Menu

bbva3c

 

La Liga - Jornada 3

Poniendo las cosas en claro

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

Los tres grandes candidatos al título se enfrentaban a su primera piedra de toque, dos de ellos porque se veían las caras entre sí y el tercero, el único que aún no había cedido un solo punto, porque recibía a un Athletic de Champions, aseado como cualquier equipo de Valverde pero con más confianza que nunca. Y, en efecto, el Barça tuvo que mostrar todas sus cartas, desde Munir hasta Neymar, pasando por un gran Messi, para derrotar a los Leones en un encuentro sencillamente magnífico. A continuación, el Atlético volvió a sacarle los colores al Madrid en Chamartín gracias a la debilidad blanca en los saques de esquina, su propia fortaleza defensiva y un gol extraordinario (en términos colectivos) de Arda. Ancelotti tiene trabajo, mientras que Simeone es capaz de hacerlo desde un palco o allí donde lo mande su sanción.

 

bbva3c

 

La Liga - Jornada 3

Poniendo las cosas en claro

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

Los tres grandes candidatos al título se enfrentaban a su primera piedra de toque, dos de ellos porque se veían las caras entre sí y el tercero, el único que aún no había cedido un solo punto, porque recibía a un Athletic de Champions, aseado como cualquier equipo de Valverde pero con más confianza que nunca. Y, en efecto, el Barça tuvo que mostrar todas sus cartas, desde Munir hasta Neymar, pasando por un gran Messi, para derrotar a los Leones en un encuentro sencillamente magnífico. A continuación, el Atlético volvió a sacarle los colores al Madrid en Chamartín gracias a la debilidad blanca en los saques de esquina, su propia fortaleza defensiva y un gol extraordinario (en términos colectivos) de Arda. Ancelotti tiene trabajo, mientras que Simeone es capaz de hacerlo desde un palco o allí donde lo mande su sanción.

 

FC Barcelona - Ath. de Bilbao

"90 minutu Camp Nou oso luzeak dira"

 

bbva3b

 

FC Barcelona 2 – Athletic Club de Bilbao 0

(Neymar 79’ y 84’)

Les ahorro la visita a Google Translate para deshacer el fruto de la que yo mismo acabo de realizar: el titular de esta crónica lleva al euskera unas palabras del “Txingurri” Valverde en la previa, y vendría a decir que “noventa minutos en el Camp Nou son muy largos”. Al Athletic, en efecto, le sobró el último tramo del encuentro, un cuarto de hora que vivió ya claramente contra las cuerdas tras haber realizado un muy digno ejercicio de contención, logrando que ninguna de las numerosas acometidas del rival alcanzaran sus puntos neurálgicos, amagando incluso con el golpe sorpresa que decantara la pelea hacia su rincón, cosa que estuvo muy cerca de suceder precisamente en la frontera del 75’, con una internada de Muniain que Mathieu interrumpió de forma heroica.

 

El dichoso alargamiento de la dimensión temporal tuvo esta tarde, en cualquier caso, una explicación francamente jugosa para los intereses azulgranas: si el Barça de Luis Enrique se presenta razonablemente bien armado en la retaguardia, arriba está encontrando una muy atractiva variedad en la apuesta doble por cracks contrastados y promesas canteranas. Así, fue Munir quien protagonizó los primeros dos tercios del encuentro, y cierto es que se mostró más afortunado en el desmarque que en la definición, pero no se fue al banquillo con otra muesca en su notable hoja de servicios por culpa del fuera de juego que erróneamente se le pitó en el minuto 50. Antes, Iraizoz le había sacado con manos imposibles un par de remates a bocajarro, él mismo había lanzado a las nubes otras dos ocasiones bien maduradas en términos de movimiento y regate, pero los aciertos del portero y la falta de puntería propia tienen peor lamentar que los errores de un trío arbitral.

 

bbva3a

 

Ya con Neymar sobre el césped, Messi entró en ebullición. No había firmado un mal desempeño el 10 hasta ese momento, efervescente como se venía mostrando la primera línea local gracias a las aportaciones de la segunda (el eje Iniesta-Rakitic proponía una jugada tras otra y en ocasiones incluso intentaba cerrarlas) y a las incursiones de la tercera (bien Montoya, excelente Jordi Alba), pero la irrupción del brasileño coincidió con dos o tres conducciones por la banda en las que el argentino rejuveneció siete años, aquí buscando la línea de fondo y allí circulando por la frontal en busca de ángulo de disparo, siempre dejando en el camino a un buen número de rivales.

