Menu

vallbar1

Real Valladolid 1 -

FC Barcelona 0

NI XAVI SALVA AL "TATA"

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) En un estadio con nombre de clásico de nuestro romanticismo, el Barça firmó su mayor esperpento de los últimos años. Algo que implica palabras muy menores, habida cuenta lo que había hecho (o dejado de hacer) durante su segundo tiempo contra el Valencia, su visita a Anoeta o buena parte de su partido contra el Almería, la semana pasada. Y, a diferencia de aquel 20 de diciembre de 1998 en que un gol de Xavi salvó el cuello entrenador de Louis Van Gaal, el “Tata” no tuvo en esta ocasión quien le redimiera.

 

2) Porque, ahora mismo, todas las carencias apuntan a la dirección técnica. Han pasado sólo 72 horas desde que Neymar coleccionara un hat-trick con Brasil, desde que Pedro y Cesc trajeran de cabeza a la defensa de Italia con la velocidad del primero y la capacidad para combinar del segundo. Pero, si tuviéramos que señalar algún parecido con la jornada intersemanal de selecciones, lo hallaríamos únicamente en el vómito de Messi sobre el césped de Rumanía. Tiempo ha que al “Tata” se le escurrió el vaso de entre las manos. Lo hemos visto volar, hemos asistido a los manoteos del buen hombre intentando cazarlo al vuelo y lo que escuchamos ahora es cómo se estrella contra el suelo: una Liga que se escapa, tal y como se irá la Champions a la que los suyos se topen con un equipo medianamente ambicioso.

 

vallbar2

 

3) El Valladolid, en zona de descenso, fue consciente de la apuesta que implicaba el partido y del modo en que debía negociarla. Sus jugadores defendieron con intensidad y ayudas constantes, su concentración les hizo acreedores de todos los rebotes (el gol de Rossi fue fruto de dos o tres de ellos) y, en el despliegue, contaron con dos notables aportaciones: la velocidad de Bergdich a la hora de explotar la autopista que deja Alves a su espalda (el marroquí hizo lo que quiso con los centrales e incluso ridiculizó con un giro sobre sí mismo a todo un Mascherano) y el criterio de Javi Guerra cuando tocaba bajar el balón, conducirlo a campo contrario y oxigenar el ataque.

 

4) Sus rivales, en cambio, de nuevo partidos por la mitad, nunca supieron cómo gestionar la ofensiva y sólo el buen desempeño de Piqué evitó que encajaran algún tanto más. Entre ambas líneas, con Xavi viéndose incapaz para contener todas las vías de agua, Busquets volvió a demostrar que necesita un rival por el puesto capaz de sentarlo en el banquillo cuando atraviese una racha tan lamentable como esta: jamás había perdido tantos balones y jamás había recuperado tan pocos.

 

5) Frente a ambos, las ideas en ataque brillaron por su ausencia. Y, mientras Messi se convertía en un turista de paso por Pucela (ingenuo en sus dos lanzamientos de falta, rara vez pareció que la cosa fuera con él), Neymar se erigió en un auténtico agujero negro: balón que recibía, balón que se veía engullido sin el menor resultado práctico (al punto que acabó disparando a las nubes la ocasión más clara del bando azulgrana, y antes que de “bando” deberíamos estar hablando en términos de “panda”). Cual ejemplo último de ese absurdo, Cesc cometió una infracción por sacar una falta con dos toques seguidos, pues el primero no había llegado a recorrer treinta centímetros siquiera.  

 

vallbar3

 

6) A medida que transcurría el segundo tiempo, quien más quien menos fue a la guerra en busca del empate. Pero todos la hicieron por su cuenta. Mascherano cruzaba pelotas de cuarenta metros donde no había un compañero, Adriano realizaba centros pasadísimos, las faltas de entendimiento más elemental se sucedían… Y, como estocada final al espíritu del guardiolismo, fueron numerosas las posesiones que peligraron por la falta de solidaridad y el “que vaya otro a buscar ese balón”.

 

7) Porque, y esto cabe reconocérselo, el “Tata” por fin propuso algo diferente con los cambios: Alexis por Cesc en vez del tradicional “pieza por pieza”, que hubiera apuntado a un Pedro desquiciado; Sergi Roberto por Piqué, ligeramente tocado, y Tello por Neymar. Pero el resultado, desgraciadamente, fue un camarote de los hermanos Marx táctico, donde Xavi acababa ocupando el eje de la defensa a la que Busquets debía ejercer alguna labor de contención yéndose a la banda. El José Zorrilla se pellizcaba pero perfectamente podría haber recompensado tamaño disparate entonando la melodía de “Benny Hill”.

 

8) José Mourinho comentaba esta misma semana cómo los jugadores del Real Madrid hacen cola ante el espejo del vestuario antes de saltar al campo. Y el tipo nunca da puntada sin hilo: ese ataque implica que ha identificado a la perfección a su principal rival español en Europa (y ya tendrá tiempo de mandarle recaditos a Guardiola). Maquiavelismos aparte, “the Special One” sabe de fútbol. Y le consta que el equipo del “Tata” no lo tiene ya y difícilmente lo recuperará. Este equipo está hecho trizas.                 

                                                         

Real Valladolid CF - FC Barcelona

(Rossi 16’)

José Zorrilla (Valladolid) 08/03/14

Público: 22.562 espectadores

Árbitro: Hernández Hernández

 

Real Valladolid CF: Mariño, Rukavina, Rueda, Mitrovic, Peña, Valiente (min. 59 Sastre), Rossi, Álvaro Rubio, Bergdich (min. 72 Valdet Rama), Guerra, Manucho (min. 66 Óscar).

Entrenador: Juan Ignacio Martínez Jiménez, “Jim”.

 

FC Barcelona: Valdés, Alves, Adriano, Piqué (min. 72 Sergi Roberto), Mascherano, Xavi, Busquets, Cesc (min. 61 Alexis), Messi, Pedro, Neymar (min. 73 Tello).

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

 

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com