Menu
hulka  

Hulka. Ley y desorden

Charles Soule, Javier Pulido, Ron Wemberly

Panini

7,3

 

 

Albert Fernández

 

Reconozcámoslo: Jennifer Walters es irresistible. Una chica capaz de dar sin problema con el siguiente paso a sus días, toda determinación, sagaz y capaz de hacer reír al más uraño, hermosa e imponente como pocas, compañera leal, colega de juergas con saque suficiente como para vaciar la barra del más famoso bar de abogados de NY. Y además, verde, gigante y súper-fuerte. Y abogada. Y superheroína.

 

 Shulkie nos tiene enamorados a todos los freakies del cosmos porque, pese a nacer como un personaje secundario, marginal, consecuencia del pavor setentero al plagio (un Hulk femenino, eso se lo podría haber sacado cualquiera de la manga en la competencia o en la tv, si no llega a ser porque Lee y Buscema se inventaron aquella famosa transfusión de sangre de Bruce Banner a su prima Jennifer), Hulka siempre se las ha ingeniado para colarse en los mejores escenarios y grupos de súpers de Marvel, desde los 4 Fantásticos con Byrne, a varias encarnaciones de Los Vengadores, y además ha llegado a disponer de varias etapas en solitario de lo más excitantes.

 

Está claro que John Byrne, que se saltó todas las normas aritméticas para incluir a la prima verde en los 4 Fantásticos, es el gran valedor del personaje, quien logró darle verdadero brillo con su ingeniosa y humorística serie de los años 90. Pero gente más joven, como Dan Slott en su más reciente etapa, o ahora Charles Soule, han sabido ver a dónde debía llegar Shulkie con el paso de los años. Y series como éste que comentamos no pueden ser más prometedoras. 

 

hulka2

 

Para empezar, Charles Soule, además de guionista, es abogado. De manera que uno puede intuir que las tramas que urda el que fuera responsable de etapas recientes en "Thunderbolts" y "La Cosa del Pantano" tendrán sus buenos asideros legales, aunque lo que realmente importa aquí es la capacidad para mezclar el mundo de la abogacía con el universo superheroico, y aplicar el tono adecuado a todo el conjunto.

 

Y en este primer tomo, Soule resuelve el caso con nota: su arco argumental empieza con el cierre de un ciclo y la apertura a otro, con Jennifer montando su propio bufet de abogados. Además, traza una línea sensacional que liga la vida laboral de Jennifer con el entorno Marvel, a través de un primer pleito que la lleva a enfrentarse ni más ni menos que con Stark Industries, con una primera vista donde se puede apreciar el afilado uso de jerga judicial que sabe gastarse el guionista. La cosa incluso mejora con la aparición del hijo del Doctor Muerte, el adecuado y deslumbrante cameo del abogado Marvel por excelencia, Matt Murdock aka Daredevil, el concurso de Patsy Walker aka Gata Infernal como investigadora, y las verdaderas aportaciones de Soule a la serie: sus nuevos y carismáticos personajes, la asistente Angie y su mono Hei Hei, y ese edificio donde Jen alquila su oficina, poblado de estrambóticos personajes con poderes. 

 

hulka3 

Aunque, seamos honestos, si algo destaca en la nueva serie de Hulka, más allá de la acertada ilación de tramas y el apropiado universo que teje Soule, es el soberbio apartado gráfico que proveen Javier Pulido junto con las portadas de Kevin Wada. El diseño de página de Pulido resulta siempre ágil y atractivo, su manera de interpretar a Jen es todo carisma, y sus finas líneas, reforzadas por los colores de Muntsa Vicente, hacen de este tebeo una encantadora perla de cultura pop. 

 

Por eso no tiene perdón de Odín que toda esa armonía y brillantez se rompa abruptamente con la irrupción del dibujante Ron Wemberly, un desastre de líneas gruesas, perspectivas hiperbólicas y feísmo ilustrado que cae como un cataclismo en la serie en los dos últimos episodios de este tomo. El trauma que da pasar de Pulido a este tipo, pobre, que no es que no sepa, pero a lo mejor pretende tener más personalidad de la que debiera en sus viñetas, es solo comparable al mal trago que nos llevamos al enterarnos que en EEUU acaban de cancelar la serie. 

 

Sí, porque, aunque en los siguientes episodios Pulido vuelve a los lápices, al parecer en yanquilandia el fandom no ha acabado de entregarse al encanto de una serie con un aliento tan genuino como ésta. Como los denuncie Jen, lo llevan claro. 

 

hulk4

Albert Fernández

En el desorden de los años, Albert Fernández ha escrito renglones torcidos en publicaciones como Mondo Sonoro, Guía del Ocio o Go Mag, tiempo en el que ha tenido oportunidad de ir de tapas con Frank Black o escuchar a Patrick Wolf bostezar por teléfono. Además, ha sido jefe de redacción de las secciones culturales de H Magazine, y ha aportado imaginación tras los micrófonos de Onda Cero, Cadena Ser y Scanner FM, donde facturó la sitcom musical de creación propia “2 Rooms”. Aunque sabe que no hay lugar mejor que aquel de donde viene, a Albert no le hubiera importado nacer en Gotham City o en el planeta Dagobah. Con tendencia a la hipérbole y a la imaginación desatada, Albert sigue buscando el acorde que dé la vuelta a sus días.

Lee lo útimo de Albert clicando aquí

albert@blisstopic.com

 

Más en esta categoría: « A dos velas Batman Eterno »