Menu

bbva13a

 

La Liga - Jornada 13

Y van dieciséis

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

Aunque esta semana haya quitado el pie del acelerador, con sendas victorias por la mínima, el Madrid sigue demostrándose fiable y sumando triunfos camino del récord del Barça de Rijkaard, que dejó la marca en dieciocho. Más presión para los azulgranas, que a la postre sobrevivieron en Mestalla a la lluvia y el mejor juego de un Valencia tan poco afortunado de cara a gol como Luis Suárez. 

 

bbva13a

 

La Liga - Jornada 13

Y van dieciséis

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

Aunque esta semana haya quitado el pie del acelerador, con sendas victorias por la mínima, el Madrid sigue demostrándose fiable y sumando triunfos camino del récord del Barça de Rijkaard, que dejó la marca en dieciocho. Más presión para los azulgranas, que a la postre sobrevivieron en Mestalla a la lluvia y el mejor juego de un Valencia tan poco afortunado de cara a gol como Luis Suárez. 

 

Málaga-Real Madrid

UNA ERA QUE NO HA HECHO MÁS QUE COMENZAR

 

bbva13b

 

Málaga CF 1 – Real Madrid 2

(Benzema 18’, Bale 83’, Santa Cruz 93’)

Fue un partido difícil hasta el final, pero el Real Madrid terminó ganando a un combativo Málaga. Me gustó que el Madrid fuera a la cancha con su equipo de gala, el más ofensivo. Nuevamente el 4-3-3 fue el sistema táctico de juego, pero no hay equipo que pueda aguantar un fútbol directo y ofensivo tanto tiempo, sin pausas. Por eso se notó un poco agotado al equipo, en especial a jugadores como Cristiano y Bale, que te dan ese plus de velocidad y desmarque que requiere este sistema de juego para finalizar en goles. Si a esto se suma que ya de por sí jugadores como James, Kroos e Isco son creativos y técnicos que están aprendiendo a defender y tienen que estar cubriendo constantemente los huecos que dejan los delanteros y laterales que suben, es normal que digan que están cansados.

 

El primer gol de los blancos, a los 18 minutos del primer tiempo, fue fruto de un contrataque que inició y finalizó Benzema, con la ayuda de un buen pase de Cristiano. La BBC está aceitada y muchas veces juega de memoria.  Sin embargo, si creen que el Málaga es un equipo cualquiera, díganselo al Barcelona, que solo pudo empatar en La Rosaleda. El Málaga le dio pelea al Madrid jugándole en muchos momentos de igual a igual, con un fútbol abierto y ordenado, que hizo palidecer por momentos al equipo merengue. Lo que pasa es que ellos no tienen la contundencia que tiene la BBC del Madrid. Aun así, los delanteros blancos se toparon con un muro llamado Kameni, que impidió varias de las oportunidades cantadas de gol que tuvieron los blancos.

 

Cristiano falló varios goles, pero estuvo muy participativo y su sola presencia atemorizaba la defensa andaluza. Al final, Bale se reivindicó de sus muchos fallos frente al arco y, en una contra en el minuto 83, sentenció con el segundo. Pero los partidos no acaban hasta cuando pita el árbitro el final. En el minuto 86, Isco fue expulsado, luego de una segunda amarilla injusta, y en ese momento pasó lo impensable, todo el estadio ovacionó a su antiguo ídolo y lo despidieron con un atronador mar de aplausos. Si no lo veo, no lo creo. Isco, aun jugando a un cincuenta por ciento, hace magia y eso lo sabe cualquier persona que ame el fútbol. Y en el minuto 92 vino el gol del Málaga, luego de un cabezazo de Santa Cruz, un killer de toda la vida que aún sigue brindando excelentes goles.

 

Las enseñanzas de este partido son que Ancelotti no debe esperar hasta el minuto 74 para que entre Ilarra o cualquier otro jugador a la media cancha, para pasar al 4-4-2 y tener más posición y control de la pelota y el juego, que considero que es el mejor sistema para el Madrid, pero que ahora, con la lesión de Modric, no se puede dar. Esa es una tarea pendiente por solucionar en su tablero que le queda al italiano.

