Menu

champions-final-1

 

Champions - La final

El Barça se gana el postre

 

Texto de Milo J. Krmpotic'

Fotos UEFA

 

Juventus 1 – FC Barcelona 3

(Rakitic 4’, Morata 55’, Suárez 68’, Neymar 97’)

1) Por mucho que ambos equipos llegaran a Berlín bastante servidos, con un primer plato de liga y un segundo de copa, cronológicamente hablando, la Champions es siempre un postre demasiado goloso, viene acompañada de una ansiedad capaz de provocarle bajones de azúcar y lipotimias al más pintado.

 

2) Qué se lo pregunten si no a Mascherano, quien a los dos minutos del pitido inicial había regalado ya un pase comprometido y un saque de esquina, por más que culpara a los tacos de sus botas. O a la Juve entera, tan poco italiana ella al dejarse marcar la primera y la última vez que su rival cruzó la línea de medio campo, minutos 4 y 97 respectivamente.

 

3) Por orden: partió Messi del flanco derecho y cruzó para Neymar, quien habilitó la inteligente llegada de Iniesta por el callejón del 8; este prolongó a su derecha y Rakitic fusiló a Buffon. Fácil, demasiado fácil.

 

4) Pero no fue más que un espejismo, porque el partido inmediatamente comenzó a ofrecer motivos de frustración para los de Luis Enrique. La Juve pasó a morder por más que Cakir intentara cortar cualquier exceso con sendas amarillas a Vidal y Pogba (Bonucci, en cambio, dispuso de carta blanca durante todo el encuentro). Buffon se sintió heroico con una mano excepcional a un disparo en el que Alves había buscado su contrapié. Y, mientras Neymar y Alba y Suárez insistían en disparar alto o fuera, Morata hurgaba en la herida de Mascherano por la banda derecha mientras las galopadas de Pogba creaban inseguridad por el lado opuesto del campo.

 

5) Las llegadas francas eran antes barcelonistas que turinesas, pero cierto nerviosismo por parte de Ter Stegen y algunas escaramuzas durante la presión alta diseñada por Allegri provocaron mayor sensación de peligro que los chuts lejanos y generalmente desviados de Tévez y Marchisio.   

 

6) Volvió a prometérselas felices el Barça durante los primeros diez minutos de la reanudación. Buffon defendió bien su palo en un contraataque llevado por Rakitic y culminado por Suárez, Messi pecó de altura en la resolución de una doble pared marca de la casa sobre la frontal del área, la Juve había dado un paso atrás en la presión… El 0-2, en fin, parecía al caer.

 

champions-final-2

 

7) Pero no por muy vecchia que sea se queda una signora sin argumentos: un taconazo de Marchisio dinamitó a Neymar, Iniesta y Alves; Lichtsteiner centró y Tévez giró sobre sí mismo para rematar desde el punto de penalti. Y reaccionó bien Ter Stegen con su mano baja, pero el rebote fue directo al encuentro de Morata, que empató el partido.

 

8) Y sintieron los azulgranas el latigazo, vaya si lo sintieron. Morata cabeceó fuera, Tévez volvió a apuntar a las nubes, Pogba puso a prueba la colocación de Ter Stegen… Y, en el minuto 67, el centrocampista francés vivió su segunda jugada polémica particular al caer dentro del área cuando buscaba un centro. Si el agarrón con Alves fue mutuo, si acaso parece iniciado de hecho por Pogba, lo cierto es que en general afinó el árbitro turco, ya que la falta de Alba que habían reclamado los turineses en la frontal durante el primer tiempo tampoco fue tal, pero en vivo lo pareció bastante.

 

9) La final se iba a decantar en ese preciso momento. Espoleado por el susto del penal que no fue pero que perfectamente se podría haber pitado, Messi lideró una contra y chutó seco desde la frontal, rechazó Buffon y, lo mismo que en el último Barça-Real Madrid, Luis Suárez tiró de instinto y definición para cazar la pelota y sacar a su equipo del atolladero: 1-2.

 

10) Con el látigo se sufre pero del mazo rara vez se regresa. Apenas tres minutos más tarde, Neymar pareció cerrar la final con un cabezazo tras robo barcelonista en la salida del rival, pero el trencilla interrumpió su celebración al revocar el gol por mano. Aunque dudo que alguien pueda afirmar que el gesto del brasileño fuera voluntario, servidor anularía ese tanto tres veces de cada dos, así que nuevo punto en el casillero de Cakir.

 

11) Por no haber sabido definir su superioridad, el Barça permitió que la emotividad se adueñara de la recta final. Ter Stegen rechazó con los puños sobre Mascherano y casi firman entre ambos lo que hubiera sido un empate moralmente demoledor. Acto seguido, Messi resbaló en su búsqueda de un pase de la muerte de Neymar. Piqué firmó un ensayo rematando de volea solo ante Buffon. De nuevo Ter Stegen tuvo que ir abajo para desviar a córner un disparo de Marchisio

 

12) Y, en la sucesión de lesiones (Suárez, Evra) y cambios, la Juve se encontró en el minuto 96 con una falta en campo propio que colgar sobre el área. Pero, en vez de empatar al más puro estilo italiano, los blanquinegros vieron cómo Piqué se hacía dos veces fuerte de cabeza, cómo Messi prolongaba el rebote hacia la carrera de Neymar, cómo este planteaba un tuya-mía sobre la frontal con Pedro y cómo el brasileño, esta vez sí, certificaba el triunfo con un disparo raso.

 

13) Hermoso partido, pues, por si no ha quedado claro. Y justo, emotivo triunfo, aunque el éxtasis del bueno y grande e inolvidable de Xavi llegara a expensas de las lágrimas de dos maravillosos monstruos, Pirlo y Buffon, y de una Juve que ha rendido esta temporada por encima de sus expectativas pero que pierde “Orejonas” también muy por encima de lo que le correspondería: van cuatro finales sin premio en los últimos diecinueve años.

 

champions-final-3

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com