Menu

NBA Febrero 2017

La trituradora de la Gran Manzana

 

Toni Castarnado

Fotos: NBA

 

No es porque ahora a la afición de los Knicks le haya dado por pitar a Carmelo Anthony, tras la acusación y la sospecha real, de que él no es un ganador nato (pues eso lo barruntábamos desde hacía tiempo), que ahora puede parecer más fácil subirse al carro y tirar con bala al jugador por las actuales críticas desde todos los flancos.

 

A Carmelo se le exigía lo mismo que a sus ilustres compañeros de Draft, el del 2003, considerada como la mejor remesa de jugadores junto a la que encabezó Jordan en su día en la década de los ochentas. Y si miras los triunfos de sus compañeros en aquella lista, la mayoría (obviando el fiasco Milicic) han obtenido buenos réditos, con títulos y el anhelado el anillo; curiosamente tres de ellos coincidieron en el mismo equipo, en Miami Heat, con Lebron James, Dwayne Wade y Chris Bosh en primera línea. A su favor, hay decir que también fueron líderes (y lógicamente ganadores) de equipos antes o después de juntar fuerzas, Wade junto a Shaquille y Lebron en su vuelta a casa. De hecho, de aquel Draft, también salieron victoriosos de la NBA otros dos jugadores de la primera ronda, uno con mucho talento, el francés Diaw con los Spurs, y otro que tenía más bien poco (o escaso), hablamos de Kendrick Perkins en Celtics, que además, estuvo cerca de lograrlo con OKC. En Denver no se dio la ocasión para Anthony, aunque allí respondía a la lógica que no estuviera en la pole position, su estatus si seguía siendo el mismo, una de las estrellas intocables de la competición, y como no, miembro habitual de las selecciones americanas que acudían a Mundiales y a Juegos Olímpicos (de hecho ha sido el que ha tenido más compromiso junto a Bryant cuando muchos se borran, suma cuatro oros). Con su fichaje por los Knicks, en una franquicia histórica, con el mejor mercado posible, habría una nueva etapa llena de esperanzas. Ahora no había excusas, sólo faltaba rodearle convenientemente y que explotara su enorme talento. Pero no ha sucedido, y mientras otros jugadores siguen en el candelero, él sigue frustrado, como mucho entrara en play-offs, pero ni siquiera logrará ganar un partido en ese tramo.

 

 

Ni el deseado efecto Phil Jackson (todo esto ha acabado en guerra) ni la irrupción de Porzingis. Tampoco el rescate desesperado por Rose, nada ha funcionado, la Gran Manzana es una afilada trituradora. Y entonces, a estas alturas, es normal que se cuestione el liderazgo (si bien aquí no todo es culpa suya) y su capacidad para llevar a un equipo a competir al máximo nivel. Se seguirá rumoreando de aquí al verano cuál será su paradero, y mientras no se demuestre lo contrario, no estará entre los elegidos. No en vano, este año, ha entrado por los pelos en el All-Star, por una sustitución, y eso ya es un indicativo. Fue el último invitado a una fiesta cada vez más folclórica y con menos juego y nula pasión, tendrán que hacer un pensamiento serio, ni los concursos funcionaron. Aparte de esa reunión de estrellas, el foco ha estado en los traspasos. Cousins llega a Nueva Orleans con interrogantes, ¿centrará esa cabeza loca? ¿Hará buenas migas con Davis? ¿Tendrán plantilla suficiente? Donde no hay dudas es con Ibaka, es el lugar ideal para él, franquicia creciente., jugadores en el momento clave de sus carreras y una afición entregada. Y Serge que aportará tiro, rebote, intimidación, y sobre todo, experiencia y ganas de reivindicarse. Del resto, en Oklahoma y en Houston se dan por satisfechos, con operaciones que en principio son rentables, en Boston no se han movido, y todavía hay el enigma acerca de por qué en Dallas se han deshecho de Bogut y Williams.

 

 

El que no sabemos si el año que viene estará en Estados Unidos es Sergi Llull, por ambición no será, por calidad tampoco, pero si aquí destaca por el físico, en ese sentido, allí será uno más. La encrucijada está en que encaje donde vaya, algo que si han hecho los españoles que este año han dado el paso. Willy Hernángomez y Alex Abrines ya saben que se siente al ser titulares, Juancho ha tenido una noche gloriosa frente a Warriors, el resto siguen con su camino, unos acelerando y otros a paso más lento. La única duda está en Calderón… por su trayectoria, merece tener un buen final. Veremos qué pasa.

Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.

Más en esta categoría: « NBA Enero 2017 NBA Marzo 2017 »