Menu

NBA 2016

El show debe continuar

 

Toni Castarnado

Fotos NBA

 

En las dos previas que hemos hecho en Blisstopic de campañas anteriores, el protagonista principal ha sido el mismo: Lebron James. En esta ocasión cambiamos la prioridad, de objetivo, y no porque El Rey (aunque haya perdido más finales de las que ha ganado) no esté activo y ansioso, pero de momento, y a estas alturas, Kobe Bryant va a acaparar más portadas.

 

Y no, no nos llevemos al engaño, sus Lakers no son candidatos, ni siquiera para entrar en play-offs (han fichado a Hibbert y al sexto hombre del curso pasado, a Lou Williams, el de las dos novias). Sin embargo, tras un largo periodo de inactividad, las dudas sobre si volvería o no, y la edad que tiene el jugador, le ponen en la primera plana. Es posible que sea su última temporada, y tras todo lo que ha conseguido, merece un gran aplauso en cada cancha. Aunque nunca fue el más simpático, demasiado arrogante y egoísta en la pista, aquél episodio de acoso tampoco ayudó a su imagen. Poco a poco, como otras muchas grandes estrellas, cambió la actitud, y el hambre voraz una vez lo había logrado todo, inclusive dos oros olímpicos. De hecho, de la segunda oleada de éxito, la primera fue junto a su amigo/enemigo Shaquille O´Neal, de ese equipo desintegrado de un día para otro ha habido noticias este verano.

 

 

Unas buenas (o muy buenas), otras nefastas. Con Andrew Bynum fuera de combate y Derek Fisher retirado, quedan Pau Gasol y Lamar Odom. A lo de Pau no hay mucho que añadir. Es el puto amo, la exhibición del pasado europeo debe quedar grabada para siempre y pasarla en las escuelas de baloncesto, para que aprendan los niños. La semifinal contra Francia recordó a la de la misma fase en el Mundial de Japón contra Argentina; daban ganas de tirar la televisión por la ventana como hacían los Sex Pistols, por los nervios, la excitación. Es esa adrenalina que sólo te da el baloncesto, por esa razón aquello de “I love this game” como frase que resume un sentimiento. No hay más. Entonces, ¿será capaz de lucir un tercer anillo? Ya veremos, de momento tiene nuevo entrenador, Fred Hoiberg, y filosofía de juego más alegre.

 

 

En cambio, Lamar ha protagonizado el escándalo de la temporada, a escasas dos semanas de que empiece el sarao en las pistas. Nunca hubiésemos predicho, que aquél jugador elegante y discreto, acabaría siendo noticia en la sección de sucesos de los telediarios, motivo de morbo y sorna en algunos casos. Odom fue encontrado en un burdel inconsciente, y según los médicos, bajo los efectos de un buen puñado de sustancias, entre ellos un producto potenciador para el sexo. No cabe dudad que todo lo que le ha envuelto con el clan de las Kardashian le ha vuelto loco, aparte de que visto lo visto, parece un ser débil. “Te queremos, estamos rezando por ti”, reconocía Chris Paul, uno de los jugadores que se han sumado a apoyarle. También Kobe, que le visitó en el hospital (si bien el rapero Master P le ha criticado porque cree que es brindis al sol). El deseo es que se recupere pronto, física y mentalmente.

 

 

En cuanto a la competición, la lucha de Lebron ha sido para que renueven a Tristan Thompson, en San Antonio las altas de Lamarcus Aldridge y David West, y mantener el bloque les coloca en la baraja de favoritos. Y Ricky Rubio, ojala pueda emular a su compatriota Anna Cruz, ganadora del anillo con las Minnesota Lynx (en la celebración privada actuó Prince). En los Timberwolves no aspiran al título, es obvio, pero ese plantel de jóvenes promesas debe dar el salto, y al genio de El Masnou si le respetan las lesiones, a por su año. No hay excusas. Anna no las puso, ejemplo de tesón y valentía, él tampoco. El que no las pondrá es Marc Gasol tras firmar un súper contrato, si bien la confección de la plantilla todavía no es ideal para los Grizzlies, necesitan tiradores. Ty Lawson refuerza el puesto de base en Houston para desahogar a Harden, un buen fichaje.

 

 

¿Y qué pasará con Clippers? Con Pierce (reencuentro inteligente con Doc Rivers), Stephenson, Josh Smith, y la continuidad tras convencerle sus compañeros de DeAndre Jordan se lo van a pasar pipa, otra cosa es que vayan a campeonar… Y los campeones, ¿habrá continuidad o se relajaran? Sólo ha salido de allí David Lee dirección Boston. En OKC rezan porque Durant no se lesione. De los Knicks con tío Phil, mejor no decir nada, no sabemos si será una película de terror o de dibujos animados. Lo único seguro es que habrá jaleo y risas a raudales. John Wall ha verbalizado que quiere ser el mejor base del campeonato, la competencia es feroz, pero el chico tiene actitud y aptitud, ambas cosas. Y finalmente Paul George de vuelta al equipo de Larry Bird, con Monta Ellis de compinche. Y desde los Balcanes, Mario Hezonja debuta en Orlando, y Divac con mando en plaza en Sacramento. Por cierto, para amenizar las noches de insomnio, se recomienda la lectura de “Cuando éramos los mejores”, el relato sobre Magic y Bird. Fascinante.

Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.