Menu

barcelt1

FC Barcelona 3 -

Celta de Vigo 0

"KARMA IS A BITCH"

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) Tres días después de convertirse en el primer equipo de la historia que le marcaba dos goles de penal al Real Madrid en su feudo de Chamartín, el Barça se vio a centímetros de perder por lesión a sus dos porteros en el transcurso de un mismo encuentro. Como si el universo hubiera tenido prisas por equilibrar la balanza de circunstancias inéditas, y lo hubiera hecho, además, con un muy ácido sentido del humor kármico.

 

2) Todo comenzó cuando, con el 1-0 ya en el marcador, Ayza Gámez señaló el punto de penal por unas manos de Adriano que se habían producido un metro fuera del área. Su asistente así se lo indicó, el trencilla rectificó la decisión y el Barça suspiró aliviado… hasta que, en el lanzamiento de la consiguiente falta, a Valdés se le escurrió el pie derecho y, tras bloquear el balón en segunda instancia, comenzó a retorcerse de dolor. Mucha suerte tendrá el de L’Hospitalet si los ligamentos de la rodilla no han puesto punto final a su carrera en el Barça y a su presencia en el Mundial de Brasil, y sus lágrimas camino del vestuario así lo señalaron.

 

barcelt2

 

3) A su vez, en el segundo tiempo, tras un par de intervenciones de bastante mérito, fruto de la ya tradicional relajación antes de hora de la medular azulgrana, Pinto transmitió los 38 años que cargan sus piernas en una cesión a la que llegó mal y lento. El caso es que despejó el gaditano contra el cuerpo de Bermejo (35 años) y, en la consiguiente carrera de yayos por el rechace a portería vacía, el cancerbero se lanzó de rodillas contra el poste derecho. Quedaban quince minutos de juego y todos imaginamos a Jordi Alba bajo los palos, pero el susto, a menos que el pospartido me desmienta, no acabó pasando a mayores.

 

4) Fue la anécdota, en un cincuenta por ciento al menos ciertamente amarga, de una noche por lo demás entretenida, con un Celta que trabajó mejor la presión avanzada que la defensa estática, que trianguló con buenas maneras, pero que padeció horrores ante los pases filtrados de Messi e Iniesta (45 minutos en el campo le bastaron para demostrar que se ha convertido en el jugador más en forma del equipo), y la movilidad de Alexis, hoy excepcional en todas las facetas mientras le duró la gasolina.

 

barcelt3

 

5) El gran beneficiado, por cierto, fue Neymar, que a los seis minutos no tuvo más que empujar una asistencia del chileno y, una hora más tarde, corrió tras un pase cruzado del mismo Alexis, controló de un cabezazo, frenó para dejar pasar a Fontàs (notable en su recorrido de área a área como líbero) y, con el beneplácito de Madinda, más espectador que defensa, fusiló a Yoel por bajo. Entre un tanto y otro, el brasileño recuperó la alegría y parte de su electricidad por la banda, pero sigue mostrando serios problemas para descargar el balón de primeras en posiciones más centradas.

 

6) Marcó también Messi, a espectacular asistencia de Iniesta, tras fintar a Yoel, y prolongó la fiesta iniciada en el Bernabéu. Pero cómo celebrarlo plenamente, bajo la duda del estado de Valdés. Mientras estos puntos cobraban forma, se ha confirmado que el portero afronta entre seis y ocho meses de recuperación. Y el Barça, pues, se plantará en la recta final de la temporada dependiendo de Pinto, siempre fiable como último hombre pero limitado como primero, cuando le toca iniciar el juego con el pie. Maldito karma.                     

                                                         

FC Barcelona 3 – Celta de Vigo 0

(Neymar 6’, Messi 30’, Neymar 67’)

Camp Nou (Barcelona) 26/03/14

Público: 67.162 espectadores

Árbitro: Ayza Gámez

 

FC Barcelona: Víctor Valdés (min. 24 Pinto), Adriano, Mascherano, Jordi Alba, Bartra, Iniesta (min. 46 Sergi Roberto), Cesc, Song, Messi, Alexis, Neymar (min. 71 Pedro).

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

 

RC Celta de Vigo: Yoel, Jonny, Fontàs (min. 74 Oubiña), Hugo Mallo, Aurtenetxe, Cabral (min. 38 Iñigo López), Álex López, Madinda, Augusto, Orellana (min. 64 Bermejo), Santi Mina.

Entrenador: Luis Enrique.

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com