Menu

nba26a

NBA - Semana #26

El mandamás

 

Toni Castarnado

Fotos: NBA

 

En play-offs hay imágenes que quedan para siempre en la retina del aficionado. En ese tramo de la temporada la emoción se multiplica por diez, la tensión crece, los pabellones son un hervidero, las gradas se visten del color de su equipo, se hacen camisetas sólo para vestirlas esos días, la rivalidad entre escuadras es más feroz, y el papel de los propietarios también cobra otra importancia...

 

Pero no siempre para bien: las declaraciones racistas del jefe de Los Angeles Clippers Donald Sterling son de vergüenza ajena, y más habiendo tantos jugadores afroamericanos en su plantilla. Y que el dueño de Toronto Raptors arengara en la calle a los aficionados con palabras soeces contra Brooklyn Nets deja mucho que desear. Sin embargo, también hay fotografías más simpáticas de esta primera semana con partidos tan vibrantes, y una de ellas ha sido la de Mark Cuban totalmente fuera de sí tras los dos triunfos de sus Dallas Mavericks a San Antonio, sobre todo tras el milagroso triple de Vince Carter sobre la bocina para anotarse el 2 a 1 en la eliminatoria. Cuban, de origen judeo-ruso y un empresario ambicioso, está más comedido últimamente, aunque sigue siendo el fan nº1 de su franquicia, con ese perfil de persona altiva y remilgada pero con el que te puedes ir a tomar unas Budweiser al bar de al lado y echarte unas risas, un tipo musculoso que usa esas camisetas de manga corta simples como las que viste Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook. Desde que tomó el mando de los Mavericks se ha comportado como ese universitario caprichoso que persigue un sueño, disfrutando de ese juguete nuevo con el que hace lo que le da la gana. Asimismo, debido a su carácter controvertido, puso en el mapa a una ciudad que en el planeta basket no gozaba de demasiada notoriedad, una plaza menor. Poco a poco fue construyendo, por ilusión y un poder económico desorbitado; formó un plantel que podía mirar de tú a tú al resto. Perdió una primera final contra Miami Heat, y al cabo de unos años se tomaron su debida revancha en Florida, un premio grandioso para Dirk Nowitzki, Jason Kidd, Tyson Chandler, Shawn Marion o J.J. Barea. Este año han entrado en play-offs por los pelos, y él sigue ahí al pie del cañón, sufriendo en la grada, emocionado cuando su equipo gana, enfadado como un niño cuando pierden. Incluso salió en “Los Simpson” y en “Entourage”, es una estrella del rock.

 

nba26b

 

La de Dallas Mavericks ha sido una de las cinco victorias a domicilio en la primera tanda de partidos, un hito único. Incluso hay dos eliminatorias, la de Chicago Bulls y Washington Wizards, y la que dirimen Houston Rockets y Portland Trail Blazers, con tres puntos ganados a domicilio. De momento, jugar en casa no es señal de fortín indestructible salvo para Miami Heat. Hay equipos contra las cuerdas, como Indiana Pacers y Oklahoma City Thunder, que han arreglado un poco el panorama tras sus victorias empatando la contienda. En Memphis, los Grizzlies han demostrado que son mejores bajo los aros, Randolph y Marc Gasol son la pareja interior mejor coordinada de la competición, lo que no tiene uno lo tiene el otro, se entienden con una sola mirada. Y Mike Conley y el repescado Beno Udrih le están dando una lección a su rival Russell Westbrook con temple, cabeza, sabiduría. Menos mal que apareció Reggie Jackson para poner las cosas en su sitio cuando nadie le esperaba. Curiosamente, al hijo del saltador de longitud, a Conley, le han dado el premio a jugador más deportivo de la temporada, al más limpio. Ha sido semana de reparto de trofeos y condecoraciones: a Gregg Popovich el de mejor entrenador, a Joakim Noah el de defensor número 1, y el más mejorado en esta campaña 2013-14 es Goran Dragic. El día que se los entregaron, los tres perdieron. Un maleficio. Ahora falta por ver cuándo le dan a Kevin Durant el MVP, esperemos que no le pase como a Dirk Nowitzki, un año lo tuvo en sus manos cuando ya estaba eliminado, en aquella mítica eliminatoria contra los Warriors entrenados por un genio como Don Nelson, y dirigidos en pista por el arte y oficio de Baron Davis.      

 

El jugador de la semana: Ponerse a la altura de Michael Jordan, Jerry West, Elgin Baylor y algún elegido más no está al alcance de cualquiera. Y no, no ha sido ni Lebron James, ni Kevin Durant, ni Kobe Bryant. Es alguien mucho más discreto, un jugador que este año se ha destapado, ha pasado del notable alto a la matrícula de honor. LaMarcus Aldridge, en sus dos primeros partidos de play-offs, hizo 46 y 43 puntos, respectivamente. Como decía -y aún dice- Cruyff: “No hace falta decir nada más”.

 

nba26c

 

El partido de la semana: Dallas Mavericks vs. San Antonio Spurs (Ellis vs. Parker). Lunes 28 a las 2 de la madrugada.

 

nba26d

Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.