Menu

NBA - Noviembre 2016

El reinado de Lebron

 

Toni Castarnado

Fotos: NBA

  

Cuando empieza una temporada, y desde que aterrizara ese alienígena en la liga, el primer nombre que aparece siempre es el mismo: Lebron James. A veces lo es porque cambia de equipo, otras porque está rodeado de los mejores y ha hecho una promesa que no sabe si va a poder cumplir, y esta campaña, ni más ni menos que por una hazaña sin precedentes con sus Cavaliers, y no solo en el baloncesto, en el computo general del deporte americano y mundial.

 

Esa remontada con un tres a uno en contra ante los Warriors, con esa sensación de dominar los partidos, con la cabeza fría y por físico, para el recuerdo (más incluso que la canasta ganadora de Earving) queda el tapón de Lebron a Iguodala. Sin apenas cambios, y un Love más concienciado, y como el año pasado con Tristan Thompson, apurando para renovar a J.R. Smith mediando el jefe James, los Cavaliers son un rival a batir. A no ser que a GSW les de por encajar las piezas y Durant sea elemento clave (junto al MVP Curry que tendrá ganas de revancha), el jugador más deseado este verano, el que tenía que tomar la gran decisión ha ido a tiro seguro, no veía claro el proyecto en Oklahoma, y allí se queda para sumar números un estratosférico Westbrook (promedio de triple doble), aunque no le dará para ganar todos los partidos que él desearía, ni con Oladipo como escudero.

 

 

En San Antonio, se despide Duncan (en silencio, como él era) y llega Pau Gasol (con 36 años cada vez juega de manera más inteligente). Se mantiene el bloque, no son los máximos favoritos, pero van a competir, el equipo está en manos de Leonard y Aldridge, los ilustres veteranos como complementos. En Los Angeles, dos caras, los Lakers con Walton como profesor de unos alumnos jóvenes y con hambre, y los Clippers, que tras muchas decepciones y sin que nadie cuente con ellos para cotas altas, igual sin tanta presión es cuando van a dar más miedo, con un Griffin más sereno. Del resto, a ver como sale la apuesta en los Timberwolves sin Garnett por allí molestando, en Dallas habrá transición, a Harden le han reubicado como base, una sabia decisión de Mike D’Antoni, nadie intuía que el hombre de la barba podía ser tan generoso como demuestra ahora, le han devuelto la sonrisa. Y en Memphis, sin sorpresas, con un Conley con un contrato con muchos ceros, un Marc Gasol recuperado que mete triples y decide partidos al final, y un Randolph que ayudará como sexto hombre, el fichaje mediático es Parsons. Van a ganar muchos partidos, siguen siendo sólidos, serán un hueso duro de roer. Después, algunas franquicias que quieren ver la luz de nuevo, Utah Jazz, Denver Nuggets, Sacramento Kings, New Orleans Pelicans… y Portland Trail Blazers, la sorpresa el año pasado. Veremos a quien le toca la lotería ahora. Todo esto en el Oeste, todavía la conferencia más dura.

 

 

 

En la otra punta del país, y ansiando hincarle el diente a la pandilla de Cleveland (menuda puya de Phil Jackson a Lebron James), están Toronto Raptors con un Demar DeRozan en plan anotador, la enésima reconversión de los Knicks, con un Porzingis que apunta ya a All-Star y dos bases que quieren revivir y conquistar el cielo (Rose y Jennings). Si bien, la apuesta más fuerte es la de Chicago Bulls, reclutando a Wade (Miami Heat agoniza) y Rondo, un perímetro estelar si sumas a Butler, quizás se les quede corta la rotación y el juego interior ofrece alguna duda. En Boston se sienten preparados, Horford es el Capitán General, pero el inicio no ha sido el esperado, su historia les obliga más que a nadie. En cambio, de los Hawks no se esperaba gran cosa, y siguen a los suyo, con muchas más victorias que derrotas y un Howard feliz abriendo para sus compañeros. Lo que si que parece que va en serio es el proyecto de Charlotte Hornets, Jordan pretende salirse con la suya. A la espera de acontecimientos, crecimiento y buenos resultados, franquicias históricas (Pacers, Pistons, Bucks, Sixers). Y a todo esto diez españoles, dos parejas de hermanos (Gasol y Hernángomez), un Ibaka que viaja hasta la tierra de Disneyland, Mirotic que quiere consolidar su estatus, y el enigma Ricky Rubio si le respetan las lesiones. Abrines debuta, el Chacho vuelve a la espera de hacer un gran año y firmar al siguiente un gran contrato, y Calderón con la misión de vigilar a la guardería que le rodea en California. I love this game!

 

           

Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.

Más en esta categoría: « NBA Junio 2016 NBA Diciembre 2016 »