan Martínez Munuera

 

Athletic de Bilbao: Iraizoz, Iraola, Gurpegui, Laporte, Balenziaga (min. 82 Albizua), Mikel Rico (min. 88 San José), Iturraspe, Susaeta, Ander Herrera, Muniain (min. 86 Ibai), Toquero.

Entrenador: Ernesto Valverde.

 

FC Barcelona: Pinto, Montoya, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Xavi (min. 78 Sergi Roberto), Iniesta (min. 85 Pedro), Cesc, Alexis, Neymar.

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com

Más en esta categoría: « NBA semana 5 NBA Semana 6 »