Menu

nba17a

NBA - Semana #17

El Padrino

 

Toni Castarnado

Fotos: NBA

 

Verano de 2012. Final Olímpica de baloncesto en el O2 Arena de Londres. Acaba el partido, Pau Gasol se queda sentado en el banquillo con una toalla colgada al cuello. Está abatido. Ha estado a un paso de colgarse ese soñado oro ante el segundo equipo más potente de la historia del baloncesto, tras el legendario Dream Team de Barcelona. Como es un caballero, guarda las formas, pero anda fastidiado. No lo puede disimular, su gesto le delata. Y, aunque lo que sucede a continuación es extraordinario, no se inmuta, por más que, en su fuero interno seguro que está agradecido, incluso sorprendido. Uno por uno, los integrantes del equipo americano dirigido por Coach K hacen fila y le muestran el respeto que merece.

 

En ese momento, Pau Gasol es lo más parecido a “El Padrino”. Una imagen que vale más que mil palabras. Nadie lo diría tras ver cómo le ha tratado la prensa americana y su entrenador, Mike D´Antoni, en Los Angeles Lakers en los dos últimos años, justo después de ese maravilloso lance en suelo británico. Con el cierre de traspasos fechado a 20 de febrero, él era el principal foco de atención, había varios equipos interesados en un intercambio, se habló de Phoenix Suns, a última hora de los Charlotte Bobcats de Michael Jordan, y más tímidamente de Brooklyn Nets. Son dos cursos de rumorología, de estar más fuera que dentro, dos temporadas desastrosas de una franquicia a la deriva que se resiste al inevitable tránsito por la temida pero necesaria reconstrucción. En la primera de ellas hubo expectativas altas tras las llegadas de Dwight Howard y Steve Nash, la segunda tirada por la borda tras la lesión de duración indefinida de Kobe Bryant. No en vano, y aunque el jugador de Sant Boi ha estado lesionado -ha vuelto a las canchas tras el parón del All-Star, en el que ha estado en cuatro ocasiones-, en los últimos dos meses ha jugado a un nivel muy alto, muy cerca de ese 20-10 por el que ha rondado durante toda su carrera. Pues al fantástico ala-pívot no se le ha olvidado jugar a esto, a pesar de que da la sensación de que ha desperdiciado dos valiosas temporadas. Basta recordar que, antes de su sonado aterrizaje en Hollywood, los Lakers post-Shaquille O´Neal sólo entraron una vez en play-offs. Con Pau, dos anillos y una final más. En la primera cita, anulando y secando a Howard, demostrando que esa fama de blando no estaba justificada. En la segunda de esas finales contra Boston Celtics se tomó revancha de su intento fallido, dos años antes, y si no llega a ser porque el MVP de las finales tenía dueño, porque así estaba decretado, ahora él tendría ese trofeo en su casa. Por lo tanto, de memoria tendrían que tirar tanto la prensa como el público de la ciudad, si bien en deporte eso no sirve de nada.

 

nba17b

 

El único que lo tiene claro es Kobe, un defensor a ultranza de su amigo y compañero del alma. Él sí es consciente de su rol fundamental. Que Pau se haya quedado en Los Angeles no sabemos si es o no es una buena noticia. El futuro es el que hablará. Su suerte es que, a 31 de julio, podrá decidir dónde y cómo quiere seguir jugando a baloncesto. Tras estar su destino en el alero durante tanto tiempo, desde aquel baile con Houston y Nueva Orleans con Chris Paul de por medio, por fin le tocará decidir. Y, como es un tipo inteligente, sabrá cuál es la mejor decisión para un jugador que es más importante y relevante de lo que muchos creen. Con Drazen Petrovic y Arvydas Sabonis, que comían aparte, tras Dirk Nowitzki y a la par de Tony Parker, él es el jugador europeo más importante de los que han jugado en la NBA. Kukoc, Smits, Marciulionis, Schrempf -increíble esa canción de Band Of Horses titulada en su honor-, Stojakovic, Jasikevicius, Divac, Navarro y otros muchos estarían en esa lista, pero ese es el re-póquer definitivo. Su historial con la selección española le avala aún más, si cabe. En las pocas ocasiones que ha faltado a la cita, su entrañable grupo de amigos de cada verano no ha llegado ni tan siquiera a la final, por mucho que ellos compitieran como jabatos y tengan clase a borbotones. Por algo será que su ausencia pesa tanto, por su valor para ser un líder, para llevar la voz cantante.

 

nba17c

 

La ventaja de cara al próximo Mundial es que, como no jugará play-offs, llegará descansado al evento, seguramente con un destino que le ilusione en el horizonte, y con muchas ganas de dulce venganza y de callar bocas. A sus 34 años, todavía le queda escribir alguna que otra página gloriosa, le duela a quien le duela, y le alegre a quien le alegre. Y, si no, siempre le quedará volver a casa, le recibiríamos con los brazos abiertos. La Euroliga le falta en su palmarés, es otro reto. O llegar a la próxima cita olímpica en Brasil preparado para el envite y quitarse esa espina. Si bien eso está más complicado, se anuncia el fin de una era, la de la generación de los juniors de oro que tanto gozo nos ha provocado, la venerable ÑBA. Una curiosidad: su amigo Lamar Odom, del que prometemos hablar la semana que viene, ha sido noticia tras su desembarco en Vitoria. Él fue el pegamento en esos Lakers triunfadores junto a Pau Gasol. También se ha hablado largo y tendido del retorno de Howard al Staples, recibido entre sorna e improperios no reproducibles. A Superman le dio igual, se reía de la situación, humor no le falta. Esperemos que, si el mayor de la saga de los Gasol vuelve a su casa angelina si no continúa allí, le reciban como merece. Con el debido respeto. Como a “El Padrino”, como a Don Vito Corleone. 

 

El jugador de la semana: Podía haber sido compañero de equipo del protagonista del capítulo de hoy, pero no pudo ser, se frustró la operación. Hubiese sido interesante ver esa combinación sobre la pista. Al Jefferson es cualquier cosa menos un jugador glamouroso, por eso, aunque lo merezca, nunca jugará un All-Star. Ni falta que le hace, esa fiesta a él no le pega. Sobrio, con buen juego de pies, tiro aceptable y un defensor de campanillas, lleva en las últimas semanas unos números de infarto.

 

nba17d

 

El partido de la semana: Memphis Grizzlies vs. Los Angeles Lakers (Gasol vs. Gasol). Miércoles 26 a las 2 de la madrugada.

 

nba7d

Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.