Menu

mundial1a

Mundial: Día 1

BRASIL 3 - CROACIA 1:

LOS DE CASA TIENEN MÁS DE LO QUE SE MERECEN

 

David Aliaga

Fotos Fifa.com

 

Si usted es croata, estará muy enfadado con el árbitro (y con Ivica Olić). Si es brasileño, el corazón le latirá a ritmo de samba. La canarinha suma su primer triunfo en el Mundial 2014 a costa de una Croacia irregular y castigada por el árbitro. El 3-1 que reflejaba el electrónico al concluir el encuentro inaugural insinuaba una diferencia que no se corresponde con lo que el combinado suramericano y el europeo mostraron sobre el césped.

 

Croacia saltó al terreno de juego confiando su suerte a la concentración y el buen posicionamiento de sus jugadores en el campo. Con dos o tres hombres presionando la salida del balón en el área de Brasil, los ajedrezados comenzaron asfixiando el juego carioca que atesoraba el balón sin saber cómo atravesar las líneas rivales. Lo probaron con Neymar y Marcelo abriendo la banda izquierda y Oscar incómodo en la derecha, por la que Dani Alves galopaba centrando balones al área que no encontraban cabeceadores amigos. Con el carrilero del Barça volcado en ataque, Croacia armó una contra tirada por Rakitic para la carrera de Olić, que envió un centro al área que el lateral zurdo de los anfitriones empujó al fondo de su propia portería después de que Jelavić tocase levemente el balón, lo justo para despistar a David Luiz. Enmudecía la torcida. El Mundial de Brasil comenzaba con un gol en contra.

 

Cinco minutos después, los balcánicos comenzaban a perder terreno y Brasil volvía a reclamar protagonismo con Neymar moviéndose a sus anchas por el frente de ataque verdeamarelho, contando con la complicidad de la habilidad y la visión preclara de Oscar. Croacia sufría e Ivan Rakitic se veía condenado a incrustarse entre los centrales, achicar agua, y en las pocas ocasiones en que los ajedrezados se veían con el balón en los pies (de Modrić), faltaban ofrecimientos, jugadores por delante del balón. Precisamente en el 28 conseguían trenzar la primera ocasión de gol desde el 0-1, con un remate de cabeza de Jelavić que Julio César atajó sin dificultad. Pero, treinta segundos después, Oscar rebañaba un balón en la medular croata, lo servía para Neymar y éste remataba de tiro cruzado para batir a Pletikosa y colocar el empate. A partir de aquí, monólogo de Brasil hasta el final de la primera parte y durante los diez primeros minutos de la segunda.

 

mundial1b

 

Croacia se limitaba a alejar el balón de su portería, Modrić intentaba retenerlo en sus botas, media hora si fuese posible a falta de compañeros con quien asociarse (hasta el minuto 54 no habían conseguido trenzar más de cinco pases seguidos en lo que iba de la segunda mitad); Rakitic se enfangaba cortando balones cerca de su área, y Olić, quizá el único punto de fuga hacia campo contrario en el conjunto europeo, se embarullaba probando regates para los que no está capacitado y manteniendo una trifulca constante con Jelavić. Brasil presionaba, Brasil tenía el balón y Croacia sufría, pero tampoco excesivamente. Ambos combinados estaban faltos de ideas. Y al árbitro se le ocurrió un penalti.

 

Fred recibió un balón cerca del área pequeña, de espaldas a la portería, notó cómo la mano de Lovren se posaba un su hombro y sufrió un desmayo que el colegiado japonés señaló con un segundo de delay. Neymar anotó el 2-1 en el 70 y ponía por delante a Brasil, que tal vez mereciese algo más que Croacia, pero que no había acertado a lograrlo con fútbol.

 

Después del penalti, los contendientes se dieron cinco minutos de tregua antes de que Croacia tratase de derribar a patadas, como no lo había probado en todo el partido, las murallas cariocas. Las sustituciones planteadas por Scolari y Kovac apenas alteraron el encuentro. Brasil, lanzaba el contraataque esperando sentenciar y casi lo logra David Luiz de cabeza a centro de Oscar. Rakitic salió de la cueva y comenzó a asociarse con Modrić, se despertó Perisic, que había dormitado ochenta minutos y los ajedrezados fiaron su suerte a la combinación entre sus tres futbolistas más talentosos. Tal vez faltó Mario Mandzukic, el delantero del Bayern de Munich, que cumplía sanción tras haber sido expulsado en el partido de repesca contra Islandia. Ni Jelavić, ni Olić, ni Rebic cuando entró parecían tener instinto o repertorio suficiente como para acorralar al meta contrario, ni para aprovechar las facilidades ofrecidas por la anárquica defensa de Brasil, fracturada por esa pareja de delanteros vocacionales que juegan en sus laterales. Tampoco Corlucka, el central, emulando la cruyffiana técnica Alexanko generó peligro. Aún así, a punto estuvieron de lograr el empate en una jugada en la que el árbitro señaló falta sobre el portero. Y en mitad de los diez minutos estelares de Modrić, con Croacia al ataque, Julio César detiene un tiro durísimo del astro del Real Madrid y Oscar sentencia a la contra colocando el 3-1 definitivo.

 

mundial1c

 

Brasil fue, tal vez, ligeramente mejor que Croacia, aunque no como conjunto, sino gracias a la calidad individual de Neymar y Oscar. Por su parte, Croacia podría esgrimir que estuvieron al mismo nivel, cada uno en su papel: Brasil en el de anfitrión y pentacampeón, y Croacia en la de selección con oficio y talento. La canarinha encontró en el árbitro el empujón que no había salido de las botas de sus futbolistas y los balcánicos estuvieron noqueados durante media hora que su rival tampoco aprovechó. Sólo Neymar lo probaba con insistencia pero sin precisión. Al final, la exigible ambición ofensiva de los europeos se volteó en un tercer gol en contra que representaba un castigo excesivo.

 

Un último apunte. Sea usted croata o brasileño, si es seguidor del FC Barcelona se estará preguntando quién es ese tal Neymar y porque su club fichó al gemelo malo.

 

Brasil 3 – Croacia 1

(Marcelo [pp] 10’, Neymar 28’ y 70’, Oscar 91’)

Corinthians Arena (Sao Paulo) 12/06/14

Público: 60.000 espectadores

Árbitro: Yuichi Nishimura (Japón)

 

Brasil: Julio César, Alves, Silva, Luiz, Marcelo, Paulinho (min. 62, Hernanes), Gustavo, Hulk (min. 68, Bernard), Oscar, Neymar (min. 86, Ramires) y Fred.

Entrenador: Felipe Scolari

 

Croacia: Pletikosa; Srna, Corluka, Lovren, Vrsaljko; Modrić, Rakitic; Perišic, Kovacic (min. 61, Brozovic), Olić; y Jelavić (min. 78, Rebic).

Entrenador: Niko Kovac

 

David Aliaga

David Aliaga es escritor y periodista especializado en literatura contemporánea. Ha publicado la novela breve Hielo (Paralelo Sur, 2014) y el libro de relatos "Inercia gris" (Base, 2013), algunos de cuyos cuentos han sido incluidos en las antologías "Cuentos engranados" (TransBooks, 2013) y "Madrid, Nebraska" (Bartleby, 2014). En su faceta académica destaca el ensayo "Los fantasmas de Dickens" (Base, 2012), un estudio sobre lo sobrenatural en la obra del inglés. Ha traducido al catalán a Dickens y Wilde. Es colaborador habitual de Quimera, Qué leer y Blisstopic.