Menu
100-balas  

100 Balas: Hermano Lono

Brian Azzarello y Eduardo Risso

ECC Ediciones

8

 

Manu González

 

A uno se le queda cara de Voldemort cuando descubre en el texto final del tomo recopilatorio de la miniserie de "100 Balas: Hermano Lono", que el guionista norteamericano Brian Azzarello y el dibujante argentino Eduardo Risso pensaron en volver al universo de "100 Balas" una noche en Asturias, en la Semana Negra de Gijón de 2010 justo el mismo día que la Selección Española ganó el Mundial de Sudáfrica. No puede ser todo más surrealista. Y eso que sólo hacía un año que Azzarello y Risso habían cerrado la etapa de diez años que habían comenzado en 1999 con la publicación de los cien números para Vertigo de "100 Balas", una de las series policiacas más pintorescas del cómic mainstream norteamericano.

 

100-02

 

"100 Balas" nos contaba, en el fondo, el enfrentamiento entre la organización criminal mundial The Trust, una organización clandestina con más poder que los illuminatis y su brazo ejecutor, un comando paramilitar llamado los milicianos o Minutemen. Eso era, en el fondo, el guión de esta serie, pero en realidad Azzarello y Risso fueron creando un crisol de personalidades extremas a lo largo y ancho del continente americano radiografiando con certeza el gueto, la desesperación y la violencia de la venganza, gracias a un maletín con una pistola y cien balas irrastreables para la policía. Como en "The Wire", "100 Balas" era una serie con miles de detalles gracias a esos guiones sin contemplaciones con el lector de Brian Azzarello y unos dibujos tan repleto de dobles lecturas como el del genio de Eduardo Risso. Después de 100 números, muchos nos despedimos del Agente Graves, El Perro, La Lluvia y todos los Minutemen con tristeza.

 

100-03

 

Pero Azzarello y Risso querían contar otra historia violenta al más puro estilo "100 Balas" y nada mejor que contar con El Perro, Lono, un asesino hawaiano sádico y brutal, excepcionalmente fuerte y resistente que tantas alegrías nos había dado en la serie original. Aunque este dúo dinámico del cómic americano nos cuente siempre la misma historia (venganza y violencia), uno acude a su dosis como si fuera un yonqui en el último día de mono. El dibujo de Risso se sigue superando viñeta a viñeta y Azzarello sigue jugando con nosotros con esos bocadillos de pensamiento tan ajenos y tan certeros con la acción que se está desarrollando. "Hermano Lono" es más sádica y gore que la serie original (cosa de la fama, supongo), y nos cuenta como El Perro ha sido redimido en una misión católica de huérfanos en la frontera mexicana con Estados Unidos. Rodeado de narcos y pandilleros, cada noche viaja al pueblo a emborracharse pero le pide al alguacil que lo encierre a dormir la mona para no provocar problemas. Uno de los mafiosos más importantes del pueblo es asiduo a las misas del párroco de la misión, amigo y protector de Lono. Todo comenzará a torcerse cuando aparezca una bella y misteriosa monja americana en la misión y se descubra en su huerto unos cadáveres de narcos asesinados. Como siempre, Azzarello va tejiendo una intensa red de personajes rotos, situaciones límites y tensión que estallará violentamente al final del libro.

 

100-04 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com