 

Así llegó el segundo gol, precisamente, tras un pase de la muerte que Neymar controló en el punto de penal para definir con clase al palo derecho según su perspectiva. El primero, en cambio, había nacido con un mal envío de Laporte que Busquets (bien colocado pero algo lento, sobre todo en la reanudación) interceptó y retornó a campo contrario, donde Messi vio la llegada en estampida del paulista y este agradeció su asistencia amagando primero y cruzando después. Se fue Iraizoz, pues, con siete paradas de mérito entre los guantes y, aun así, dos agujeros en las redes. Tal y como se marchó Valverde suspirando ante la poca pegada de Beñat y Muniain, ante el discreto partido de Aduriz, quién sabe si lamentando que el árbitro no tirara de silbato cuando su delantero y Mascherano se fueron al suelo del área de Bravo tras abrazarse mutuamente (¿quién quiso más a quién? Cuesta un mundo señalarlo). Sea como fuere, puede decirse –aquí lo hemos hecho desde el principio– que al Athletic le sobraron quince minutos, pero lo que de veras le acabó sobrando fue un muy buen Barça. Milo J. Krmpotic'

 

 

Real Madrid - Atl. de Madrid

El Madrid aún está en pañales

 

bbva3d

 

Real Madrid 1 – Atlético de Madrid 2

(Tiago 10’, Ronaldo 26’ p., Arda 76’)

¿Qué pasaría si al Barcelona le quitaran al Xavi Hernández de hace dos años y a Iniesta? ¿Qué pasaría si al Atlético de Madrid le quitaran a Arda y Koke? La respuesta es simple: se quedarían partidos en dos en la cancha. Eso es lo que le ha pasado al Real Madrid con la marcha de Xabi Alonso y Ángel Di María, se ha quedado partido en dos, pues le quitaron su columna vertebral. Pero el culpable ha sido el mismo club, o para ser más preciso Florentino Pérez, por meter mano en la alineación del equipo y hacer que Ancelotti comience otra vez de cero. En la temporada anterior le pasó lo mismo al entrenador italiano y le costó encontrar su esquema táctico, porque no basta con tener buenos jugadores, sino que hay que conseguir un estilo de juego y un equipo rodado en esa forma de jugar.

 

El Real Madrid perdió ante el Atlético, pero eso era una posibilidad, no fue una sorpresa tal como está ahora el equipo blanco. Dicho esto, creo que Casillas ya no debe ser el portero titular, ya que no da seguridad alguna en el arco y esto se contagia a la defensa. Keylor Navas debe tener la oportunidad de jugar. Ya basta de lloraderas con Casillas.

 

James hasta ahora no ha demostrado mucho y le pesa la camiseta. Ya sé que me dirán que hay que darle confianza, pero un jugador de élite tiene que dar la talla en los partidos grandes. No sé qué le pasa a Bale, pero parecía un fantasma. Hasta Ramos se deja llevar por ese aire de extrañeza y se desconecta por momentos del partido. La gente critica a Cristiano, pero hasta sus enemigos tienen que reconocerle que no solo es el mejor jugador del mundo, sino que lo entrega todo en la cancha.

 

El Atlético le puso cojones al partido y mucho juego brusco, eso le puede servir para ganar a veces, pero en otras perderá, si no pone también fútbol. Yo, al Barcelona lo veo ganando partidos, más por oficio y treinta minutos de intensidad, pero no lo veo con ese juego demoledor de noventa minutos que tenía antes, con Guardiola. En los partidos duros fuera de casa, los culés demostraran si están para volver a estar arriba en la tabla. En la Liga, el Barcelona y el Atlético caerán en muchos partidos como visitantes. Ya lo verán. Creo en Ancelotti, creo que encontrará al final el sistema de juego que es mejor para el Madrid, creo que lo que realmente importa no es que el Madrid ahora esté en pañales, sino cómo acabará la temporada. Esto recién empieza. El que se confíe, perderá. La Liga es larga. Leo Zelada

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com