 

Ancelotti, con este decimosexto juego ganador, ha batido el récord de victorias consecutivas en partidos oficiales del Real Madrid, superando a Miguel Muñoz y Mourinho. La Era de Ancelotti no ha hecho más que empezar. Leo Zelada

 

Valencia-FC Barcelona

UN FOGONAZO EN LA TORMENTA

 

bbva13c

 

Valencia CF 0 – FC Barcelona 1

(Busquets 93’)

Aunque su ficha técnica hable de 188 centímetros de estatura y 83 kilos de peso, Diego Alves no aparenta ser un portero especialmente corpulento. Uno lo situaría sin dudarlo apenas en la categoría de los guardametas que recorren felinamente la distancia que los separa del balón antes que en la de quienes tiran de altura o perímetro pectoral para interponerse en su trayectoria. Así que nos hallamos ante dos opciones: o uno se equivoca por completo o el tipo, sencillamente, tiene un imán.

 

Antes de que lanzara el último de sus ocho saques de esquina –tres de ellos consecutivos en el tiempo de descuento–, el Barcelona había dispuesto de una sola oportunidad clara –clamorosa, más bien–: un lanzamiento en profundidad al corazón del área que Neymar, en su intento de control, mató para la llegada en carrera de un Luis Suárez que tenía todo a su favor, la visión de conjunto de la portería, la variedad de ángulos por lo centrado de su posición, el empuje… Pero el disparo duro del uruguayo fue a golpear contra el físico del cancerbero brasileño.

 

Y la historia se repitió al filo del minuto 93, cuando faltaban segundos para que se cumpliera el añadido decretado por un desacertado Fernández Borbalán. Centró Messi desde el lateral derecho del área y apareció Neymar para rematar en solitario y a bocajarro, pero su cabezazo se estrelló de forma inverosímil en el pecho de Iron Man de Diego Alves. El rebote, no obstante, quedó en esta ocasión centrado, un dulce al que acudió hambriento Busquets, cuya media volea a romper de nuevo golpeó en el arquero pero acabó por fin tensando las redes.

 

bbva13d

 

Había sobrevivido el Barça a los elementos (la lluvia, un césped recién plantado y algo alto, un Valencia que si no mordía soltaba el manotazo, pero que también sabía jugar…) y, gracias a su ejercicio de fe final, se llevaba los tres puntos sobre la bocina. Pero, si bien el 0-1 había dejado de subir al marcador veinticinco minutos antes por un error del juez de línea al señalar un fuera de juego de Luis Suárez que no era tal (por cuestión de milímetros, si se quiere, lo que invitaba a esgrimir la norma de no levantar la bandera cuando arrecia la duda), lo cierto es que no fueron los de Luis Enrique quienes más y mejor merecieron la victoria.

 

En efecto, asegurado atrás en torno a la agresividad de Otamendi, espoleado por el recorrido de Parejo y Feghouli, electrificado por un sensacional André Gomes, el Valencia llevó siempre la voz cantante, incluso cuando se dejaba dominar, y generó hasta cuatro ocasiones que bien le habrían podido valer el encuentro: una contra en la que André Gomes disparó al lateral de la red en vez de aprovechar la soledad de Negredo al segundo palo, un mano a mano en el que Feghouli se encontró con la bota izquierda de Bravo, un disparo de Negredo con bote incluido que el portero chileno repelió en brillante estirada y un centro-chut de Rodrigo que parecía alejarse de la línea pero que requirió en cualquier caso del despeje urgente de Piqué.   

 

Con Xavi pero sin Rakitic, con Mascherano como mediocentro pero sus dos centrales castigados con amarilla sobre el minuto veinte de juego, con un árbitro cuya permisividad alentó las puñaladas de los de casa (pero cuyo otro gran error, más allá del gol anulado, fue no amonestar a Neymar por un mini-cabezazo a Otamendi cuando este le afeaba una caída en el área), el Barça firmó un nuevo ejercicio de supervivencia que dará vuelo a su ánimo, pero que ciertamente sigue sin prestar brillo a su estilo de juego cuando las circunstancias se tornan de veras exigentes.

 

Lo mejor: André Gomes por un lado, la épica del gol por el otro.

Lo peor: Que Bravo tuviera que salvar los muebles por culpa de la escasa puntería de Luis Suárez. Milo J. Krmpotic’

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com